Review Once Upon A Time: The Outsider

web

“Un elefante se balanceaba sobre la tela de una araña y como veía que no se caía fue a llamar a otro elefante”. Una cancioncilla infantil de esas que te perfora el cerebro y que todos y cada uno de nosotros hemos tarareado hasta la saciedad. Un elefante, y luego dos, y si tenemos ganas, hasta veinte elefantes se balancean sobre la tela de araña sin que se rompa y van a llamar a otro. Ahora cambiemos elefantes por villanos y la tela de araña por un pueblecito. ¿Seguirá sin romperse? Porque en este caso, empiezo a pensar que vamos a volar por los aires. The Outsider, reza el título de este decimoprimer episodio, y yo tenía una buena corazonada. Claro, que puedo equivocarme. ¿Pasáis? Pero no entréis cantando, por favor, no puedo sacar esa maldita melodía de mi cabeza.

Estoy enfadada con la serie. Directa y al grano. Durante los diez primeros minutos de episodio he llegado a creer que iban a resarcirnos por el pequeño patinazo de la semana pasada, pero no he tardado mucho en empezar a resoplar y darme cuenta de que, con todo el dolor de mi corazón, Once Upon A Time está perdiendo el norte. Al menos por el momento, que afortunadamente tenemos media temporada por delante para una remontada. Creo que se puede afirmar (y la opinión general lo comparte) que si hacemos balance, la primera temporada estuvo mejor construida, se vieron bastantes menos salidas de tono y guardó una coherencia bastante aceptable que hizo que todos llegáramos en mayor o menor medida a enamorarnos de ella aunque no fuera del género que más nos gustaba.

Las sensaciones, para mí, están cambiando. Las líneas temporales empiezan a chirriar y eso puede resultar incómodo cuando has abierto unas doscientas. Si vas a moverte en el tiempo con frecuencia, por favor, por favor, sé coherente. No es que hayamos presenciado una barbaridad, ni que el resbalón haya sido de proporciones épicas, pero hay pequeños detalles que se les escapan de las manos. Vosotros mismos, si mal no recuerdo, comentasteis este punto la semana pasada.

Otro detalle que en principio puede parecer pequeño pero cuando no se corrige y se viene manteniendo durante los once episodios se hace tedioso, es que no logro ver en los personajes a los mismos que nos han ido mostrando en cada viaje al cuento (este punto lo ilustraré en breves un poquito mejor), sino a los que conocimos en Storybrooke el primer día sin un mínimo recuerdo de sus verdaderas identidades. Por si esto fuera poco, el único personaje cuya evolución debería tener más sentido se ha pasado de un extremo a otro con un pestañeo. Emma era una mujer independiente, poco confiada y autosuficiente en todos los aspectos, ¿por qué de repente quiere vivir pegada a sus padres todo el tiempo y compartir techo aunque se los encuentre en la cama al volver del colegio con su hijo? Y no, lo de “es que no los ha tenido nunca” no me parece ni válido, ni coherente. Uno es quien es y las evoluciones han de ser graduales.

Sin detenerme más, y dejando a un lado esta pequeña visión general, vayamos por partes.

CAPÍTULO I: EL CONFLICTO

La semana pasada sufrimos enormemente por Regina y los más fervientes seguidores de este gran personaje hemos respirado ante el reciente giro. Sin embargo, si hay algo que puede quemar más al espectador que el uso reiterado del “deux ex machina”, es la constante aparición de conflictos que se resolverán extremadamente pronto. Resulta un fastidio que una serie se moje y arriesgue, dando al público algo que puede no contentarlo, pero, al fin y al cabo, arriesgando, poniendo toda la carne en el asador, y por arte de magia volver corriendo a la zona de confort. Nos dolió a todos, pero dado el historial de Regina, no era de extrañar que tuviera lugar un hecho que hiciera que la confianza de todos se tambaleara. Lo que ha resultado ligeramente forzado es celebrar el funeral de Archie y que todo el pueblo conozca la verdad enseguida, gracias a la trama de Rumpelstinskin. Esto chirría, más que por la propia historia de Archie, por la temprana evidencia de la inocencia de Regina.

En cualquier caso, nos alegramos de que la caza de brujas contra nuestra Evil Queen favorita termine, de momento, aunque como la propia Emma ha dicho, puede que ese error se termine pagando caro. ¿Dónde estará Regina en estos momentos?

CAPÍTULO II: BELLE

En este episodio se ha ahondado un poco más en la historia de Belle, una historia que se tambalea ligeramente. Sedienta de aventuras y totalmente motivada por sus libros, la joven se une a la misión de caza del Yaoguai, una criatura un tanto peculiar que vive en la montaña. No termino de ver ese espíritu tan extremadamente aventurero en el personaje, a decir verdad, pero como al fin y al cabo se están tomando ciertas libertades, tampoco desentona del todo. Ahora bien, como he comentado más arriba, ese espíritu luchador ha tardado en verse en la Belle del presente, y es algo que en cierto modo me molesta. Tanto en su caso como, una vez más, en el de Snow, no entiendo por qué mujeres que en su día fueron guerreras e independientes cuando la situación lo requería, en esta realidad no terminan de apartarse del todo del papel de damisela en apuros que tiene que recurrir inminentemente al caballero. Hay excepciones, pero es que esto se está dando más de la cuenta.

En el cuento vemos cómo movida por ese espíritu acaba liberando de su carga a la criatura , que resulta ser nada más y nada menos que Philip, y suponemos que es ahí cuando comienza su alianza con Mulán. Por más que me pese, estos nuevos personajes (incluyo a Aurora), no terminan de convencerme lo más mínimo, dejando a un lado Hook, quien ha llegado pisando fuerte y encaja a la perfección con los demás.

mulan

CAPÍTULO III: CRUZAR LA LÍNEA

The Outsider comienza de forma interesantísima con un Gold que ha vuelto a brillar en todo su esplendor buscando la manera de cruzar la línea que separa a Storybrooke del resto de mortales. El conejillo de indias será Mr. Smee, quien luego se vengará ayudando a Hook. Para pasar al otro lado se necesita una poción y un objeto que de verdad importe a quien va a cruzar. En caso de Gold, la capa, que pretende utilizar para cruzar al otro lado hasta que Hook se interpone en su camino.

Por suerte Belle ha dejado a un lado el papel de niña atontada y ha decidido actuar (aunque, dicho sea de paso, qué fácil es encontrar respuestas en la biblioteca del pueblecito), y además de sacar a relucir la verdad, han podido recuperar la capa con la que El señor Oscuro pretende salir a recuperar a su Bae. Barcos invisibles a ella…

Un buen final, a qué negarlo. Para una vez que Rumpel va a dejar de lado esa cobardía que siempre le acompaña, decide tener piedad (más por la mujer a la que ama que por él mismo) y dejar libre a un Hook que acabará disparando a Belle por la espalda, haciéndola cruzar la línea y borrando su memoria. Esto no hay quien lo arregle. Aunque… vista la trayectoria… La cuestión es que al menos el episodio sí nos ha dado un final potente.

end

Antes de marcharme, hay tres cosas que quiero comentar. La primera, es que ese “outsider” que anuncia el título ha irrumpido en el pueblo a lo grande. ¿Será Neal? Creo que lo sabremos pronto. En segundo lugar, es que los personajes comienzan a verse atrapados en una realidad donde no encajan y quieren volver al bosque encantado. Esto traerá conflictos, y dicho sea de paso, ¿de verdad quieren vivir sin banda ancha? Por último, recordar que Pinocho sigue ausente y lo queremos de vuelta. Espero que no se demoren a la hora de darnos alguna noticia sobre el personaje.

Nos vemos en el cuento la semana que viene.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »