Review Pan Am: The Genuine Article

La pasada semana la ABC encargó cinco guiones más de Pan Am. Una buena noticia en medio de un mar de desastrosas cifras que nos hacen temernos lo peor. Las audiencias de Pan Am no mejoran pero parece que la cadena tiene la intención de quemar todos los cartuchos antes de cancelarla. Mientras tanto, el nivel de la serie se mantiene con The Genuine Article y, aunque podríamos decir que Maggie Ryan es su protagonista, la estrella sigue siendo ella, Kate Cameron. ¿Lo comentamos?

Como decía Maggie Ryan es la protagonista de The Genuine Article, al menos, los flashbacks están centrados en ella. Maggie no es santo de mi devoción, la veo, al menos hasta ahora, previsible, estereotipada y, en ocasiones, algo sobreactuada. Sin embargo, la sobrecargo ha ganado puntos en este episodio. El incidente que protagonizó con Miss Havermayer ha tenido sus consecuencias y Ryan ve peligrar su sueño, un sueño conseguido a base de tesón y mentiras. El viaje a su vida pasada le hace un gran favor a este personaje, en los flashbacks vemos a una mujer que trata de huir de la cárcel que parece ser su vida.

Atrapada sirviendo cafés y huevos con bacon en un diner de carretera, se decide a seguir el camino que le marca un camionero que no tuvo el valor de perseguir sus anhelos. Una suplantación de identidad en Berkeley y un par de mentirijillas para entrar a formar parte del selecto grupo de azafatas de Pan American World Airways llevan a Ryan hasta donde está.

Como suele decirse, las mentiras acaban por salir a la luz y en el caso de Maggie lo hacen en el peor momento posible. Detenida junto a la cándida Laura en una comisaría de Rio y rodeada de policías corruptos, Maggie descubre su secreto: No sabe hablar portugués. La habilidad que le dio el trabajo no existe. A estas alturas del episodio mi nivel de curiosidad por este personaje había crecido casi tanto como el enfado de Laura Cameron al enterarse de que Ryan es, en cierta manera, una impostora.

La pequeña de las Cameron tiene un código moral muy estricto. Uno en el que está permitido abandonar a un hombre al pie del altar pero que condena la deshonestidad de Maggie. A pesar de lo que pueda parecer, las circunstancias que las llevaron a Pan Am no son tan diferentes. Nadie esperó nunca nada de mí, dice Ryan. Su futuro se limitaba al diner. En cambio, todas las expectativas de la familia Cameron estaban depositadas en Laura. Ella estaba llamada a ser amante esposa, madre y ama de casa. Las sensaciones que las impulsaron a huir no parecen tan distintas, ¿verdad?

La historia culmina con Ted rescatando a sus damiselas y con Maggie en la sede de la aerolínea aprendiendo portugués. Sí, Ryan conserva su trabajo pero lo hace a costa de Dean Lowery.

El viaje a Rio ha sido movidito para el capitán. La historia con Ginny Saddler continúa y, como ya intuíamos, ella no es una simple secretaria. Esta trama puede resumirse en la escena de la cena. En ella queda claro que a Ginny le gusta el riesgo y que Mr. Henson no es tonto. El vicepresidente de Pan Am viene a decirle sutilmente al capitán que se ande con ojo. Ginny no es su secretaria, es algo más importante: su amante, suya y de nadie más.

Dean puede verse envuelto en más problemas de los razonables por una aventura pasajera pero, al final del episodio, vemos que quizá sea algo más que un affaire. Ginny está enamorada de Lowery, al menos eso le asegura en la cabina del Clipper, mientras Maggie escucha tras la puerta. Una información que Ryan sabe cómo utilizar y que seguro que tendrá consecuencias para Dean. Veremos.

Vayamos con Kate que, en esta ocasión, se queda en Nueva York. ¡Qué personaje tan maravilloso! Seduce, engancha y enternece. Kate se encuentra en The Genuine Article en la encrucijada a la que todo agente secreto debe enfrentarse, la de elegir entre su vida personal y su vida profesional. Las cosas con Niko Lonza le van como la seda pero Richard Parks llega dispuesto a quebrar la felicidad de la pelirroja. Richard le pide que investigue a Niko y su próximo viaje a su Yugoslavia natal. Kate debe descubrir de qué lado está su amado.

No puedo negar que me hubiera gustado que Lonza militara en el bando contrario, más que nada para ver cómo hubiera actuado Kate en ese caso, pero la idea de que su nueva misión sea tratar de reclutar a Niko como espía del servicio secreto estadounidense no me desagrada.
La trama me ha encantado, como todas las protagonizadas por Kate, pero es que, además, Niko Lonza es otro gran personaje. La historia de su vida, el relato de lo que pasa en su país, la situación por la que pasa su primo… su forma de explicar las cosas es hipnotizadora. Pero Lonza me ha ganado por completo en dos momentos. El primero en el parque de atracciones: Mi mente está llena de ti. Me acuesto así, me levanto así. Me sigues como un fantasma… Una declaración de amor tan bonita que hasta da asquete.

La segunda, junto a la jukebox, tras escuchar discurso de Martin Luther King, escogiendo una canción que es más que una canción, Walk like a Man, luchar por aquello en lo que crees. El plano se les queda corto, la química entre ambos personajes es infinita. De vuelta a casa llegan los problemas: Niko debe ir a Belgrado para ayudar a su primo. Mi mente está llena de ti también es la despedida de Kate.

Y en el parque, una nueva misión: conseguir que Niko se convierta en un aliado. Palabras mayores, algo para lo que Kate no se siente preparada pero Richard sabe muy bien que carta jugar para convencerla: la del miedo. El que Kate siente ante la posibilidad de que Niko muera a causa de sus ideas sobre el régimen de Tito

Ahora sí, concluimos el repaso a The Genuine Article, otro episodio casi perfecto. Un único fallo: que Colette Valois está completamente desaparecida. Desde aquí reclamo una trama para ella ¡de inmediato!

Es vuestro turno, ¿qué tal The Genuine Article?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »