Review New Girl: Quick Hardening Caulk

principalnewgirl19

Hoy estoy en modo Jessica Day: ¡estoy súper feliz! La primavera ya ha llegado, y poco a poco el frío va a ir desapareciendo para dar lugar a las flores, el sol, las rebecas, los vestidos, los colores pastel… Parecía que no iba a llegar nunca este momento. Como también parecía que nunca iba a llegar el momento de que emitieran el episodio 19 de New Girl, y es que nos han tenido nada menos que dos semanas en vilo preguntándonos cómo continuarían las cosas para los protagonistas de la serie. ¿Vamos con la review?

Quick Hardening Caulk se ha centrado básicamente en dos aspectos: por una parte la reacción de Schmidt ante la noticia del compromiso de Cece (bastante mala, teniendo en cuenta que ha empezado el episodio emborrachado con un licor de frutas sin alcohol), y por otra, un nuevo avance en el particular affair que están manteniendo Jess y Nick. Y lo ha hecho tirando un poco de ciertos clichés del género del sitcom, como la típica picadura de medusa que necesita de un buen chorro de orina para sanar, o con la típica situación donde la sinceridad procede de un personaje drogado/medicamentado/borracho.

“There are plenty of things to be down about–the deficit, air pollution in China, “The Hobbit” wasn’t very good…” (Schmidt)

Tras unas cuantas idas y venidas las anteriores semanas, en este episodio ha sido Jess la que, por fin, se ha dado cuenta de que desea a Nick… vamos, que le pone cachonda. Aunque en principio había una excusa por medio: el camarero ha despertado su atracción sexual cuando les ha dicho que tenía ciertos planes para el bar, cambiando por momentos la imagen que suele dar de tío pasota y perdedor que nunca tiene un duro y tampoco le preocupa demasiado su futuro.

Una de las secuencias más divertidas del episodio ha tenido lugar en una ferretería, el lugar más aburrido del planeta para mi gusto, o al menos lo era antes, ejem… Porque es increíble la cantidad de referencias fálicas y sexuales que se han sacado de la manga mientras Nick y Jess intentaban hacer unas simples compras. Ha sido graciosísimo, sobre todo cuando la señora mayor ha empezado a mirar a Nick con ojos libidiosos, o cuando ha ocurrido un pequeño accidente que ha dejado a la pobre Jess con la mandíbula hecha un Cristo.

antesdelgolpe

Y es entonces cuando ha tenido lugar esa escena-cliché que os decía antes, en la que una Jess atiborrada a calmantes le ha dicho a Nick básicamente que quería acostarse con él. ¿El problema? Porque siempre hay algún problema. Pues que Nick está manteniendo un rollete con su jefa, ya que pensaba que nunca tendría ninguna oportunidad con su compi de piso. El otro problema ha sido, por supuesto, que Nick no puede considerar acostarse con Jess estando en ese estado… con lo que sus intentos de zafarse de ella llevan a un nuevo gag físico doloroso en que el chico acaba con el ojo morado y la mano quemada.

“The guy who got me this told me he could also get me a box of dolphin steaks or a “mostly white” baby” (Cece).

Ha sido por la noche Jess se ha dado cuenta del rollete entre Nick y su jefa, y su reacción ha creado un ambiente de lo más tenso, ya que obviamente él no le debe ninguna explicación a ella, a fin y al cabo lo suyo se ha reducido a un beso que Jess ha intentado minimizar de todas las maneras posibles, e incluso olvidarlo liándose con el jugador de béisbol en el pasado episodio. Era lógico que el chico, que tiene sus necesidades como cualquier otra persona, intentara pasar página como buenamente podía. Pero las historias de amor son así, impredecibles, a veces reveladoras, a veces con un toque de injusticia.

lajefatocaculos

Al final del episodio sí que ha habido, por fin, nuevo beso entre los dos. Entre discusiones, gritos, intentando evitar hacerse daño en sus respectivas heridas, la cosa ha acabado en el desastre más absoluto cuando han roto una gigantesca pecera. ¿Será esto una metáfora de lo que les podría ocurrir a ambos si deciden empezar a salir juntos? Aún no olvido que al principio de temporada el “Nick del futuro” le dijo al “Nick del presente” que le iba a hacer mucho daño a Jess… Como tampoco olvido ese otro episodio de la primera temporada donde Dermot Mulroney y su ex mujer demostraban una química brutal pese a todas las discusiones que siempre tenían…

“I don’t trust fish. They breathe water, that’s crazy.” (Nick)

En el otro extremo hemos tenido a Schdmit y Winston en un particular e imposible viaje en busca del pez león perfecto, evidente y explícita metáfora (la cosa iba de metáforas en este capítulo…) de lo que significa Cece para él. Como en el acuario no le permiten comprarlo al ser una especie en peligro de extinción, al chico se le ocurre la brillante idea de ir a pescarlo al mar. Y es ahí cuando ha tenido lugar la picadura de medusa. Pero esta vez no ocurre como en Friends, y no es Winston quien acaba meando en la cara de Schmidt, sino uno de los paramédicos. Hubiera dado para un trauma de narices, pero lamentablemente el afroamericano acababa de hacer pis en el mar… y podría haber sido peor (“I know this is a dumb question, but will a number two help?”).

Al final Schmidt ha conseguido su adorado pez león, aunque sin tener ni idea de que ha sido la propia Cece quien se lo trajo mientras estaba inconsciente en el hospital. ¿Es mejor así? Winston piensa que sí, que la única forma de pasar página es dejar de ver a la modelo. El pobre locutor de radio ha vuelto a ser en este capítulo una mera comparsa de sus compañeros, pero al menos podemos decir en su favor que es uno de los que más se preocupa por el bienestar de sus amigos.

quieromipez

Lo gracioso del asunto es que en cuanto ha tenido el pez, Schmidt ha decidido que lo mejor era devolverlo al océano, y casi lo tira por el retrete, en plan Buscando a Nemo. Y por si eso fuera poco, una vez en la orilla de la playa, he tirado el pez hacia atrás por error, así que nos hemos quedado con la incógnita de si lo ha matado o no… Aunque para momento hilarante, ese en el que al chico se le ha iluminado el cerebro y ha llegado a la conclusión de que sólo pretendía reemplazar a Cece por un pez. ¡¡Más vale tarde que nunca, supongo!!

En conclusión, creo que no ha sido el mejor episodio de New Girl, o al menos yo no he conseguido entrar del todo en esa espiral cómica física en que se han convertido sus 20 minutos, pero teniendo en cuenta la buena racha que iban teniendo en las últimas semanas, un pequeño bache en el camino tampoco tiene demasiada importancia, siempre y cuando lo sepan sortear en este final de temporada.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review New Girl: Quick Hardening Caulk
4.5 (89.77%) 43 votes

Categorías: New Girl Reviews Etiquetas: , , , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »