Review New Girl: First Date

portadafirstdate

Emitido el jueves pasado en lugar de los habituales martes, el capítulo de esta semana de New Girl ha girado en torno a la esperada primera cita (o no cita) entre Jess y Nick. No os digo nada que no supierais ya en cuanto leísteis el título del mismo, pero la duda era bastante importante: ¿les iría bien o mal? Después de ver el episodio, lo tengo tan poco claro como ellos. Espero que a lo largo de esta review logre poner mis pensamientos en orden y me aclare un poco las ideas…

En una escena pre-créditos más estirada de lo normal hemos asistido a uno de los momentos más bizarros de la serie (aunque este episodio ha estado repleto de momentos incómodos) cuando Nick le ha tocado la parte alta del pecho a Jess, considerada por él una parte del cuerpo femenino demasiado infravalorada. No voy a ser yo la que se lo discuta, y aún menos tras oír de la boca de Cece que aunque parezca una promesa de lealtad también tiene su puntillo erótico.

Al día siguiente Nick decide pedirle una cita a Jess, siguiendo los “sabios consejos” de su amigo el anciano asiático del banco, a quien recordaréis de Menzies. Me he partido de risa al ver las caras del viejecito y esa sonrisilla constante, y también al escuchar cómo Nick se montaba su propio diálogo con este silente compañero de fatigas.

“I guess the good ones aren’t already married or gay”.

Sin embargo, las palabras que han salido del camarero una vez se ha topado frente a frente con Jess se han parecido más bien poco a lo que había planeado en el parque, que ha sido de lo más sentido (a mí al menos me había llegado al corazoncito). Como resultado ha tenido lugar una hilarante escena donde Nick ha barruntado unas cuantas palabras, o más bien sonidos guturales, que la profe ha tenido que descifrar como si se tratara de un jeroglífico.

weirdonick

Y así llegamos al momento de la “cita”, donde Jess ha acudido vestida de manera informal creyendo que simplemente iban a comer algún perrito caliente de un puesto callejero, mientras Nick ha aparecido, bastante guapete, “vistiendo de Schmidt” (el judío llevaba años esperando a que su mejor amigo requiriera de su asesoramiento para vestirse bien) y con el nuevo cochazo de Winston. Y, lo más chocante de todo: un poli muuuuy pesado le ha puesto una multa y ¡Nick ha controlado sus ataques de ira!

En cuanto a la cita, ha ido mejorando con el paso de las horas, desde la incomodidad y timidez inicial cuando Jess se ha percatado de la situación, hasta las bromitas y risas una vez el alcohol empezó a hacer efecto. Eso sin olvidar el momentazo de la reaparición de un Russell con rubia explosiva incorporado, o, como ha dicho Nick, “el único hombre al que los dos hemos amado”.

La presencia del ex novio de Jess ha sido el catalizador para que los dos amigos-o-algo-más abrieran los ojos y reflexionaran de una vez sobre qué sienten el uno sobre el otro, y aún más importante, sobre en qué quieren que se convierta lo suyo. Para ello les ha hecho entrega de un par de papeles y bolis (ganándose de nuevo la admiración de un Nick para quien tener dos bolígrafos en tu chaqueta es algo digno de elogio), donde tenían que escribir esos sentimientos. ¿Qué habrán escrito? Nos hemos quedado con la duda, al igual que ellos, porque en cuanto Russell lo ha leído ha decidido guardarse el secreto y no entrometerse. Yo apuesto porque Nick ha puesto que quiere algo serio con su amiga mientras que Jess prefería un simple rollete. ¿Qué opináis vosotros?

feelings

Así que la cita/no cita ha supuesto finalmente que la relación entre los dos compañeros de piso sea aún más confusa que antes, porque tras dejar claro que se sentían atraídos sexualmente el uno por el otro (y por motivos totalmente incomprensibles, como pedir ayuda para abrir un bote o hacer gárgaras con la cerveza), han decidido controlar sus impulsos. Al menos de momento, que ya sabemos cómo se las gastan estos dos y seguramente en un capítulo o dos estén de nuevo besándose apasionadamente. Esas miradas en la cocina gritaban: “¡Que te como!”

Here’s some things you want to hide about yourself on tonight’s date: You’re cheap. You’re a heavy drinker. You’re broke, and you have a problem with anger.

Y ahora quería hacer una pequeña observación. Me resulta muy curioso que Nick sea incapaz de hablar de sentimientos pero cuando está a solas es bastante obvio que está coladito por Jess (cuando se imagina que está pidiéndole ir a cenar se le nota bastante, por no hablar de cómo la mira, o lo nervioso que se pone en su presencia). Y me resulta más curioso aún que Jess siempre quiera hablar abiertamente de sentimientos (o mejor aún, oír a Nick hablar de los suyos), pero da la sensación de que se toma toda esta situación de una forma más desenfadada y casual, quitándole importancia. Supongo que eso se debe a que tampoco sabe a ciencia cierta lo que quiere Nick de ella, y por tanto prefiere no ilusionarse demasiado. Y él tiene bastante con lidiar con el pavor que debe estar sintiendo al darse cuenta de que vuelve a estar enamorado por primera vez desde que lo dejó con Caroline. Y todos sabemos cómo terminó todo aquello.

winstonjovenzuelo

Otra relación que se hace cada día más estrecha es la de Schmidt y Winston. En esta temporada los guionistas han decidido con mucho tino hacer de ellos un gran dúo cómico aprovechando que los otros dos protagonistas iban a disponer de muchísimos momentos a solas. Y cada día lo hacen mejor.

Lo gracioso es que no ha sido hasta este episodio cuando ambos se han dado cuenta de que su amistad se ha hecho muy fuerte, y de que ya no necesitan a Nick como nexo de unión. Ha sido una bonita escena, la verdad. Y he disfrutado muchísimo con el flashback donde hemos vuelto a ver al gordito Schmidt y al rastas Winston totalmente callados y sin saber de qué hablar en cuanto Nick salía de la habitación (divertidísimo cuando el judío empieza a llamar a Nick).

He disfrutado muchísimo con sus planes maquiavélicos para boicotear la primera cita de sus amigos. O, mejor dicho, los planes diabólicos de un preocupante Winston a quien se le han ocurrido cosas como apuñalar a Jess, o inyectar con hepatitis C un oso y soltarlo en el restaurante (épico). Ya vimos en algún episodio anterior que no se le daban nada bien las bromas, y ahora hemos descubierto que tampoco es un hacha a la hora de averiguar cosas (cuando Nick les ha pedido ayuda para adecentarse para la cita ha pensado que se había metido… ¡a chapero!).

greatteam

También ha habido tiempo para que un vagabundo se adueñara del baño de los chicos, e incluso que “secuestrara” la pierna de Schmidt y decidiera, ¿por qué no? afeitársela. Como decía Anthony Blake: “No tiene sentido. No le deis más vueltas”.

En definitiva, ha sido un capítulo bastante movidito y divertido, que me ha sonsacado más de una carcajada, aunque también me ha traumatizado un poco el momento en que se ha cantado cierta canción de George Michael. ¡Uggh! ¿Qué os ha parecido a vosotros?

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review New Girl: First Date
4.3 (86.11%) 36 votes

Categorías: New Girl Reviews Etiquetas: , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »