Review Once Upon A Time: The Stranger

Hay ocasiones en las que es necesario ver el mundo con los ojos de un niño, aunque esta afirmación esté trilladísima y haya llegado a perder sentido. A veces es necesario creer, dejando aparte temáticas controversiales a las que no me apetece aludir, pero es una realidad. Tener un poquito de fe en que va a ocurrir algo, un poco de esa ilusión infantil que las malas experiencias nos obligan a ir perdiendo. Creyentes y escépticos en esa coreografía interminable que nunca se bailó tan bien como cuando dos agentes abandonaban el sótano del FBI para buscar incansablemente a los monstruos, pero que sigue despertando interés y nos hace temer por el cuento. Creer en un mundo para salvarlo, la esencia de Once Upon A Time, que esta semana ha resultado una delicia. Si necesitas ver para creer, cruza la línea…

 

The Stranger ha sido un episodio increíble, absolutamente maravilloso. Un episodio que me ha hecho soñar, que ha logrado enternecerme en algunos momentos. Ha sido un episodio brillante y revelador, bien hilado. Porque si la ballena nos traga, que no nos digiera, que nos escupa después. De verdad, qué gran episodio, qué bien lo están haciendo con la recta final, que manera de ir encajando piezas…

Os voy a confesar un secreto, queridos lectores. Nunca llegué a creerme la teoría de que August era Pinocho. Por más que la justificabais en los comentarios, por más que insistíais en que el misterioso escritor fue un día de madera. La explicación es la siguiente. Siempre lo vi como alguien crucial en la trama, pero externo al cuento. Alguien que estaba por encima de los personajes, que no había llegado a formar parte de la historia. Me gusta mucho lo que han hecho, precisamente por la razón anterior. Y es que August será Pinocho y formará parte del elenco de personajes de ese mundo de cuento, pero ha desempeñado una función importantísima, y tiene por delante una misión imposible que le va a traer más de un quebradero de cabeza. Comparable a la destrucción del anillo único. Comparable a la incansable búsqueda de la verdad de Mulder. Comparable a la búsqueda de la Tierra para abandonar la nave Galáctica. Si no hace creer a Emma… no habrá final feliz alguno al que regresar.

Por más que trate de hacer ver la realidad a la sheriff, por más que la lleve a contemplar el árbol mágico donde empezó todo. Nada parece hacer entender a la joven que la salvación de ese mundo fantástico depende enteramente de ella, y es algo que empieza a pesar. Un Geppetto desesperado por no perder a su hijo (ahora de carne y hueso) en medio de la batalla, lo introdujo en ese armario tallado con la madera del árbol más mágico del reino. Una promesa de por medio: cuida de la niña. Y así es como comienza la historia de estos dos personajes, los únicos en el cuento capaces de entrar y salir de Storybrook.

August necesita que Emma conozca su historia y su hijo es un buen conductor, sin duda. Es algo que ya sospechaba, que el libro había sido modificado, y con una historia que aún no tiene final, concretamente. Las cosas se están poniendo tremendamente difíciles para quien lo ha modificado, y es que no le queda mucho tiempo. El dolor que lleva semanas martilleando en su pierna no es ni más ni menos que su naturaleza, que se impone. Se vuelve de madera. Sí, se queda sin tiempo, ha llegado tarde a una promesa, aunque a su padre, el hecho de llegar, le parece suficiente. Me encantaría que diera el paso de hablar con él, ya que al menos ha buscado la manera de tenerlo cerca.

La historia de Pinocho es la historia de nuestro misterioso escritor. Un niño de madera que muere por salvar a su padre de una tempestad. Un hada azul que lo devuelve a la vida como humano. Geppetto, carpintero, es el encargado de elaborar ese armario mágico que transportará a dos elegidos a otro mundo, y, claro está, su hijo ha de salvarse. He decir que me sorprende que Pinocho decidiera dejar a Emma en el orfanato, dada la actitud que había mostrado hacia ella desde el primer momento. Acertadísimos por cierto los flashbacks del piloto, que han servido para recordarnos ciertas escenas y ayudarnos a encajar mejor las piezas.

En Storybrook se ha desatado una tormenta en muchos aspectos. Que Regina quiere ganar es evidente, pero que a su alrededor se le siga el juego voluntariamente es un delito peor que el de sus propios actos. David acumula puntos a personaje odioso a pasos acelerados. Puede resultar medio comprensible que alguien que no conozca a la alcaldesa caiga en la trampa de piedad que monta, pero no es el caso. Me pregunto cómo es posible que tres episodios atrás fuera incapaz de creer a su eterna amada, y ahora sienta pena por alguien que se ha portado evidentemente mal con ella. Mal en extremo. Siento una especial aversión por las personas que jamás se mojan y que no saben posicionarse donde deben, si la ocasión lo requiere, por comodidad y cobardía. Muchos podréis no estar de acuerdo, pero para mí, David es justo ese tipo de personaje.

Hablemos ahora del final porque todavía permanecemos un pelín desencajados. Emma desea tener a su hijo por encima de todas las cosas, y la está llevando a actuar de manera poco conveniente. Abandonar Storybrook con él ha sido la mayor estupidez que podía cometer en la historia. Habrá problemas. Habrá muchísimos problemas y en cuando la atrapen, que lo harán, quedará como un secuestro y perderá todo derecho a estar cerca del niño. Por no hablar de que el cuento sigue corriendo un grave peligro si ella abandona… Espero que sepan dar un giro correcto a todo esto, antes de llegar a mayores.

Me reitero. Ha sido un episodio redondo que nos está preparando para una finale que nos dejará mordiéndonos las uñas. Quedan tan sólo dos episodios y pueden pasar muchas cosas. ¿Qué os ha parecido a vosotros?

 

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Once Upon A Time: The Stranger
4.7 (93.33%) 3 votes

Categorías: Once Upon a Time Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »