Review Mujeres Desesperadas: Get out of my life

La semana pasado despedíamos el capítulo de Mujeres Desesperadas con la “gran” sorpresa del regreso de Orson, algo que se olía desde hacía un tiempo, y es con él con el que se abre este episodio que da lugar a otro parón, por suerte de solo 2 semanas (la serie vuelve pues el 4 de marzo). Un capítulo en el que los secundarios aparecen un poco más de lo que nos tenían acostumbrados últimamente y que nos ha dejado con mal sabor de boca por un tema que tocaremos más abajo.

Empezamos con Bree y su invitado de honor, el gran Orson Hodge, que la rescataba de un potencial violador y la sacaba de la vorágine de perdición en la que se había metido la pelirroja. Parece que va a quedarse una temporada en casa de la Van de Kamp, cuidándola, porque ha vuelto a instalar las rampas que su silla de ruedas requiere. Pero el hombre tiene un plan: aislarla de sus amigas, puesto que no le dice nada de la visita que intentan hacerle para arreglar el malentendido. Bueno, de hecho sí se lo comenta, pero cuando se ve obligado a hacerlo y encima inventándose que se habían puesto a criticar a la ausente a sus espaldas.

Todo esto confirma lo que sospechábamos, algo que se va notando cada vez más durante este episodio: Orson quiere llevarse a Bree, porque intenta meter cizaña cuando ella le confiesa todo el tema de Alejandro, a lo que él reacciona criticando la actitud de las otras tres amas de casa y aplaudiendo la de su pelirroja. El plan era, como decíamos, aislar a Bree del resto y hacerla sentir desvalida, y el chantaje de los anónimos es obra del señor Hodge, cosa que se nos confirma esta vez cuando se sucede un montaje de escenas con la voz en off del paralítico contándole a Bree lo que ha estado haciendo durante todo este tiempo, sin entrar en detalles porque por supuesto ella no debe saberlo.

Se veía venir, pero es una lástima que nos lo hayan contado tan directamente, sin dejar lugar a la duda. Así pues, la identidad del tipo que amenazaba al cuarteto no será el gran misterio resuelto en la Finale, por lo que deberán inventarse algo más gordo si quieren terminar por todo lo alto. Y ello puede ser un intento de asesinato, porque cuando Orson convence a Bree para que se mude con él a otra parte le asegura que su nueva vida la va a sorprender, y lo dice con un tono que no me ha gustado nada. El motivo de todo este rocambolesco plan podría ser, pues, la venganza por haberlo dejado con él hace tiempo.

Nos vamos con Lynette, cuya subtrama ha sido más divertida. Ahora que está en un momento dulce porque se ha echado novio, al que por cierto no vemos en este episodio, resulta que ya no tiene toda la casa para ella porque… ¡vuelven los gemelos! A Porter y Preston los han echado de su apartamento y tienen que volver a casa “por unos días”. A Lynette no le hace ni puñetera gracia, claro, pero es su madre y a pesar de sus intentos por no dejarlos pasar tiene que apechugar y hacerse cargo de sus primeros hijos. Pero no han vuelto porque sí, hay un motivo que reconozco que no me esperaba y que está relacionado con…

Julie Mayer, que sigue sin conseguir que Susan acepte lo de dar a su nieta en adopción. Como la Delfino es testaruda como ella sola decide averiguar quién es el padre de la criatura para convencerlo de que se la queden y no se la den a unos desconocidos, pero resulta que es Porter Scavo. Sí, uno de los pelirrojos traviesos a los que Julie había hecho de ocasional canguro. Es lo que tiene mezclar depresión por una ruptura y alcohol.

Pero el chaval afirma estar dispuesto a hacerse cargo del bebé, y Susan lo ve genial, pero Lynette, que monta en cólera, no tanto. Hasta que Porter jura que ya quiere a esa niña y que está buscando trabajo en serio para poder mantenerla. ¿Lo veis? Ya tenemos la solución, o parte de ella, y ahora sí que está prácticamente claro que Julie se quedará con su hija. O por lo menos que alguno de los personajes de la serie se la quedará.

Nos vamos a casa de los Solís. ¿Qué ocurre allí? Pues que las niñas se han desmadrado y Gaby no puede con ellas, pero la solución llegará con Roy, al que la señora McCluskey ha echado de casa tras una discusión. El anciano se instala en casa de la familia latina de Wisteria Lane al ponerle cara de pena a una reacia Gaby, que pronto descubre lo útil que es tenerlo de huésped, dado el miedo que les mete a las niñas en el cuerpo, que terminan obedeciendo a su madre y parece que aprenden algo de disciplina.

Para que la situación aguante hasta la vuelta de Carlos son necesarias las maquinaciones de Gaby, nada interesada en que los viejos se reconcilien, pero la ha liado muy gorda al sabotear los intentos de ambos de hacer las paces: Karen McCluskey ha dejado de intentar recuperar a Roy al enterarse de que su cáncer ha vuelto y ha hecho metástasis al cerebro. Se nos muere la McCluskey, señoras y señores. Nada en esta serie queda en el aire, se demuestra una vez más. ¿Cómo un personaje de la edad de la anciana podía pasar por un cáncer, mencionarse en un par de capítulos y darse por solucionado? La respuesta es que no podía ser, y ahora ha vuelto. Espero que no la veamos morir en lo que queda de serie, pero la situación es muy dura: no tiene intención de decirle nada a Roy, para que no tenga que sufrir.

Otro secundario al que se le ha dado importancia en este episodio es Ben. ¿Os lo dije o no? No he acertado en las circunstancias, pero se veía venir que se reconciliaría con Renée después de pasar por el hospital. No le han dado una paliza por no pagar al usurero a tiempo, pero sí ha tenido un pequeño infarto después de que Mike lo descubriera intentando atentar contra su propia obra para estafar a la aseguradora. Renée deja de lado el orgullo, paga secretamente parte de la deuda de Ben y además le da otra oportunidad, así que parece que habrá final feliz para la pareja… aunque todavía faltan unos capítulos y puede pasar cualquier cosa.

Me están gustando los giros que están tomando las situaciones, puro culebrón del bueno, pero faltan unos cuantos episodios y hay temas mayores que ya están resueltos. ¿Qué podrán alargar y qué no? ¿Saldrán nuevas historias? ¿Realmente saldrán impunes las mujeres desesperadas en cuanto a lo de Alejandro? ¿Qué quiere hacer Orson con Bree?

 

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Mujeres Desesperadas: Get out of my life
Valoración

Categorías: Mujeres Desesperadas Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »