Review Parks: Bowling for Votes y Operation Ann

Bowling for Votes

Iba a empezar comentando lo muchísimo que me ha gustado Bowling for Votes, pero voy a tener que comenzar con el dato de audiencias del mismo. No sabía este dato hasta segundos antes de ponerme a escribir la review y cual es mi sorpresa cuando leo que este ha sido el episodio con menos audiencia de TODA la serie, con 3,49 millones de espectadores… ¡Anonadado me hallo! Yo que iba a empezar la review todo feliz por el gran episodio que nos han brindado Leslie y compañía y ahora tengo que empezar con semejante bajón. Pero no desesperemos, algún día el público más generalista se dará cuenta de la gran serie que tienen delante y Parks tendrá el reconocimiento que se merece. Por otro lado, Operation Ann ha subido ligeramente las audiencias, una buena noticia para otro gran episodio, dos enormes capítulos en una sola review… ¿se puede pedir más? (seguramente puntualidad, lo sé)

Parece que tras el desastroso relanzamiento de campaña, los chicos de Knope 2012 han conseguido captar la atención de los votantes de Pawnee. Para medir como esta la temperatura electoral el equipo de Leslie realiza una serie de Focus Group con gente escogida al azar para ver que aspectos de Leslie gustan y que aspectos podría mejorar para conseguir más votos. Es genial ver a Leslie al otro lado del cristal intentando encajar como buenamente puede los palos que le van dando algunos sujetos, sobre todo el que dice que no se iría a jugar a los bolos con ella. Todo un insulto para Leslie, que comienza a poner en marcha un plan para dale la vuelta a la tortilla, aunque ello le pueda costar la perdida de algunos otros votos. Es increíble como una serie que comienza con el único objetivo de convertir un descampado desolador en un parque se haya convertido en toda una carrera electoral evolucionando temporada a temporada, por eso me gusta tantísimo Parks.

El plan de Leslie para conectar con sus votantes y dar a conocer su lado más personal consiste en organizar una noche de bolos y a la que esta invitado (lógicamente) el tipo que dijo que no jugaría con ella a los bolos en el Focus Group. Me gusta ver como Ben y Leslie tienen diferencias de opinión, no todo es color de rosa y menos cuando está en juego un cargo político. Para acompañar a Leslie en esta trama tenemos a Ben intentando organizar un poco el evento y a Ann, Ron y Tom echándose una de las mejores partidas de bolos que he visto en mi vida. Vamos con Leslie y su duelo con Derek, otro personaje ‘Made in Pawnee’ y que no dudo volveremos a ver en un futuro, un enemigo más que añadir a la lista de Leslie. El caso es que todo parece ir sobre ruedas, de hecho Leslie (y sus dotes de detective) sabe como engatusar a Derek a la perfección: un poco de cerveza, unas alitas de pollo y una partida de bolos. Sorprende ver que Leslie se deje ganar a los bolos con tal de ganar un voto, aunque al final la jugarreta no da resultado y Derek confiesa que no piensa votar a Leslie. Ben ya llevaba varios minutos avisando de la posible catástrofe, pero Leslie no piensa ceder con tanta facilidad.

Bowling for Votes

Lo que empieza como una partida amistosa se convierte en una apuesta con un voto y un mes de limpieza hogareña de por medio. Se intuye desde el primer momento que Leslie es una grandísima jugadora de bolos y no tardamos en ver como limpia el suelo con Derek, que tras haber bebido un poco más de la cuenta y con el calentón del momento decide insultar a Leslie delante de Ben. Creo que nunca hemos visto a Ben reaccionar de una forma tan improvisada ante nada ni nadie, el caso es que le endiña un buen puñetazo a Derek y justo después se empieza a dar el lote con Leslie al más puro estilo ‘malote del barrio’. Lógicamente todo esto se convierte en un escandalo más para la campaña de Leslie, aunque el giro final en el que ella decide no pedir disculpas y consigue demostrar que Derek es un gañan acaba obteniendo unos grandes resultados en el siguiente Focus Group. Me ha gustado mucho ver que Leslie y Ben se enfrentan a los problemas de cara, nada de dimisiones y de esconderse.

En la misma bolera pero en otra pista distinta tenemos la partida entre Ann (o Girl como la nombra Ron en el sistema), Tom y Ron. Genial guiño a la película ‘Drive’ en el atuendo de Tom, con esa chupa con un escorpión dorado bordado en la espalda. La verdad es que ha sido una de las mejores tramas del episodio de principio a fin. Para empezar tenemos a Ron en uno de sus restaurantes favoritos de Pawnee debido a su precio tan económico soltando frases tan grandes como “When I eat is the food that is scared” y dándonos su visión sobre los bolos: “Recto y al centro, todo lo que se salga de ahí convierte esto en patinaje artístico”. También tenemos al gran Tom y sus motes para el marcador sin saber siquiera como lanzar la bola pero aun así haciendo un pleno tras otro; y por último tenemos a Ann, un poco perdida en toda esta historia pero aun así integrándose muy bien con estos dos elementos. Ha sido muy grande ver a Ron lesionando a Tom intencionadamente para que no le gane la partida y a Tom llorando como una niña, lo mejor de todo es que al final gane Tom la partida con su peculiar método de lanzamiento. Mentiría si dijera que el final del episodio no ha sido para mi uno de los mejores de toda la serie. Ver a Ron Swanson de incógnito en la bolera practicando el lanzamiento de Tom ha sido brutal, sobre todo cuando le coge el tranquillo y hasta se emociona cada vez que hace un lanzamiento. Ron es, sin duda, uno de los personajes de comedia más en forma de la televisión actual.

Bowling for Votes

Y para terminar con Bowling for Votes tenemos a Jerry, Donna, Chris, Andy y April realizando llamadas intentando conseguir financiación para la campaña de Leslie. Un grupo de lo más extraño pero de lo más gracioso. Me ha gustado ver que April y Andy ejercen de anfitriones y la casa esta bastante decente, al final Ben les ha conseguido amaestrar. Pero lo mejor sin duda es ver a Chris con su actitud hiper positiva y los efectos que tiene en April. Lo que comienza como una competición sana por llevarse unos tickets de cine acaba convirtiéndose en una obsesión para April, capaz de ‘socializar’ con la gente a unos niveles nunca vistos en ella. Toda la historia con Millie rompiendo con Chris me ha parecido un poco cruel, hasta me dan ganas de echarle la culpa al poble Jerry como hacen los demás. No creo que Chris se merezca que le dejen, pero si que es verdad que él hizo lo mismo (incluso peor) con Ann en su día. Creo que Millie podía haber ofrecido mucho en futuros episodios, pero es cierto que dejar a Chris a servido para que veamos la cara más humana de April, regalándole los tickets a Chris para que vaya con ella y con Andy al cine, todo un gesto. Aun siendo la trama secundaria del episodio creo que nos ha dejado grandes momentos, sobre todo cuando se ve a cada uno conversando con los donantes y utilizando sus distintas armas de negociación. Por fin podemos dar la enhorabuena a los guionistas por habernos dado una ración generosa de Donna y Jerry, los grandes olvidados de esta serie.

Cambiamos de tercio y nos centramos en Operation Ann, el episodio de la semana pasada. El episodio de San Valentín de esta temporada centrado, casi por completo, en Ann Perkins y su vida sentimental. Llevamos mucho tiempo comentando lo perdida que parece estar Ann desde que lo dejó con Chris. Parece que Leslie también se ha dado cuenta y no está dispuesta a consentir que su mejor amiga siga sin conocer al chico adecuado. Pero antes de San Valentín tiene que venir el tradicional Galentines Day donde Leslie agasaja a sus amigas con regalos y piropos. Un buen comienzo de episodio donde podemos ver, auqnue sea unos pocos segundos a la madre de Leslie y donde podemos conocer un poco más la vida sentimental de personajes tan misteriosos como Donna.

Operation Ann

Puede sonar un poco ‘Cheesy’ pero me gustan los episodios de San Valentín de esta serie, siempre tienen mucha chicha y el tradicional baile de parejas organizado por el departamento de Parques siempre nos tiene preparada una buena.  En este caso Leslie ordena a sus compañeros que lleven a un soltero a la fiesta para poder presentárselo a Ann, un movimiento un tanto arriesgado conociendo a los trabajadores del departamento de Parques. Siempre se agradece ver a April metiendose con Ann y en este episodio ha sido la monda, no solo le da un par de palos en el desayuno de Galentines Day sino que no quiere ayudar a Leslie. Al final vemos que April no es tan mala como parece, pero llevar a Oren como soltero para Ann es toda una declaración de intenciones. Peor es el caso de Jerry, que sin querer contacta con un tío interesado en pasar una velada agradable, pero no precisamente con Ann. Leslie también aporta un par de candidatos, aunque no terminan de conectar con la principal interesada.

Es agradable ver que Ann y Tom poco a poco van suavizando su amistad, de hecho según avanza el episdio es Tom el que se dedica a amenizar la velada de Ann, sobre todo cuando esta se da cuenta del juego de Leslie y decide seguir el rollo y conocer a todos los candidatos. Al principio de la serie y durante la segunda temporada Ann y Tom han tenido sus diferencias, es cierto que Tom va de chulo y le encanta mostrar su particular estilo y eso es algo que a Ann nunca le ha gustado, pero nunca digas nunca. Tras muchos intentos fallidos por dar con el hombre perfecto Ann decide que es el momento de irse a casa, aunque realmente se vaya con la única persona que ha conseguido sacarle una sonrisa en toda la noche: Tom. A mi me ha sorprendido tanto o más que a Leslie, pero visto en frío tiene sentido, no se trata de conocer al amor de tu vida sino de pasar una velada agradable y divertida y para eso Tom es perfecto. Por un momento nos han hecho creer que era Chris el ‘afortunado’, sobre todo después de ver lo mal que se ha tomado su ruptura con Millie. Su labor como DJ deja mucho que desear, con música súper deprimente y oscura, y tan solo mejora cuando Leslie le hace ver que cuando él dejó a Ann ella pasó por lo mismo y ahí esta, rehaciendo su vida poco a poco. En definitiva, me ha gustado ese giro final aunque creo que no tendrá mucho futuro, lo veo más como un guiño esporádico a los fans de Tom y Ann.

Operation Ann

La otra trama del episodio ha sido grandiosa, no solo por el equipo que forman Ben, Andy y Ron sino tambien por la gran búsqueda del tesoro que le organiza Leslie a Ben y que rápidamente capta la atención de Andy y Ron. No esperaba menos por parte de Leslie, este es el primer San Valentín con Ben y ha de ser recordado por ambos durante muchísimo tiempo. Me ha sorprendido que se separasen durante el baile, pero es cierto que ha merecido la pena. Todo el comienzo de la búsqueda del tesoro ha sido muy buena, con un Cryptex imitando al de ‘El Codigo Da Vinci’ y con un Ben incapaz de abrirlo, menos mal que Andy esta en todo y le aconseja que acuda a Ron. Brutales las escenas en la que tanto Andy como Ron le preguntan a Ben si ha probado a usar la palabra F**K en e Cryptex, y eso que tiene que ser una palabra de 5 letras.

Podréis decir que siempre digo lo mismo, pero es que en cada episodio Ron Swanson se supera poco a poco. En este caso vamos descubriendo poco a poco su pasión por los acertijos y las pistas que llevan a pistas más complejas todavía. Como si de un niño se tratara va poco a poco emocionándose con la búsqueda hasta el punto de acaparar la mayoría de las pistas plantadas por Leslie. Si además le juntamos con Andy las risas están aseguradas. No se que ha sido mejor, si ver a Ron entrando en el bar gay The Bulge y ligar involuntariamente con el personal o ver a Andy rompiendo el cristal de la urna con el mapache disecado. Al final del día y tras muchos esfuerzo Ben consigue dar con lalocalización tan especial en la que le esta esperando Leslie, que no es otra que el monumento memorial de Li’l Sebastian. En el foro muchos coinciden en resaltar que una de las mejores cualidades de Ben es su capacidad para conectar con el espectador, sobre todo cuando dice o hace algo sabiendo que piensa absolutamente lo contrario, en el cao de hoy ha sido al admitir que por fin sabe lo que significa Li’l Sebastian y que por eso le ama tanto como Leslie. Queda oficialmente instaurada la ‘Ben Face’ por orden y decreto del Foro Todoseries.

Operation Ann

El final del episodio ya nos lo sabemos, Tom y Ann tomando una copa y pasándoselo bien, y lo mejor de todo es que April ha sido una de las principales culpables de que eso terminase ocurriendo. En el fondo si que se preocupa por Ann y le echa un cable para que al menos lo pase bien en una noche tan ‘especial’ como esa. Pero un episodio tan grande no podía terminar sin un epílogo igualmente grande. Ver a Ron recordándole a Leslie que su cumpleaños esta cerca y que NO quiere una búsqueda del tesoro como la de Ben y justo después admitiendo que si que la quiere ha sido simplemente genial.

En definitiva y para cerrar esta interminable Review, dos grandes episodios que no pueden llevarse un nota por debajo de cinco estrellas. Sigo diciendo que Parks es una de las comedias más en forma (aunque las audiencias se empeñen en demostrar lo contrario) y la verdad es que todo aquel con el que lo comento, y que sigue esta y muchas otras comedias, coincide conmigo. Seguramente me deje muchos puntos y grandes detalles de los dos episodios, pero la memoria tiene un límite, además creo que es mejor acordarse de ciertas cosas sin necesidad de leerlas. El episodio de esta semana se titula Dave Returns y, como bien indica el título supone el regreso (al menos por un episodio) de Dave, el ex novio de Leslie interpretado por Louis CK, pinta muy bien ¡Hasta la próxima review!

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Parks: Bowling for Votes y Operation Ann
5 (100%) 2 votes

Categorías: Parks & Recreation Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »