Review Mujeres: How about a friendly shrink?

How about a friendly shrink?

De pequeños siempre nos enseñan que hay que decir unas palabras mágicas para ser educado. Aún recuerdo la típica frase que mi madre decía, como todas las del mundo: ¿qué se dice? Algunas veces era un por favor, otras un gracias. Pues parece que en Mujeres Desesperadas no se llevaba mucho eso y las madres de nuestras desesperadas (y también de los desesperados) no practicaban mucho esa forma de enseñanza. Aclaramos conceptos dentro, en la review del 6×13.

Capítulo en el que vemos de nuevo niños y actitudes infantiles en algunas peleas. Estas últimas son las que protagonizan ese matrimonio tan bien avenido últimamente: los Hodge. Orson sigue tan… capullín (por no decir algo más fuerte) con Bree como en el último episodio. No se quiere lavar, le manda hacer cosas a su mujer cada vez que puede… En fin, ya conocéis al viejo Orson. Y Bree no se queda corta, que ella tampoco se pone a pensar cómo puede estar pasándolo su marido en una situación tan dura.

Nos quedamos en un punto un poco más avanzado que la semana anterior, un inicio de acuerdo entre los dos tras una escena épica en que Bree intenta lavar a Orson en el jardín con la manguera. De lo poco destacable de la historia de Bree esta semana. El resto, ni fu ni fa, la verdad. No me he llegado a emocionar demasiado con su reconciliación, y tampoco me la espero duradera. Sí, Bree pide perdón a Orson con mucho esfuerzo… pero a ver cuánto dura.

Bree y Orson se reconcilianBree y Orson se reconcilian

Lo que sí me ha emocionado un poco más es la historia de Katherine. Ha sido todo un poco acelerado, pero creo que le han sabido dar ese toque que de vez en cuando nos gusta ver en esta serie. La escena en la que se sincera con su psicólogo ha sido magistral, y demuestra de nuevo que Mujeres Desesperadas cuenta con un elenco en el que no sólo son grandes actrices las protagonistas. ¡Bravo, Dana!

El final del capítulo también ha sido bastante emocionante, aunque me falta un poco de explicación de todo. Todas saben perdonarle a su amiga lo que ha pasado, en especial Susan que es la última en aparecer y se funde en un abrazo con su amiga.

Ya no estoy tan locaYa no estoy tan loca

La historia de los niños no es tal, sino más bien cómo ven las madres a sus hijos. Protagonistas: las madres de los dos críos que más nos gustan. La semana pasada advertía de que Juanita es uno de los grandes aciertos en el elenco infantil de la serie, pero MJ tampoco se queda muy lejos. No sé si es que estoy sensible y ahora adoro a todos los niños, pero verle intentando sacar la mano del bote en que se le queda metida me ha sacado una sonrisa paternal. Los años no pasan en balde para nadie… snif.

MJ, tan adorable como siempreMJ, tan adorable como siempre

Susan y Gabrielle quieren saber si sus hijos, que ya sabéis que ahora van al mismo colegio, pertenecen al grupo de los listos o de los tontos. Soy carne de colegio público y no sé bien cómo sería en este tipo de colegios, pero ¿a vosotros os catalogaban en grupos según lo listos que fuerais? Aquí parece que sí, en leopardos, ardillas y jirafas.

Susan y Gaby actúan cómo una típica madre haría, sólo que un poco más enloquecida y mezclada con sus personalidades. Me ha divertido ver cómo se peleaban por sus hijos, pero también hay que destacar que ha sido todo un poco… digamos previsible. Pero se agradecen historias así de frescas de vez en cuando.

Yo de pequeña era jirafaYo de pequeña era jirafa

Tras ver la grandísima aportación de Angie en este capítulo, me pregunto algo: ¿tenían que justificar el sueldo de Drea de Matteo poniéndola en todos los capítulos aunque fuera porque se le viera un rato la cara? No me explico esta absurda historia a no ser que intente ver el futuro. ¿Y si el asesino de Wisteria Lane fuera Danny como nos hicieron pensar al principio y la siguiente en caer en sus manos sea Ana? Tranquilos, guionistas. No la echaremos de menos si es así.

Y lo de Lynette me da pereza hasta comentarlo. Que sí, bonita. Que llevas con tu marido mal desde el principio de la serie. Me aburren estas historias de “voy al terapeuta pero no quiero pero al final me quedo”. Pero no hace falta que nos llevemos las manos a la cabeza porque nos ha servido para volver a ver a Bob y Lee. Sus excentricidades me siguen pareciendo acertadas. Ahora que parece que están saliendo un poco más, espero que no vuelvan a desaparecer durante otro porrón de capítulos.

Volviendo a Lynette, veíamos la semana pasada que tenía problemas con Tom por falta de comunicación y Tom decide ir al terapeuta. Ella se niega, como pasa siempre, y al final accede. Donde quiero ir a parar es a mirar de nuevo al futuro a ver si le encuentro el por qué también a su historia. ¿Y si fuera la definitiva? ¿Y si se divorciaran de una vez? ¿Os imagináis a una Lynette madre soltera? Me cuesta, pero me gustaría verla en esa situación.

Queridos Reyes MagosQueridos Reyes Magos

Por último, quiero destacar una cosa para los más entendidos. Normalmente, la realización de Mujeres Desesperadas no da mucho de qué hablar por lo normalita que es. En este capítulo me he encontrado con justo lo contrario: hay planos en los que es para matar al director, y otros que me han gustado mucho. Lonny Price es el director de este capítulo y, si no me equivoco, es su primera intervención en la serie.

Muy buenos algunos travelling (movimientos de cámara), el picado y contrapicado en la conversación de Lynette y Tom (intentando ensalzar a Tom que era el que se veía desde abajo) pero… ¿qué pinta un primer plano de las llaves de Lynette, de las flores de Bree o de la manguera con que moja a Orson? Me parece bien que intenten hacer una realización más elaborada, pero con algo que tenga sentido y no meter planos por meter. ¿Qué os ha parecido a vosotros el capítulo?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Mujeres: How about a friendly shrink?
Valoración

Categorías: Mujeres Desesperadas Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »