Review Parks: Citizen Knope

Citizen Knope

¡Detengan las rotativas, interrumpan los informativos, ya está aquí la última review de Parks & Recreation del año! Se que a estas alturas de la película, con ya casi tres semanas de retraso y a puntito de cerrar el año no hay mucho que decir, pero no quería que se terminase 2011 sin hacerle honor a la que por méritos propios debería de haberse alzado con el título a mejor comedia en la última edición de los TS Awards. Como ni podía ser de otra forma Parks cierra el año igual que lo empezó: a lo grande, Leslie suspendida de su trabajo temporalmente, su escándalo con Ben amenazando su candidatura y la Navidad a la vuelta de la esquina, un cocktail explosivo. El caso es que seguimos sumando episodios memorables a la lista y a este paso lo raro será ver alguno malo. Tranquilos, lo mejor de que la review se haya retrasado tanto es que así queda menos para la siguiente…

Si ver como Leslie era suspendida de su trabajo de forma temporal en el último episodio nos pilló por sorpresa, no ha extrañado nada verla intentando infiltrarse en la oficina por la noche para llevarse trabajo a casa, menos mal que estaba Chris por ahí para impedir que Leslie incumpla su sanción. La verdad es que el cold opening no ha sido nada del otro mundo pero nos sigue mostrando las caras más excentricas de dos de los personajes más exagerados de toda la serie. La verdad es que Chris, a pesar de ser un personaje fácilmente odiable, me gusta bastante, creo que le da un aire de locura diferente a lo que nos tiene acostumbrados la serie y verle así vestido a esas horas de la noche no tiene precio.

El caso es que Leslie tiene prohibido trabajar durante un tiempo pero eso no impide que les haga regalos de Navidad a sus compañeros de trabajo. Geniales todos y cada uno de ellos, sobre todo los de Ron (puertas que se cierran automaticamente en su despacho) y April (un cuadro de ella matando a los Black Eyed Peas). Sabemos de sobra que Leslie siempre da el máximo por sus compañeros y este año Ron decide que va siendo hora de que le devuelvan el gesto entre todos y hasta se atreve a decidir el regalo, que no es otro que una maqueta del departamento en madera. Aunque poco le dura la ilusión a Ron, ya que Ann consigue convencer a todos para que la maqueta sea de galletas de gengibre y caramelos en vez de madera. Me ha parecido buenísimo ver a Ron tan sentimental con todo el tema de la Navidad y el regalo de Leslie, da igual lo que haga este personaje que siempre lo hace bien. Chapó también para Andy, que sigue con sus ideas de niño grande y para Donna, que ha aportado lo suyo en esta trama.

Citizen Knope

Tras mucho intentarlo y sin obtener mucho resultado Ron decide abandonar el proyecto de la escala en galletas para centrarse en un regalo paralelo por su cuenta, dejándole a Andy las labores de construcción con elementos comestibles. El resultado, como es de esperar es espectacular, la maqueta del departmento es clavadita y con todo lujo de detalles. Leslie tiene todas las razones posibles para emocionarse como lo hace, aunque el auténtico regalo no sea ese, pero eso lo dejamos para el final de la review… Así que cambiamos de tercio y nos centramos en Ben, otro de los damnificados del escándalo, que tiene que buscar trabajo si quiere seguir disfrutando de la vida en Pawnee. Ha sido una trama un poco extraña, hemos visto a Ben cruzandose con varios personajes muy secundarios (salvo Jean Ralphio) de la serie. Primero vemos como tiene una entrevista para un puesto de contable en una empresa de contabilidad con Barney, el loco que se dedica a ir vediendo el software de contabilidad casera y que hemos visto un par de veces antes en la serie. Genial el chiste de la calculadora: “Calc-u-later!” y las risas que se echa el friki, desdeluego Ben encajaría a la perfección en la empresa, pero es cierto que si quiere darle un giro a su vida tiene que buscar algo más atrevido.

Su segunda entrevista es con el mismisimo Dennis Feinstein para llevarle la contabilidad a su empresa de perfumes. Lo mejor sin duda ha sido ver al CFO actual sentado en una esquina de la sala temblando de miedo pensando que le van a despedir ahí mismo, todo un espectáculo el señor Feinstein. Pero aun así Ben no termina de verlo claro y rechaza la oferta, y es precisamente ahí es donde entra en juego Jean Ralphio, con el que se cruza al salir de la entrevista y con el que tiene una conversación de lo más rara, mezclando trenes a escala, depilación brasileña y lecciones de vida propias del mismisimo Steve Jobs. Mira que Jean Ralphio puede ser cansino a veces, pero en este caso actúa como la voz de la cordura y le hace ver a Ben que necesita ser un poco más arriesgado con su vida, por lo que decide dejar la búsqueda de trabajo aparcada de momento, veremos que nos depara el nuevo año.

Citizen Knope

Y entre todo este lío tenemos a Leslie, protagonista absoluta de la serie más que nunca y que ve como los días van pasando y sus ansias por trabajar no van a menos. El estrés por no poder trabajar afecta poco a poco a los que le rodean hasta que Ben da con la solución perfecta. Leslie decide actuar desde el otro lado de la barrera, como ciudadana de Pawnee que se preocupa por el estado de sus parques. Ha sido genial ver como organiza al grupo de mujeres de Pawnee para presentar su queja ante el departamento que hasta hace pocos días dirigía ella. Me quedo con su enfrentamiento con Chris, mezclando odio y cariño a partes iguales y con las locuras que se le ocurren cuando está estresada, como mezclar azucar y sal para crear un nuevo condimento: Salgar.

Pero la trama de Leslie no se centra solo en su periodo de inactividad laboral, también se centra en su campaña y el efecto que su escándalo con Ben ha tenido en su imagen. Tras reunirse con sus asesores, deciden que lo mejor es mantenerse a cubierto mientras realizan encuestas para determinar el impacto del escándalo. Lo que nadie se imaginaba es que esas encuestas iban a reflejar unos resultados tan sumamente malos, la reputación de Leslie ha caído a niveles mínimos y sus asesores deciden que no van a seguir adelante con la campaña. Un duro golpe para Leslie, que en ningún momento ha hecho nada realmente malo y que siempre ha tenido el beneficio de Pawnee como su máximo objetivo. La verdad es que esperaba que en el último momento fuese Ben quien salvase los muebles y se convirtiera en el Director de Campaña de Leslie, pero parece ser que los guionistas le tienen guardado otro destino a su personaje. Y es aquí donde llegamos al verdadero regalo que los compañeros de Leslie le hacen por Navidad. Todos y cada uno de los integrantes del departamento de Parques van a encargarse de gestionar la campaña de Leslie, desde Andy y April a Jerry y Donna, incluso Ann se suma al equipo. Un gran regalo y un gran final de mitad de temporada, aunque nos deja la nota agridulce de Ben.

Citizen Knope

En resumidas cuentas, otro gran episodio de Parks que nos vuelve a dejar muchísimos puntazos y que avanza en dos de las tramas más importantes de la temporada. Me quedo con varias escenas del episodio, como Andy comiéndose los m&m plateados, Ron Swanson a punto de llorar con el regalo que le hace Leslie, las apariciones de Barney, Jean Ralphio y Dennis Feinstein, el hecho de que se metan con los Black Eyed Peas de una forma tan cantosa como en The Office o ese final con Jean Ralphio intentando trabajar para la empresa de contabilidad. Sigo pensando que Ben sería el candidato perfecto para organizar la candidatura de Leslie, pero ya no se hasta que punto eso se podrá convertir en una realidad, no se que será de Ben pero espero que le encuentren acomodo rápido, no me gusta verle vagando por la serie. Y con esto concluimos las reviews de Parks de 2011, volveré a mediados de enero con los nuevos episodios, por el momento solo puedo disculparme por el retraso en esta review ¡Qué tengáis una buena salida de 2011 y mejor entrada en 2012!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »