Review New Girl: Table 34

biggurutime

Creo que no me equivoco al afirmar que todos los seguidores de New Girl estábamos deseosos de ver el capítulo de esta semana. Después del torbellino emocional de la semana pasada, ha llegado el turno al siempre temido “día después”, que en esta ocasión ha tenido lugar en un escenario bastante singular: en una convención para solteros hindúes. Y ha sido un gran episodio. Vamos con la review…

Me gustaría empezar reiterando lo bien que le sientan a los episodios de New Girl las tramas donde participan todos los personajes. Hay comedias que saben explotar de manera brillante los emparejamientos, pero creo que no es el caso de New Girl. Cuando se trata de crear varias líneas argumentales en un mismo episodio, siempre hay alguna que deja un poco que desear, desmejorando de esta manera el conjunto.

Sin embargo, en las últimas semanas parece que los guionistas se han puesto las pilas, porque están encadenando una serie de capítulos (incluyendo este Table 34) en los cuales todos los personajes interactuan entre sí, con lo cual no puedo estar más contenta.

Table 34 se ha desarrollado casi completamente en esa reunión de soltero(nes) a la que ha acudido Cece en su, por el momento, vano intento de casarse y procrear. De alguna manera el resto de protagonistas también han acabado acudiendo a la convención, dando lugar a una serie de encontronazos, escenas, y diálogos que han merecido bastante la pena.

nooooooouououo

Lo más importante de todo era ver cómo reaccionarían Jess y Nick una vez reflexionaran en frío sobre lo que había sucedido la noche anterior. Y ha ocurrido lo previsible: ambos se han mostrado arrepentidos de lo sucedido, para más adelante asegurarse mutuamente que el beso no había significado absolutamente nada. Yo sólo puedo decir que el primer paso siempre es la negación. Y por mucho que protesten o pongan cara de asco cuando alguien les pregunta si se sienten atraídos por el otro, no hay más que ver la construcción de esa indestructible mesa, metáfora explícita de lo que podría ser una relación sentimental entre ambos.

Me ha resultado muy divertido ver cómo en un principio Nick realizaba el “Moonwalker” cada vez que veía a Jess, una extravagante reacción a la altura de la del episodio anterior (cuando empezó a poner cara de tortuga estreñida mientras salía por la ventana) o del episodio de su padre (cuando empezó a desnudarse y a hacer aspavientos ante los matones). Tanto o más divertida ha sido la reacción de Cece cuando su mejor amiga le ha confesado lo sucedido: ese What eterno con cara de palo me ha hecho reír a carcajadas.

Lo que no me ha gustado nada ha sido la reacción de Sam cuando se ha enterado de lo sucedido (craso error, Jess, craso error). Tío, Sam, tú antes molabas. No me cabe en la cabeza que una persona rompa de esa manera tan radical con otra por una cosa así. ¡Un beso! Y un beso, además, que según le han contado, no fue correspondido por ella y por tanto no significó nada. Nosotros sabemos que eso no es verdad, pero Sam no tiene ni idea de la duración, la pasión o la ternura que irradió ese momento. Ni siquiera le ha permitido a su pareja explicarse. Me decepcionaría un poco si esta fuera la última vez que viéramos al pediatra, y no sólo porque esté de muy buen ver (sabíais que al final lo diría), sino porque con el paso del tiempo han desarrollado mucho más a este personaje, y me cae genial.

yonohesido

Pero creo que será mejor que me haga a la idea, porque al final del capítulo una no demasiado compungida Jess (sólo lo justo) ha aceptado de buen grado esa ruptura, e incluso ha afirmado que esperaba que eso ocurriera porque el perfecto de Sam también tenía sus defectillos.

“Vosotros chicos sois, obviamente, inteligentes. Mirasteis al techo de un autobús y dijisteis: Eso no es el techo, son más asientos”. (Schmidt).

Por cierto… ¿qué me decís de ese abrazo final entre Jess y Nick? Se nota a la legua cómo han controlado el impulso inicial, con lo que ha sido un momento un tanto incómodo. Espero que, ahora que por fin se han decidido a mostrarnos claramente esta química tan brutal que tienen ambos, los guionistas no lo desperdicien embarcando a ambos en otras relaciones-parche mientras se autoengañan diciendo en voz alta lo que no sienten realmente. Creo que esa opción ya está bastante bien cubierta gracias a Cece y Schmidt.

Cece y Schmidt. Otra pareja que no puede evitar atraerse mutuamente, pero que siempre le quitan importancia al asunto aclarando a cada momento que lo suyo sólo es sexo. Bueno, a estas alturas ya sabemos que Schmidt ha pasado a otro nivel y que desea de verdad conquistar a la chica y tener muchos schmidtcitos y cecitas con ella, pero la modelo aún sigue empeñada en que nunca podría tener algo serio con él. El judío ha acudido a la convención disfrazado de hindú como si fuera a algún Carnaval, lo que ha motivado varios apodos para él, como “el vidente de Big”, “El gurú del sexo” o “Ben Affleck” (vale, este no tiene que ver con lo de ser indio, pero ahora todos somos un poco Ben Affleck).

icantbelieveit

Es admirable el empeño que pone siempre el chico para conquistar a Cece, aprendiéndose incluso varias palabras que no ha dudado en ir soltándolas en cuanto ha tenido ocasión. Aunque también resulta un poco raro que unas horas antes estuviera echando un alegre polvo con la rubia del True American, y unas semanas atrás con su jefa, mientras que Cece ha confesado en este capítulo que hace meses que no se acuesta con nadie. Curioso, ¿no creéis? Que cada uno saque sus propias conclusiones…

Como era de esperar, Schmidt ha intentado boicotear cualquier intento de acercamiento hacia su ex novia, pero al final ha tenido un momento de compasión, agarrando el micrófono para enumerar las virtudes de la chica, de modo que ha acabado rodeada de posibles pretendientes pidiéndoles el teléfono. De todos modos, al final del episodio ha ocurrido lo único que podía ocurrir: ambos se han vuelto a acostar juntos (Schmidt con turbante. Petición de Cece), aunque dejando claro que ella sigue con la idea de conocer a un buen chico de su raza. Creo que no va a servir de nada todo lo que haga Schmidt: ella lo tiene muy claro y veo poco probable a corto plazo que cambie de opinión. Y me da la sensación de que eso no ocurrirá hasta que Schmidt no conozca a otra persona por la que sienta algo. Ya sabéis, el típico “ni contigo ni sin ti”. Ya veremos.

“Nuestro sexo era sobre algo más que sexo. Era sobre historia y memoria y miles de años de sufrimiento colonial todo transformado en un momento de puro éxtasis”. (Schmidt)

mojoman

Winston, por su parte, ha pasado todo el episodio destilando “mojo” por los cuatro costados, y es que el afroamericano logró acostarse con Daisy la noche anterior, y eso ha despertado la bestia que llevaba dormida en su interior desde hacía bastante tiempo. Y así es como se ha llevado todo el rato intentando zafarse de la organizadora de la convención, que no ha dudado un segundo en intentar tirarle los trastos. Winston ha sido quizá el personaje que ha estado un poco más alejado de los demás en el episodio, aunque también ha aportado su ganito de arena en forma de puñetazo en las partes sensibles de Nick al enterarse de lo del beso. En fin, Winston lo tiene bastante claro: si la relación entre Nick y Jess se destroza por culpa del beso, sería Nick quien debería mudarse a otro lugar. La verdad es que Nick en este episodio ha recibido por todas partes… Pobre desgraciado.

Y ahora que hablo de desgraciados… No quiero acabar la review sin hacer mención a un detalle que me ha gustado mucho, y me refiero por supuesto a la disposición de las mesas, que ha motivado incluso el título del episodio. Ha sido una división de lo más clasista, pero ha servido para que Nick y Cece, dos personajes que nunca se han relacionado demasiado entre sí, se percataran de que tienen más en común de lo que creían. Y no por una cuestión de no tener una educación superior, sino porque, como ha dicho Cece, hacen las cosas sin pensar en las consecuencias. Aunque yo más bien diría que se parecen porque los dos se sienten en cierta manera por debajo del resto de sus amigos, ya sea por su nivel económico o por su nivel de inteligencia. La nota cómica la ha puesto Schmidt, que no ha podido evitar mostrarse decepcionado al ver que Jess compartía mesa con él. Todos sabemos que él sí que está por encima del bien y del mal.

yosoyaquelqueencontrara

Y con este pensamiento os dejo hasta la próxima semana, no sin antes lanzar al aire algunas preguntas: ¿este es el fin definitivo entre Sam y Jess? ¿Nick y Jess seguirán como siempre ahora que teóricamente han aclarado las cosas? ¿Volverán Cece y Schmidt a tener una relación sexual secreta? ¿Volveremos a ver a Daisy? ¿Habrá capítulo especial por San Valentín? ¿Cómo lo celebrarán los personajes?

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review New Girl: Table 34
4.4 (87.57%) 37 votes

Categorías: New Girl Reviews Etiquetas: , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »