Review Orphan Black: By Means Which Have Never Yet Been Tried

By Means Which Have Never Yet Been Tried

“By Means Which Have Never Yet Been Tried” (“Por medios que hasta entonces nunca habían sido intentados”) ha sido el sprint final de la segunda temporada de Orphan Black. Una carrera en todos los sentidos, con un ritmo vertiginoso en algunas partes, zigzagueando entre las dificultades y con giros inesperados que nos han regalado una gran finale. Un episodio que ha abrazado los mejores y los peores aspectos de esta temporada donde hemos vivido un constante tira y afloja entre los intentos de la serie por dotar de realismo a sus tramas y las ganas de profundizar en su propia mitología.

Los primeros compases van a ser frenéticos y van a presentarnos la decisión de Sarah de entregarse al Dyad para poder estar con su hija. La escena intercala imágenes de Sarah siendo interrogada con imágenes anteriores de la propia Sarah, Félix y Mrs. S. lidiando con la culpa por lo ocurrido e intentando averiguar cuál podría ser su movimiento para recuperar a Kira.

Afortunadamente Kira ha aprendido muchas cosas de su madre, como quitarle el móvil a su enfermera y ponerse en contacto con su padre. El regreso de Cal y sus habilidades informáticas van a revelar que el Grupo Dyad es un gran conglomerado de corporaciones con un objetivo conjunto para tratar de hacer efectiva una ley de patentes de biogenética en todo el planeta.

Uno de los principales activos con los que cuentan para conseguirlo es una de sus propias creaciones. Rachel va a quitar de en medio a Delphine mandándola a Frankfurt para que no trabaje más con los clones y va a traer al Dr. Nealon para encargarse de la enfermedad de Cosima y de intervenir a Sarah. Sus planes pasan por conseguir de su padre todos los secretos de las secuencias genéticas a las que no tienen acceso y someter a Sarah a experimentación. Pero el doctor Duncan no está por la labor de colaborar en la aberración en la que quieren convertir su investigación y opta por envenenarse a sí mismo (la versión suicidio con bolsa de té nunca la había visto). Y con su muerte se lleva sus secretos (¿o no?). Comprobamos de nuevo la ambivalencia en las secuencias de Rachel donde no sabemos si estamos delante de sentimientos reales por la pérdida de su padre o ante simple ira por no conseguir aquello que deseaba.

Y entonces hemos llegado al punto donde hemos vivido uno de los mayores saltos de la serie hasta la fecha, con la revelación de que el ejército tiene una línea de clones masculinos (y me alegro de que no hayan optado por convertir a Félix en el modelo de clon porque Félix es único y debe seguir siéndolo). Ya habíamos conocido a uno de ellos: Mark, el acólito del culto prolethean. Después hemos visto dos más, un soldado escoltando a Helena y otro encerrado como conejillo indias psicótico en casa de Marion Bowles. Es un gran giro argumental aunque no del todo sorprendente. El “Proyecto Castor” en el que se engloba la producción de dichos clones, tal y como el “Proyecto Leda” de sus congéneres femeninas, hace clara referencia a los personajes de la mitología griega de los que toman prestados sus nombres, donde Leda es madre de dos parejas de gemelos, dos niños y dos niñas, uno de cada de padre humano y otro de padre divino, el rey de los dioses griegos en este caso. Castor es el nombre de dicho hijo de Zeus.

Clon masculino

La posibilidad de que hubieran intentado crear una línea de clones masculinos siempre me rondó por la cabeza. La serie, sin embargo, abre una gran cantidad de nuevas cuestiones. Esta línea de clones masculina puede dar pie a historias tan interesantes como la femenina aunque debemos esperar a comprobar si la actuación de Ari Millen, actor que da vida a los clones masculinos, está a la altura de la de Maslany, actriz que, por cierto, el pasado 19 de junio ganó el premio Critics´ Choice TV Awards a la mejor actriz dramática de televisión, por segundo año consecutivo. Merecidísimo.

El hecho de que el “Proyecto Castor” acabara en manos de los militares es totalmente lógico. El Instituto Dyad se hizo con la línea femenina para observarla y experimentar con ella. Los militares cogieron la línea masculina y la convirtieron en un activo con grandes perspectivas.

Cumplen además doble propósito al dar sentido al personaje de Paul, al que, a día de hoy, considero el más flojo de la serie. Paul fue un agente doble que nunca dejó de trabajar para el ejército y le hemos visto por fin recuperando su verdadera identidad.

Pero este descubrimiento no ha sido el único que nos han guardado para la finale. Marion Bowles, la ejecutiva del Dyad, tiene como hija adoptiva a Charlotte, un clon de ocho años de la línea de Sarah y sus hermanas, que fueron creadas años más tarde con mucho menos éxito. De hecho Charlotte es la única superviviente del fallido proyecto. Las preocupaciones de Marion, que en un principio parecen propias de una madre, se diluyen a los pocos minutos cuando comienza a hablar de beneficios económicos. Y aunque la nueva alianza de Sarah y Mrs. S. con la señora Bowles queda pendiente de la entrega de Helena a un destino desconocido, me encanta saber que el recorrido de Michelle Forbes en Orphan Black puede ser largo. Siempre y cuando BBC América decida renovar la serie, por supuesto, posición sobre la cual la cadena todavía no se ha pronunciado.

Lección de ciencias

Orphan Black nunca es tan convincente como cuando se convierte en un drama basado en sus personajes y en este episodio ha tenido su máximo exponente en todo lo que ha tenido que ver con Cosima.

Hemos podido disfrutar de una notoria escena suya dándole a Kira una lección de ciencias. La intercalación de imágenes de la clase de física a la niña con la práctica de la misma que hacen Cosima y Scott, preparando una distracción para que Sarah pueda escapar, resulta brillante (aunque estoy segura de que a Rachel no le ha gustado en absoluto). Su determinación de ayudar a Sarah, incluso cuando ella misma está luchando por su vida a cada minuto, ha sido uno de los momentos más conmovedores de un episodio que ha resultado grande para nuestra científica. Para confirmar esta opinión nos dejan su acto final con Kira, cuando la niña le pide que le lea el libro “La isla del Doctor Moreau”, libro que el doctor Duncan regaló a la pequeña con gran intención, y donde Cosima descubre todos los apuntes de éste, que, sin lugar a dudas, tendrán un valor incalculable en el futuro.

Pero ninguno de los momentos anteriormente mencionados han sido, en mi opinión, lo mejor de la finale. Lo mejor ha sucedido en el apartamento de Félix, cuando Helena ha conocido por fin a Cosima y a Alison y el baile posterior que se ha marcado toda la “familia”, escena, que por otro lado, ha debido de ser una pesadilla técnica. Como muchas otras veces han hecho hasta ahora, con los pasos de baile nos han diferenciado claramente la personalidad de cada clon. Ellos saben que la lucha está lejos de haber acabado pero todo lo que pueden hacer esa noche es reconfortarse mutuamente. Puede que no se trate más que de un instante emotivo pero nos lo han querido regalar para dejarnos claro lo mucho que han llegado esas mujeres a significar unas para otras.

Bailando

Y así, con grandes expectativas y un futuro incierto nos despedimos de Orphan Black por el momento. Espero de corazón tener buenas noticias en breve que nos hablen de la renovación de la serie por una tercera temporada, que deseo disfrutar tanto como he disfrutado las dos anteriores. Y a vosotros, ¿qué os ha parecido el episodio final?

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Orphan Black: By Means Which Have Never Yet Been Tried
4.9 (98.97%) 39 votes

Categorías: Orphan Black Reviews Etiquetas: , , , ,

13 comentarios

  1. kmj

    Buen final para una buena serie que mejora gracias a la actuacion de Tatiana.
    No creo que el otro actor este a la altura de ella en cuanto a diversos registros interpretativos, pero siempre se podra excusar en que a priori los clones criados en el ejercito tendran un caracter mas parecido y acorde a las doctrinas militares que sus homologas femeninas que se criaron cada una en diversas culturas y familias.

  2. ¡Cómo he disfrutado y he sufrido con el episodio!
    ¡Qué de amagos de muerte de Cosima! ¡Casi me da algo!
    Me ha encantado, he disfrutado muchísimo.
    Me encanta como han desarrollado la personaje de Rachel y la interpretación de Maslani con este personaje se encumbra todavía más. Qué pasada.
    Lo de que el clon masculino no podía ser Felix porque Felix es único estoy totalmente de acuerdo.
    Han jugado muy bien la carta de este personaje como clon masculino. De hecho, a lo largo del capítulo estaba pensando “¿Por qué me están enseñando esto, si a mí este personaje me da igual?”.
    Es cierto que esta temporada ha tenido altibajos argumentales. Causado sobre todo porque los guionistas no tienen ni idea de para cuantas temporadas tienen para desarrollar la historia… espero que pronto concreten un número finito de temporadas para desarrollar esta fantástica historia. Sería la mejor noticia para la serie.

    Por cierto, soy el único que ve esta serie un poco para suplir el vacío que dejó Fringe en su día?

    • ingravitta

      Dondarrion, yo empecé a verla porque me moría de ganas de volver a engancharme a una serie que se pareciera a Fringe. Y de alguna manera es así, la estética, la ciencia ficción, los misterios, las teorías, las pistas, los ojos O_O cada vez que acaba un episodio…

  3. Ninna

    ¡Si es que hasta la intro recuerda a Fringe!
    Me gustan muchos las dos series, cada una en su estilo, pero si es cierto que ocupan un espacio similar en el espectro de series: buena ciencia ficción cercana en el tiempo y con un grupo de seguidores que, aunque pueda que no sea muy numeroso, si que son bastante constantes.

    Y en referencia a Orphan Black, que es la que nos ocupa en este momento: ¡¿hay alguna noticia sobre su renovación?!

    • Psyduck

      Totalmente de acuerdo con lo que decís, recuerda a Fringe sobre todo en la sensación tan maravillosa que tenía cuando veía a las dos Olivias juntas, pero en Orphan Black esa sensación se multiplica por 4 o po 5, porque hay muchas Tatianas!!!!
      El clon masculino habrá que ver qué tal lo hace, porque de momento el militar por lo poco que se ha visto actuaba exactamente igual que el chico de la secta, pero bueno… le daremos una oportunidad a ver qué pasa. Eso sí, espero que no le quiten importancia a los clones femeninos, que son todos una pasada (el clon transexual no acabó de cuajar, almenos a mi parecer).
      P.D: espero que no nos hagan sufrir más con Cosima!!! Qué malos momentos pasamos con su enfermedad, por favor.

  4. sss

    Me encanta la serie, pero no la veo alargándose mucho mas. Para mi el mayor problema de la serie está en ¿a donde vamos con todo esto? Tiene unos personajes fantásticos y un guión intrigante, pero después de dos temporadas aun no veo cual es el nudo argumental: ¿saber para qué crearon los clones? Me falta algún elemento que cohesione mejor a toda la serie y que haga que se dirija a un objetivo claro. Si ese fuese el nudo de la serie Duncan lo podría haber resuelto ya.

    Por cierto, ¿qué es lo que deja helena en la cápsula de nitrógeno? Me sorprende que en la mañana después a su partida nadie hiciese referencia a ello… Solo se me ocurre que sea algo relacionado con su bebe/bebes pero no le veo del todo la lógica a que fuese para ayudar a Cosima.

  5. sss

    Ampliando mi mensaje anterior, me da un poco de miedo que la conspiración detrás de los clones se haga demasiado grande y perdamos la perspectiva… ahí tenemos a revenge con su segunda temporada donde quisieron meter una trama demasiado grande con la que toda la serie perdió el norte (que por suerte consiguió recuperar después).

    ¿Es creíble que un grupo de cuatro clones se enfrenten a una mega corporación universal y al ejército? Veremos…

  6. Alberto

    Cierto. La gran pega que tiene la serie es no saber de antemano con cuantas temporadas van a contar para poder desarrollar la trama con sentido y sin excesos ni giros imposibles.
    Por lo demás es una buena serie dentro de su género, bien interpretada y con buenos guiones. Tiene sus fallos, como todas, pero son menos que sus aciertos.
    Y, si, la intro es totalmente Fringe.

  7. rover324b21

    Sí, también me da miedo que una trama enorme con implicación militar, sea un marco demasiado grande para aquello que a mí me enganchó al inicio: que las chicas “c” eran chicas normales, impactadas por algo que nos enloquecería -como a Beth- si nos ocurriera a cualquiera.
    Tengo miedo que se convierta en una serie de tipo espionaje, con correrías por ahí, pegando tiros entre altos secretos gubernamentales, de eso ya tenemos muchas series. No es nada original.
    Echo mucho de menos el impacto mental inicial que tenían ellas, y las angustias al irse metiendo en situaciones sin casi salida.

  8. Indi

    Espero que siga otro año, más allá de si la trama lo requiere o no, porque adoro las actuaciones de Maslany y por sobre todo, amo a Felix!!!!!!!!

  9. rover324b21

    Hasta saber si hay tercera temporada, quizá haya que minimizar la epera sometiéndonos a un proceso de criogenización. :/

  10. Anónimo

    Hasta saber si hay tercera temporada, quizá haya que minimizar la epera sometiéndonos a un proceso de criogenización. :/

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »