Review Parks: Halloween Surprise

No hay comedia que se precie que no cuente con episodios especiales de Halloween en su haber y Parks, con sus cinco temporadas a cuestas, puede presumir de tener unos grandes episodios de Halloween, incluyendo el de esta semana. Está claro que Parks nunca superará la puesta en escena de series como Modern Family (por poner un ejemplo), pero consigue grandes resultados con los medios con los que cuenta. Esta semana, sin contar con una trama 100% relacionada con el Halloween han conseguido ofrecernos un episodio super completo al que no le ha faltado de nada.

Ron y Diane, Diane y Ron. Parece que por fin vamos a ver al impasible Ron Swanson en una relación sana y estable con una mujer que no se llame Tammy y si esa mujer encima es Lucy Lawless, mejor que mejor. Me gusta mucho la aparición de Diane en la vida de Ron, le está haciendo experimentar cosas nuevas y eso siempre se agradece tratándose de un personaje de rutinas como Ron Swanson. En este caso el hecho de que Diane tenga dos hijas y estas sean de lo más escandalosas hace que Ron se vea arrastrado a situaciones nunca vistas, como tener que ir de Trick or Treat en la noche de Halloween. Me gusta que Andy se sienta como uno más con las hijas de Diane, al final es el que consigue que Ron se esfuerce en aguantarlas.

Tiene que ser en la primer prueba de fuego en la que falle Ron, justo cuando Diane confía en él y le deja a solas con las niñas (y Andy) es cuando Ron toma una mala decisión. Su gestión de la crisis con la tiara habría funcionado si los implicados fuesen adultos y no dos niñas que lo único que quieren es comer caramelos y pasarlo bien con sus disfraces de princesas. La ruptura entre Diane y Ron es extraña, en el fondo están hechos el uno para el otro pero sus orgullos les impiden ceder ante el otro. Afortunadamente April y Andy convencen a Ron para que se disculpe e intente hacer un esfuerzo con las hijas de Diane. La última escena del episodio, yendo’Trick or Treating el 8 de noviembre es toda una declaración de intenciones.

La otra trama principal del episodio tiene, como no podía ser de otra forma, a Leslie como protagonista. Su relación con Ben va viento en popa y han decidido dar un paso más y mudarse juntos a una nueva casa (¿que me decís de ese momento WTF con Ann y Leslie bailando?). Parece que la cosa va muy en serio y la distancia ha conseguido animarles a dar el paso. Pero no todo son buenas noticias, ya que Ben consigue que su candidato gane las elecciones y eso le abre una nueva puerta profesional. Jennifer está convencida del potencial de Ben y quiere que le acompañe a Florida para evaluar a otro posible candidato. Esto lleva a Leslie y Ann a intentar animarse un poco queriendo darle un susto a Tom, pero lo que consiguen es provocarle un infarto al pobre Jerry.

El sentimiento de culpabilidad invade a Ann y Leslie y deciden organizar un rastrillo y subasta benéficos para ayudar a Jerry con las facturas médicas. Un gran gesto que termina yendose de las manos cuando Ben le comunica a Leslie que le han ofrecido trabajar para la candidatura en Florida. Esta claro que Para Leslie es importantísimo su futuro con Ben y no quiere que sus planes se puedan venir abajo pero tampoco puede evitar apoyar a su novio en lo que sería un gran salto profesional. Toda esa frustración hace que su atención se centre en mejorar la vida de Jerry aunque sea a costa de subastar una noche con Ann Perkins entre los asistentes. El resultado final de la subasta no es el esperado y Leslie decide dejar de luchar contra el destino y acude a la que iba a ser su nueva casa una última vez. Pero esta vez es Ben el que la sorprende y le pide matrimonio nada más verla. Todo un golpe en la mesa para demostrar que lo más importante es su futuro con ella. Todo un momentazo que pasará a la historia como uno de los mejores de toda la serie, por lo que implica para Leslie, para el resto de personajes y para el devenir de la temporada.

No puedo terminar la review sin comentar todas las tramas menores que hemos visto en el episodio, son muchas y todas muy buenas. Por un lado tenemos a Chris y Donna durante el visionado de Death Canoe 4. Me encanta como Donna se tira todo el episodio Twitteando sobre la película, haciendo lo mismo que en la cuenta oficial de Retta (la actriz que la interpreta) y como Chris poco a poco va mejorando su estado de ánimo. Ann por su parte, además de ayudar a Leslie con la subasta, decide dar carpetazo a sus relaciones pasadas y decide vender todo lo que le recuerde a sus ex novios en el rastrillo. De Chris vende todo su material deportivo, de Andy toda la ropa grunge y de Tom todas las cosas innecesarias que se compró. Por fin vemos a Ann intentando agarrar las riendas de su vida amorosa, a ver si podemos tener de vuelta a la Ann de las primeras temporadas. También vemos nacer la nueva idea de negocio de Tom ‘Rent-a-Swag’, que consiste en alquilar ropa por semanas.

Antes de despedirme quería repasar los disfraces de este episodio. El mejor sin duda es el de Rosie the Riveter de Leslie. Ann por su parte va de medallista olímpica y Chris va disfrazado de su mayor temor, hacerse viejo. Por su parte Ron sigue sin cambiar su disfraza de pirata y Andy se mete en el papel de policía cada vez más. Los que no he podido identificar si iban disfrazados eran Donna y Tom ¿alguien me ayuda? Para esta semana podemos esperar el regreso de Ben a Pawnee y todo lo que conlleva su nuevo compromiso con Lelsie, la cosa pinta muy bien ¡Hasta la próxima!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Parks: Halloween Surprise
4.5 (90%) 2 votes

Categorías: Parks & Recreation Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »