Review Modern Family: Send out the clowns

Que levante la mano quien no ha pensado en Fizboo automáticamente en cuanto leyó el título de este episodio. Un personaje tan goloso tenía que volver a aparecer tarde o temprano en Modern Family. Y esta vez no lo ha hecho solo, sino acompañado de una troupe de personas dedicadas al poco reconocido mundo de las variedades. De todos modos, en el capítulo también ha habido tiempo para conocer a la némesis de Phil Dunphy y para adentrarnos junto a Claire en el adictivo mundo de las redes sociales. Un episodio de lo más completo…

Ha habido tiempo para todos. Phil, Claire, sus hijos, Mitch y Cam, los Pritchett… todos han tenido su minuto de gloria en este capítulo que, pese a no mostrarnos a la familia interrelacionándose entre sí (lo que genera siempre los mejores momentos de la serie), no ha estado nada mal.

Cam ha sido, una vez más, uno de los protagonistas del capítulo. Con la muerte de su mentor, ha recordado sus viejos tiempos triunfales como payaso en su dúo Lewis & Fizboo, el cual abandonó cuando comenzó su relación con un Mitch que nunca entenderá la importancia que le da Cam a su faceta como animador infantil en cumpleaños y fiestas varias. Aquí se pone de manifiesto cierto tema que no me convence demasiado cómo lo tratan, y es en relación a Cam y su realización personal a través del trabajo. Cam decidió dejarlo todo para convertirse en amo de casa en cuanto adoptaron a la pequeña Lily, pero siempre ha quedado claro que tenía cierta espinita clavada al no poder desarrollar completamente toda su creatividad (la cual ha quedado relegada a organizar fiestas, adornar la casa o empaquetar un bonito regalo). Con este episodio se ponía de nuevo de relevancia este hecho, ya que en seguida ha recordado lo que disfrutaba con su trabajo y ha decidido volver al ruedo, recibiendo, por supuesto, la incomprensión del racional y un poco aguafiestas Mitch.

Cuando su antiguo colega le ha pedido que iniciaran una gira por ferias y cumpleaños varios, Cam ha puesto sobre una balanza su éxito laboral y las obligaciones propias de tener una familia, y, por supuesto, se ha decantado por lo segundo. ¿No os ha parecido esto un poco conservador? ¿Por qué no puede compaginar ambas facetas, tal y como hace el “hombre de la casa”? Más bien, tal y como hace cualquier pareja de hoy en día, cuando resulta casi imposible mantener un nivel de vida aceptable si solo un miembro de la familia trabaja. Pero no quiero realizar aquí ningún discurso. Al fin y al cabo, estamos ante una serie que tiene su razón de ser precisamente en la importancia de la familia.

En cuanto a los Dunphy, había dos frentes abiertos. Por una parte, Phil tenía la oportunidad de hacer una importante venta, pero una agente rival (Ellen Barkin) ha echado mano a las artimañas más sucias para conseguir unos clientes que no le pertenecían en un primer momento. Phil esta vez ha estado un poco espeso (la genialidad se la ha dejado para aconsejarle a su hijo que se comiera las Oreo como si fuera una mazorca de maíz), ya que no sabía cómo hacer frente a semejante víbora. Suerte que ha contado con la ayuda de Luke, que ha puesto en marcha dos planes dignos del mejor Spy Kid: el típico bolígrafo espía, y el aún más típico truco del niño lloroso. Me encanta cómo se alían siempre padre e hijo para hacer este tipo de cosas, y cómo se toman tan en serio el uno al otro.

Eso sí, creo que era bastante obvio que Phil estaba al tanto de la conversación en el supermercado entre Luke y la agente inmobiliaria, no hacía falta hacer un flashback para descubrirnoslo.

Claire, por su parte, se abre un perfil en Facebook y les envía una petición de amistad a sus hijas, que, obviamente, no aceptan, poniendo excusas baratas. Es normal que quieran mantener algo de privacidad. O, como dice Alex, que no quieran que cuelgue fotos de cuando eran más pequeñas y vestían mal (genial la mirada de Haley cuando oye a su hermana decir eso). Esta parte del episodio me ha gustado, al ver a Claire tan emocionada al haber descubierto algo nuevo, sorprendiéndose por todo, y fardando de que tenía entre sus contactos a Adele. El final también ha sido muy cómico, cuando algún viejo compañero de Universidad la ha etiquetado en fotos en plena juerga nocturna cuando era una veinteañera. “Untag it! Untag it!”

Por último, Manny ha vuelto a dar una lección de comicidad, aunque sea sólo por la escena en que abría la puerta a diversos compañeros de clase, dándoles la bienvenida de manera rimbombante. La historia del amigo guay ha sido de lo mejor de todo el episodio. No ha tenido precio ver a Jay intentando caer bien al chico más popular del instituto (creo que aquí hay cierto trauma paterno ya que ni Mitch ni Manny pueden presumir precisamente de ser unos grandes deportistas o de tener a todas las chicas bajo sus pies). Cuando ha aparecido con la chupa de cuero y gafas de sol, no he podido evitar esbozar una sonrisa… Para rematar la escena, en cuanto ha aparecido Gloria el chico se ha quedado embobado mirándole el escotazo, y es entonces cuando todos se han dado cuenta de que sólo quería ser amigo de Manny para ver a su madre. ¿He dicho todos? Bueno, no. Jay seguía empeñado en que el chico quería ser su colega, aunque queda bastante claro que era más bien a la inversa.

Ha sido muy divertido ver a Gloria y Jay peleándose por el chico, y más aún cuando Manny les ha dicho que él no quería ser amigo de alguien con tan poco cerebro, que lo hacía por interés porque estaba enamorado de la hermana de éste. Definitivamente, creo que Manny ha estado sembradísimo en todo el episodio, y es, de lejos, el que más risas me ha causado (en tumblr ha causado sensación un gif del momento en que está vestido de ¿caballo? animando en el partido de baloncesto).

Poco más puedo añadir a todo lo dicho, excepto que creo que más de uno se habrá sentido un poco decepcionado al no ver la escena de los Pritchett en bañador (o sea, a Gloria) en la piscina del niño cool. Otra vez será, chicos…

Un episodio, al fin y al cabo, en la línea de la serie, que siempre consigue mantenerse en esa misma fórmula que siempre les ha funcionado, y que no tienen pensado cambiarla lo más mínimo. Cuando algo funciona, a veces es mejor dejarlo tal y como está.

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Modern Family: Send out the clowns
5 (100%) 1 vote

Categorías: Modern Family Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »