Review New Girl: Backslide

Parece mentira, pero ya casi hemos llegado al final de la primera temporada de New Girl. En concreto, Backslide (que se podría traducir como “recaer”) es el penúltimo episodio, que se ha centrado básicamente en los dos reincidentes a los que hace mención el título: Jess y Nick. Cada uno de ellos ha cometido lo que para el resto de sus amigos es un gran error. Ella se ha dado cuenta en seguida de su metedura de pata, pero Nick… ¡Ay, Nick! ¿Qué vamos a hacer contigo?

Hagamos una pequeña recopilación ya que la semana pasada hice pellas y dejé a la serie huérfana de review. En el episodio anterior, Tomatoes, Jess decidió romper con su fancyman porque no había pasión entre ellos, no había esa química que sí tenían Russell y su ex mujer Ouli. Aunque Russell prefería una relación tranquila y sin sobresaltos, Jess se consideraba aún demasiado joven como para no buscar esa chispa. Chispa que estalló (una vez más) con Nick en cuanto descubrió que había vuelto a acostarse con su ex novia Caroline. La gran bronca entre los compañeros de piso volvió a poner de manifiesto que estos dos están condenados a acabar juntos.

Y así es como empezamos este Backslide , con una Jess sumida en la depresión escuchando en modo bucle The River de Joni Mitchell (qué canción más potita…). En esta primera escena del episodio, antes de los títulos de crédito, cada personaje ha interactuado con Jess, lo cual ha sido bastante divertido. Desde luego, han empezado con buen pie, y el resto del capítulo ha proseguido por esta misma línea.

Lo mejor ha sido cuando Schmidt ha comenzado mostrando empatía por el dolor de Jess, para acabar anunciando a bombo y platillo que ese dolor no tenía nada que ver con el que él estaba sufriendo en su pene roto tras un accidentado encuentro sexual con la compañera de piso rusa de Cece en el anterior episodio. Lo peor ha sido cuando Nick y Caroline han aparecido en el dormitorio bailando como gilipollas para “animar” a una Jess que ha acabado huyendo de su propio cuarto.

Y es entonces cuando ha ocurrido la recaída de Jess, y cuando más de un lector de este blog habrá gritado un “Nooooooooooooo” desesperado al volver a ver a Paul en la serie. Yo me he alegrado de volver a verlo, pues a mí nunca me cayó mal el chico, y además en este episodio ha tenido su gracia cuando hemos visto un flash mostrándonos que es la persona que se pone más fea al llorar.

Jess y Paul se han acostado juntos, pero lo que no sabía la profesora era que él tenía novia. Jenn, una “versión asiática” de Jess, con sus mismas gafas de pasta, su mismo peinado y su misma manera de vestir. Por un momento he pensado que Paul definitivamente no superó la ruptura con la protagonista, buscándose una sustituta idéntica, pero al final del episodio ha quedado claro que, como bien ha dicho Jess, probablemente ella era la “versión caucásica” de Jenn, y no al contrario.

En cuanto a Nick, ha decidido dar un gran paso en su vida, por fin: mudarse a vivir con Caroline (es increíble cómo en un solo episodio los guionistas han logrado que odie con todas mis fuerzas a este personaje). De nada han servido las quejas y advertencias de Schmidt y Winston, ni siquiera el DVD de emergencia que tenían guardado para casos como este, aunque lo hayan obligado a verlo.

En ese DVD hemos visto a un Nick en su peor versión de sí mismo: barbudo, borracho, más perdedor que nunca, reprochando al Nick del futuro que volviera a salir con Caroline. El vídeo ha sido uno de los momentos más cómicos del episodio, aunque a la vez ha dado bastante vergüenza ajena ver a Nick guardándose las lágrimas en un bote de cristal. Y también ha sido un poco triste cuando se ha dicho a sí mismo que quizá ya no sería camarero en e futuro. Sólo con esa frase, y teniendo en mente el contexto actual (Nick y Caroline saliendo de nuevo) se ha hecho más patente que nunca el hecho de que este personaje es el único que no ha evolucionado absolutamente nada desde el principio de la serie. Más bien ha involucionado, ha hecho un backslide de los que hacen época.

El capítulo nos ha vuelto a dejar una escena tensa entre Nick y Jess, cuando ésta se ha acercado a él para decirle que siempre podrá contar con ella y que se merece ser feliz, y él le ha respondido en tono un poco cortante que dejaba el apartamento para irse con su ex. No sé qué pasará en el episodio final, si Nick finalmente decidirá quedarse con sus amigos, y volverá a tropezar con la misma piedra de siempre (tres veces ha sido abandonado por Caroline, amigos). Lo único que sé es que tengo muchas ganas de saberlo.

En cuanto a mi pareja favorita, Cece y Schmidt, después de sincerarse en el anterior episodio y decidir emprender una relación “normal” bajo la base de que ambos se gustan, en este Backslide han protagonizado los momentos más cómicos debido a los problemillas de Schmidt con su pene. Ha sido muy gracioso ver cómo se excitaba por cualquier cosa (y cualquier cosa incluye ver un pajarillo volando, porque los pájaros ponen huevos, y “huevos” es una palabra muy erótica, ejem…).

Pero aparte de estas escenas distendidas, también ha habido tiempo para profundizar un poco más en su relación, ya que Schmidt ha conocido a la abuela de su pareja (por cierto, gran trabajo de casting, porque se parecen mucho), y ha pedido consejo a los viejecitos de la residencia para lograr hacer feliz a Cece. Ay, la verdad es que estos dos siempre logran ponerme sensiblona, aunque luego Schmidt siempre acabe diciendo alguna de sus tonterías que hacen que todos pongan los ojos en blanco intentando no perder la paciencia.

Winston, por cierto, ha vuelto a agenciarse la trama más chorra del capítulo, esta vez referente a un agujero que se ha hecho en la oreja, apareciendo en cada escena con un pendiente más horrible que el anterior. Esto ha dado para que sus amigos no hayan dejado de burlarse de él en todo el tiempo, llamándole Black Sparrow o comparándole con algún rapero. Poco que destacar aquí, para variar. Sólo un detalle: me gustaba más la idea del jefe-cabrón que la del jefe-colega-loco.

Como dije antes, ya sólo queda un episodio para terminar la temporada. “See Ya”, se titula, y se emitirá esta misma semana. Así que en la próxima review intentaré incluir un breve comentario sobre lo que me ha parecido esta serie en su primer año de emisión, y sobre lo que espero en la ya anunciada segunda temporada.

Y ahora me gustaría acabar recitando un bonito poema escrito por Nick:

“¿Tendría que compararte con
un día de verano?
No, un día de verano
no es una zorra. ”

Esto es arte, amigos.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review New Girl: Backslide
3.6 (72.5%) 8 votes

Categorías: New Girl Reviews Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »