Review Once Upon A Time: Broken

Pasas la vida buscando algo, esperando a que llegue, a veces tan obsesionado por encontrar respuestas que, cuando finalmente llegan, no son suficientes. Es entonces cuando caes en la cuenta de que parte del significado de la vida era buscar, que las respuestas podían no ser satisfactorias, que podías tenerlas delante sin llegar a entender nada. ¿Cómo habrían sido las cosas si todo hubiera sucedido de otra manera? Difícil, difícil saber cómo serían las cosas que no son. Que se lo digan a Emma. Once Upon a Time ha vuelto. Estamos de nuevo en el cuento y no todos hemos encontrado lo que buscábamos, pero la cuestión es que hemos vuelto. Pasemos la página de nuevo…

Me encuentro en una complicada tesitura ahora mismo. Tenía unas expectativas, unas expectativas fundadas en la fuerza con la que la serie se despidió hace cinco meses. Y es complicado. Es complicado porque no tengo claro qué me ha parecido este Broken con el que se ha abierto la temporada. Fastidia, pero la realidad es que para mí ha sido hasta ahora el más flojo de los episodios de Once Upon a Time. No malo, ojo, pero siento que se ha perdido parte de la esencia, parte de la magia que suponía ser testigo de dos mundos mientras en uno de ellos nadie recordaba quién era. Supongo que esta sensación irá pasando conforme avance la temporada si saben llevar bien la trama.

Lo saben. Todos lo saben. Todos recuerdan quiénes son. Storybrook es ahora un hervidero de fantasías frustradas porque, si bien la maldición se ha roto, nadie ha vuelto al lugar al que pertenece. Un lugar que ha desaparecido. El cuento, su cuento, ha sido arrasado por la misma maldición que les robó a todos la memoria y detuvo el tiempo. No hay lugar al que volver. Por eso es comprensible hasta cierto punto que una horda de personajes fuera de su sitio y sedientos de venganza quieran cargar contra la reina, su malvada reina (que por cierto, ha vuelto tan increíble como siempre). De no ser por Henry, que de una vez por todas ha mostrado un poco de inclinación hacia Regina, ahora estaríamos recogiendo las migajas.

Decía en la entrada que a veces buscamos las cosas tanto tiempo que encontrarlas nunca nos deja satisfechos. Emma ha pasado la vida buscando a sus padres y tratando de entender por qué la abandonaron. No era de esperar que cuando descubriera la verdad se deshiciera en halagos. Lo vivido, vivido queda y nadie nos va a devolver un tiempo perdido. Mi relación con Mary Margaret y David nunca ha sido de amor, más bien de odio moderado y en ocasiones tolerancia indiferente. Creo que esta semana han vuelto a sacarme de quicio. No es que no los entienda, no es que no comprenda que acaban de recuperar a su hija que ha venido a salvarlos a todos. No es eso. Es que diría que son ellos los que no terminan de entender. No terminan de entender que la vida de Emma no ha sido un lecho de rosas por mucho que quisieran salvarla y la sacaran de aquella pesadilla por la mejor de las causas (innegable, cierto es), no terminan de entender que su hija ahora mismo tiene la misma… ¿edad que ellos? Y eso no es que sea raro, es que es rarísimo. Vivían juntas y hablaban de relaciones esporádicas, pero de repente hay que darle la vuelta a toda la visión. ¿En qué mundo es fácil de aceptar esta situación? Por no hablar de que si alguna vez consiguieran arreglar algo, el único mundo que Emma conoce es el suyo. Dudo mucho que aceptara alegremente irse a vivir a palacio.

Por otra parte, creo que la culpa de los villanos ha quedado un pelín desequilibrada. Busquemos a la reina, acabemos con la reina, encerremos a la reina, la magia aquí funciona de otra manera. Mientras tanto, Mr. Gold, se sienta tranquilamente a tejer sin que nadie quiera ir más allá de pedirle unas cuantas explicaciones. Yo diría que la balanza se ha inclinado demasiado hacia nuestra fémina, porque ninguno de los dos es un cachorro de minino en una cestita. Creo que habría que achacar esto a algo que comenté en su día. Mr. Gold es reflexivo y astuto. Regina es apasionadamente mala. Y es la pasión el talón de Aquiles del villano. Por eso Gold se propone acabar con Regina sin llegar a tocarla, tratando de “cumplir” la promesa hecha a Bella. Medallón en mano libera a esa criatura tan dementórica que se alimenta de las almas de todo aquel que ha sido marcado. Es gracias a esto que abramos la que posiblemente será la trama de la temporada.

Tratando de salvar a su majestad con el sombrero de Jefferson (que fue, pero ya no es) no sólo hemos mandado al ser dementórico por el sumidero hacia un lugar imposible, sino que hemos arrastrado a Emma y Mary Margaret con él. Si al pequeño Henry le quedaba algo de fe en la mujer que lo ha criado, perder a su verdadera madre ha hecho que la pierda del todo. Regina tendrá que traerlas de vuelta si quiere volver a ver a su hijo…

¿Y dónde han ido a parar madre e hija? Pues al único lugar que no ha sido destruido por la maldición. Un lugar donde Philip ya ha desaparecido, pero donde tendrán que vérselas con Aurora (la princesa más somnolienta del reino) y nada menos que la guerrera Mulán. Tendrán que dar muchas explicaciones, y sobre todo tendrán que encontrar una manera de salir de allí… un lugar que tampoco les corresponde.

Poco se puede comentar aún de estos nuevos personajes, pero sí me gustaría señalar que mientras la elección para interpretar a Mulán me ha parecido fantástica, no estoy tan contenta con la joven que da vida a Aurora. De momento. No quiero despedirme sin recordar que seguimos sin tener una pista de quién es el Dr. Whale y además se niega en rotundo a identificarse.

Y como me encanta deconstruír el orden de las cosas, voy a acabar por el principio del episodio. ¿Quién es el desconocido que se ha encargado de abrir la segunda temporada en un paseo lluvioso por la ciudad más norteamericana de todas? Lo único que sabemos es que sabe algo y de saber se trata. Lo sabemos porque ha recibido una postal con la palabra “Broken”. Y me parece fantástico, me parece fantástico porque no sólo se ha roto la maldición (que es al fin y al cabo lo que cuenta en este caso). También tenemos rotos a un montón de personajes que no encuentran su sitio y todo es un caos. Creo que ha sido lo que más me ha llamado la atención de esta premiere.

Sólo espero que sepan mantener un nivel y no decaigan ahora. No me gustaría que la trama mal llevada supusiera despedirnos de una tercera temporada (sí, lo sé, ya me relajo). Sé que hay diversidad de opiniones, así que, ¿qué os ha perecido a vosotros la vuelta de Once Upon A Time? ¿Satisfechos o decepcionados?

Nos vemos en el cuento la semana que viene.

Nota del autor
2.5
Vuestra nota
Review Once Upon A Time: Broken
4.3 (85%) 8 votes

Categorías: Once Upon a Time Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »