Reviews

Review Mr Sunshine: Pilot

Uno de los estrenos más esperados de la midseason, Mr. Sunshine, aterrizó esta semana en la programación, apadrinada (¿solo apadrinada?) por Jorge García. En ella vuelven dos grandes de la televisión, Chandler (luchando para dejar de ser Chandler) y la enorme Allyson Janney, CJ del Ala Oeste, que explota el talento para la comedia que mostró en muchos de los capítulos de la serie presidencial. Un estreno esperado, y una review por hacer. Pasa y lo comentamos…

Lo más importante de Mr. Sunshine es que como comedia, en el piloto ha cumplido: me ha hecho reír. Sin embargo, esto siendo suficiente, queda un poco por debajo de lo que se puede esperar de sus protagonistas, y de algunos puntos que ha mostrado. Lo segundo, y quizá más preocupante (porque estoy deseando que me guste y que me encante) es que aún no sé qué tipo de comedia es la que me espera la semana que viene.

Tenemos un punto de partida interesante, un protagonista en crisis y que, además, parece que no es lo que podríamos llamar “buena gente”. Esto es un hándicap y un reto para Matthew Perry, hacernos olvidar lo guay que era Chandler. Sin embargo, los tipos que son “malos” o que, al menos no serían protagonistas de Padres Forzosos, son estupendos personajes para las comedias: Barney, algunos momentos de Lily, Sheldon o Rajesh, por poner ejemplos de las comedias que pasan por aquí. Ahora bien, esta crisis de identidad se nos puede parecer a la que inicia HIMYM… y eso no sería bueno.

Reconquistar a Alice puede ser un tema para la comedia, pero si fuera así, sería algo por debajo de lo que uno puede esperar. Por otro lado, tenemos un personaje bueno o quizá genial, como es Alonzo, que además parece ser la némesis de nuestro héroe. La grandeza de Alonzo es su eterna bondad y optimismo, pero realmente me parece genial que después de la tremenda escena del hacha y los payasos, asome un punto de cinismo con ese “fue casi tan bonito…”

El segundo foco, y más interesante, es la locura de gestionar el centro Sunshine. Aparte de la brillante aparición de Jorge García (¿alguien sabe si saldrá más? Porque el IMDB no dice ni si, ni no, ni todo lo contrario), y de los payasos y el elefante (genial “There is an elephant in the room”) la secretaria, el hijo estúpido de la Christal, y la propia Christal, han dado lo mejor del capítulo. No sólo con las bromas de las drogas, la canción de los niños, el asiático, o el “no haber tenido nunca un niño”, sino el cinismo de los personajes y el aire desequilibrado de cada uno de ellos. Esto es lo que hace, para mí, que esta serie pueda valer la pena. Es de un surrealismo que a veces es brillante y en más de una ocasión sorprende: sigo entusiasmado con la escena de los payasos, que se redondea con el cinismo de convencer a los periódicos de que no saquen la foto del lanzamiento de niños.

En resumen, lo que da más miedo de todo es que siendo una serie con la coexistencia de dos focos, tire por el más facilón y convencional. Si ocurre esto, Matthew Perry será cada vez más una copia de Chandler y, desde el cariño lo digo, hay que seguir adelante (como dice Alice). Aún así, los personajes son muy buenos, las situaciones han sido graciosas, y algunos que han aparecido poco por aquí, como la secretaria, prometen momentos gigantescos. Espero saber más de hacia dónde están apuntando los jefes de la serie el próximo capítulo… ¿y vosotros?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Mr Sunshine: Pilot
Valoración

Categorías: Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »