Review Once Upon A Time: The Return

Hay algo fascinante en los personajes complejos, en los personajes rotos. Hay algo en los villanos con justificación que funciona como un alucinógeno, que le da la vuelta a nuestra concepción del bien y el mal. Es algo razonable cuando se vive en una sociedad que no entiende de circunstancias y cada individuo lucha por hacerse entender. Y ahí está, ese personaje al que la vida ha perjudicado, ese personaje que codicia tanto algo que lo acaba perdiendo todo, y no vuelve a codiciar nada más en la vida. Un regreso que no es un regreso real, es lo que nos ha ofrecido Once Upon A Time a su vuelta. Un regreso sin regreso. Y se podría decir que ha estado a la altura. ¿Lo comentamos? Porque éste también es nuestro regreso.

 

Si bien The Return no ha sido uno de los episodios más destacables de la temporada, creo firmemente que ha estado más o menos a la altura de las circunstancias. Cada vez se van cubriendo más huecos en la historia del pasado de Rumpelstinskin. Sabíamos que en algún momento de la línea temporal había perdido a su hijo, pero no sabíamos cómo. También se ha encargado de darnos algunas pequeñas pistas sobre el misterioso August, pero como era de esperar, seguimos desconociendo su verdadera identidad.

Desde que August apareció en escena, se han escuchado todo tipo de conjeturas acerca del personaje. La que más destaca en las últimas semanas es la que dice que este desconocido no es ni más ni menos que el pequeño Henry en una versión futura. Particularmente, descarto esa teoría. Lo que sí es cierto es que los guionistas, suponemos que conocedores de las teorías elaboradas por los espectadores, han querido jugar un poquito esta semana y tendernos una trampa.

Si volvemos la vista unos cuántos episodios atrás y nos situamos en Desperate Souls, recordaremos que un Rumpel cobarde se convertía en el mismísimo Oscuro con el único fin de proteger a su hijo. Unos capítulos después, en Skin Deep, nuestro estrafalario villano se encuentra solo. ¿Qué ha pasado entre un punto y otro de la historia? Ha pasado que el pequeño Bae se ha cansado de vivir con un padre que no se controla así mismo. Que pasó de ser humano a bestia.

Haciendo acopio de un valor que de manera evidente no ha heredado de su padre, Bae acudirá al hada azul porque no le queda otro remedio. Utilizar la última judía mágica que queda, irse a un mundo donde no exista la magia y poder llevar una vida donde lo único que tiene no irrumpa en el bosque con las botas manchadas de sangre. Y no es ninguna sorpresa que Rumpelstinskin rompa su pacto, labrándose un camino maldito donde su hijo es devorado por un torbellino hacia ese otro lugar donde podían haber empezado de cero. Sin magia. Sin un poder mal llevado. No le quedará otra cosa en la vida que buscar lo que él mismo ha perdido.

Desesperado y más derrotado de lo que él mismo querría reconocer, así encontramos a Mr. Gold en Storybrook. Y comienza a sospechar de un August que evidentemente no está bien y cuyo plan cada vez grita con más urgencia. Cree que es su hijo, todo parece indicarlo y el escritor se ha aprendido su papel al dedillo. No creo que ningún espectador haya llegado a tragarse que August fuera el hijo desaparecido de Rumpel, pero todo esto ha servido para que nos hagamos una idea de hasta dónde puede llegar el misterio del personaje. Está muriendo, y tenemos a un Mr. Gold que desesperado llega a creer, que después quiere castigar, y acaba optando por beneficiarse, porque esto es la guerra, porque necesita a la salvadora, al igual que el personaje más misterioso de Storybrook. Es lo único que ahora mismo tenemos claro con respecto al personaje, que necesita a Emma, y que evidentemente también forma parte del cuento. ¿Cómo entra y sale de ese lugar entonces? Sigo manteniendo que es el escritor de la historia, y que, a modo de La historia interminable, aunque con variantes, necesita hacer creer a la única que puede sacarlos de ahí.

La historia de Mary Margaret y David sigue más que estancada, sin mencionar que cada vez se hace más grande el muro que crece entre ellos dos. Ella está increíblemente dolida. Él tenía unas razones, que hasta cierto punto hay que entender, para sospechar. La profesora lo dice: “algo aquí no nos quiere juntos”. Y ese algo se llama Regina.

La alcaldesa habría quedado al descubierto, sin duda, hace mucho tiempo, sino fuera porque su poder alcanza ya niveles que se escapan al entendimiento. Emma sabe que es la responsable, claro que lo sabe, pero existe una marioneta llamada Mr. Glass que haría cualquier cosa por Regina. Y por cualquier cosa, pongamos la realización de una falsa confesión que lo va a condenar. Se me plantea aquí una cuestión. ¿Es sólo amor? Puede que ese periodista que un día fue genio de la lámpara y después espejo esté enamorado, pero empiezo a creer que hay algo más allá, que en el fondo, Mr. Glass sabe que Regina esconde un secreto letal, y prefiere verse entre rejas a ver su corazón literalmente pulverizado.

Estamos a tan sólo tres episodios de la finale de Once Upon A Time, a puntito de despedir la primera temporada. ¿Sabremos más de August antes de marcharnos? Las pistas sobre el personaje se nos proporcionan con cuentagotas, de momento. Ha sido una buena vuelta al cuento, pero no podemos ponernos muy cómodos, porque éste primer viaje está llegando a su fin… ¿Qué os ha parecido el regreso?

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Once Upon A Time: The Return
4.3 (86.67%) 3 votes

Categorías: Once Upon a Time Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »