Review New Girl: Winston’s Birthday

eldulcediadespues

Detractores de Winston, podéis respirar tranquilos: el episodio de esta semana ha tratado de cualquier cosa menos del cumpleaños del pobre locutor de radio. Teniendo en cuenta cómo había terminado Virgins, hubiera sido muy decepcionante no centrarlo en las reacciones de Nick y Jess al momentazo que todos estábamos esperando taaaaaanto tiempo. También ha habido tiempo para avanzar en la peculiar relación entre Schmidt y Elizabeth, y para cierto problemilla que le ha surgido a Cece 24 horas antes de su boda. Tal y como están las cosas ahora mismo, ¡el capítulo final promete muchísimo!

Me ha dado mucha pena que no le hayan permitido a Nick y Jess disfrutar de su “día después”. No sé si es una especie de metáfora-augurio de lo que está por venir (problemas y obstáculos por doquier), pero lo que sí es seguro es que no han tenido nada de suerte pese a lo bien que pintaba esa mañana con desayuno en la cama incluido. Me ha encantado ver cómo Nick miraba a Jess dormida en la cama, y cómo le ha acariciado la cara… para a continuación tomarle el pulso preocupado porque la chica no movía un solo párpado. Ha sido graciosísimo.

Los obstáculos a los que me refiero han empezado con la aparición repentina del papi de Jess (interpretado, recordemos, por Rob Reiner), y con una aún más repentina llamada telefónica (por parte, por cierto, de la Chloe de 24) en que le ofrecían a Jess, por fin, trabajo en un colegio. Así es como Nick ha acabado, sin comerlo ni beberlo, pasando todo el día en compañía de su posible futuro suegro. El resultado es tan catastrófico como Jess preveía: Nick ha sido incapaz de mantener la boca cerrada, y poco a poco ha ido intimando con Bob hasta que le acaba confesando que la tal Yolanda Winston (a la que ya mencionó en First Date) que le quita el sueño no es otra que su hija. Bob entra en cólera. ¿Y sabéis qué? Que lo entiendo perfectamente. También Jess lo entiende, aunque prefiere no pensar demasiado en ello, de momento.

charlaanimosaanimada

En realidad, la aparición de Bob ha sido una oportunidad de oro para que los dos protagonistas hagan frente de una vez a lo que sea que está pasando entre ellos. Y ha dado unas razones de lo más válidas para considerar que Nick está por debajo de las necesidades de su hija. No ha sido el típico cabreo de un padre que simplemente no permite que su hijita querida se relacione con otro hombre (como le pasó al chico que la besó con 10 años). Bob se ha dado cuenta de que Nick es una versión joven de sí mismo, perezoso, sin ambiciones, un desastre, en definitiva… y es evidente que no quiera una pareja así para Jessica. Es, básicamente, lo mismo que llevo diciendo en las últimas semanas, y son los mismos motivos que la frenan a ella, y que, por fin, se ha atrevido a verbalizar ante unos interlocutores un tanto inadecuados: “No quiero salir con mi padre”.

Llevo desde la primera temporada esperando ver un cambio real en Nick, ya que, aunque ha habido algunos amagos, en esencia sigue siendo el mismo de siempre. Todos los demás personajes han tenido su evolución en positivo. Todos menos él. Y creo que esta va ser la ocasión perfecta para lograr que el chico haga algo de provecho en su vida, por fin. ¿Qué mejor excusa que el querer agradar a la chica que te gusta? Creo que este es el empujón que siempre ha necesitado, y que después de haber dedicado tantos minutos de esta temporada a profundizar en el pasado del chico y a las razones de por qué es así, la tercera temporada debería centrarse en los intentos del abogado frustrado por conseguir su lugar en la vida… y entonces, y sólo entonces, poder comenzar una relación con Jess en condiciones, donde ninguno de los dos se sienta inferior al otro.

manchurriondelquince

Aunque esta trama ha sido la más importante del episodio, debo mencionar que Jess no ha parado quieta en los veinte minutos que dura. El director del colegio promete bastante, porque es un tío rarísimo que puede dar buenos momentos… si es que acaban contratando a Jess. Pero uno de los momentos más hilarantes ha sido aquel en que Cece se despierta con la cara tatuada porque se había quedado dormida encima de su mano. Teniendo en cuenta el resultado final, con media cara manchada como si tuviera pelusilla, casi que habría sido mejor que se dejara el sol y las ramitas esas de henna, que al menos quedaban más monas. Va a ser muy divertido ver a Cece con semejante careto el día de su boda. Por cierto, me he reído mucho cuando Jess le ha preguntado si a los hindúes no le iban los burkas.

Por otra parte, Schmidt sigue en su particular camino hacia la redención, el cual como ya sabéis me está agradando muchísimo. Elizabeth está logrando que deje a un lado su superficialidad y vanidad, aunque en un primer momento se ha avergonzado de que sus atractivas compañeras de trabajo descubrieran que esa chica gordita y sin estilo fuera su novia. Pero, afortunadamente, ese pequeño bache ha sido bastante fugaz y, de hecho, Schmidt ha acabado bailando alocadamente en compañía de Elizabeth vestido con ropa poco cool para él, sin importarle lo que opinaran los demás.

uncoolschmidt

¿Y ahora qué? Llevo tanto tiempo deseando que la boda de Cece no tuviera lugar para que volvieran juntos… Y ahora mismo prefiero que el chico siga adelante con esta relación mucho más saludable para él. Así que aunque sigo cruzando los dedos para que la boda no ocurra (Shivrang es un pelele que me cae fatal), espero que Schmidt no lo vea como una nueva oportunidad de volver con la modelo y decida proseguir con su actual relación. Molaría que en la tercera temporada fuera Cece la que bebiera los vientos por este renovado y mejorado Schmidt, ¿no? Que fuera ella quien quisiera volver atrás en el tiempo, y quien sufriera un poquitín al verlo tan feliz con su novieta. Ya veremos con qué nos sorprenden, porque la mayoría de las veces que me aventuro a imaginarme el futuro de esta serie no doy ni una…

Otros momentos y frases para el recuerdo…

  • Jess encontrándose un bollo en la cama de Nick.
  • Las armas de Nick para enfrentarse a Bob, y sobre todo, la protección de su paquete.
  • La patética excusa de Nick para no quedarse con el padre de Jess: “Documentos”.
  • El baile de Fat Schmidt.

Y poco más puedo añadir al capítulo de hoy, así que os dejo, como siempre, vía libre en los comentarios para que compartáis vuestras opiniones.

.

.

.

Ah no, esperad, esperad. Que creo que se me olvida algo. ¿Qué era? ¡Ah! ¡¡El cumpleaños de Winston!! Tengo que dar mi enhorabuena a los guionistas porque la brillante e irónica manera de proceder que han tenido, tomando todas aquellas críticas que siempre han recibido sobre el maltrato a este personaje para crear toda una trama alrededor de ello. Yo misma me he burlado en innumerables ocasiones del poco peso que tenía en tantas ocasiones, de cómo le daban las tramas o líneas de diálogo menos importantes, de cómo muchas veces simplemente “pasaba por ahí”. Y aunque últimamente parece que se han ido resarciendo un poco dotándole de algo más de profundidad, me ha parecido un gran acierto que durante tooodo el episodio Winston se haya limitado a aparecer de fondo cada cierto tiempo hundiéndose cada vez más en la miseria al darse cuenta de que ni le iban a hacer ninguna fiesta, ni nadie consideraba su cumpleaños más importante que cualquier otra cosa que haya ocurrido en el capítulo de hoy. Un 10 para los guionistas.

esmitartaymelacomo

Y, ahora sí, os toca a vosotros desgranar el capítulo. ¡Hasta la próxima semana!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review New Girl: Winston’s Birthday
4.8 (96.36%) 33 votes

Categorías: New Girl Reviews Etiquetas: , , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »