Review Modern Family: Punkin Chunkin

familiaunida

Con el extraño y enigmático nombre de Punkin Chunkin se presentaba el último episodio emitido hasta el momento de la sitcom Modern Family. ¿Pero qué diablos significa ese título? Es lo primero que pensé en cuanto comencé a verlo, pero una breve búsqueda por la web me ayudó para descubrir que es el nombre que se da en EEUU a las competiciones de… lanzamiento de calabazas. No os extrañéis demasiado, que por aquí hay otros que prefieren lanzar animales vivos desde las alturas. Evidentemente, ha sido un episodio de Acción de Gracias, bastante divertido y con muy buen rollo, por cierto.

Con muy buena onda, sí señor. Y además, ha sido un capítulo que ha tocado temas de lo más interesantes a mi entender, siendo el principal de ellos la importancia de los sueños, ambiciones y optimismo en contraposición con la no menos primordial necesidad de mantener los pies en el suelo, aunque se pueda pecar de escepticismo.

Como es lógico, los Pritchett ilustran a la perfección a ese tipo de personas realistas, incluso algo pesimistas, o como los ha definido Cam, “aplasta-sueños”. Concretamente, Jay, Mitch, Claire y Alex entrarían dentro de esa definición. El resto de de familiares formarían parte de los soñadores e idealistas, los incomprendidos de ideas alocadas e innovadoras. No es la primera vez que todos los personajes se encaran contra Jay y sus dos hijos, que tiene mucho más en común los tres de lo que ellos mismos creen. A bote pronto, recuerdo cierto episodio de la pasada temporada en que se reían por cosas que no causaban risa en el resto de personajes, los cuales incluso se sentían molestos a causa de dichas inoportunas carcajadas.

Pero centrándonos en el principio, hay que hablar de un tal Kenneth, antiguo vecino de los Dunphy, que vuelve al barrio para hacerles una visita. Mientras queda claro que Claire no lo soporta, para Phil siempre fue el hijo que habría querido tener si hubiera sido padre (sic). Kenneth se presenta como un tío algo raro, en total sintonía con Phil, a quien siempre admiró, y con quien comparte un momento de gran ridículo a modo de saludo interminable repleto de gestos que poco tienen que ver con un men shake, como ellos lo llaman.

menshake

El caso es que Kenneth se ha convertido en un multimillonario hombre de negocios, gracias a los consejos e inspiración en Phil (¿Qué haría Phil Dunphy en esta situación?, es la pregunta que siempre se ha hecho su admirador, y que le ha llevado al éxito). Y hasta aquí ha llegado la aportación de Kenneth al episodio, que no ha sido más que un personaje funcional que ha servido como detonante para la posterior discusión entre Claire y Phil.

La discusión ha tenido lugar cuando al cabeza de familia le ha dado por pensar que todas sus estrafalarias ideas siempre son machacadas y deshechadas por su mujer. No me extraña, porque la lista de despropósitos inventados por Phil no tiene precio: ¿pistola de aspirinas? ¿triciclos para adultos? O el rasca-cabezas TM, que tiene hasta un vídeo promocional a su altura. ¡Y menudo vídeo! De nuevo hemos visto a Luke y su padre en acción a través de un cutre spot publicitario de estilo parecido al de ese otro corto que realizaron para pedir una señal de Stop capítulos atrás. Y de nuevo, han sido de lo mejor del episodio. No me cansaré de repetirlo, este dúo es de lo mejorcito que hay en la serie, y Luke semana a semana se va superando. ¿Lo habéis visto subiendo las escaleras marcha atrás y en silencio cuando su madre estaba diciendo que alguien se había acabado con todas las nubes de gominola? Sí, definitivamente, los guionistas quieren cada vez más a este pequeño gran personaje.

obradearte

Hablando de pequeños, Manny en esta ocasión ha sufrido, una vez más, de la sobreprotección de su madre, que quería evitar a toda costa que Jay se sincerara con el niño haciéndole ver que había hecho un churro de manualidad en forma de centro de mesa.

El motivo es que Gloria quiere evitar a toda costa que su hijo se convierta en una persona insegura como ella (WTF?), que sufrió durante toda su infancia las críticas de su madre. Jay, por su parte, opina que decirle la verdad le puede ayudar más en su futuro, aunque tiene gracia que luego reconozca que sus hijos aún no le han agradecido su dureza como padre (aunque está seguro de que eventualmente lo harán).

Ha tenido gracia que justo entonces Manny haya realizado una mala crítica a la cocina de su padrastro, quien al final no ha podido reprimirse y le ha espetado que no había realizado su mejor obra artística. Lo mejor de todo ha sido cuando, tras explicarle que hay que diferenciar el tono con que alguien te dice que has hecho algo “genial”, Alex ha dicho la palabra mágica precisamente alargando las vocales, señal inequívoca de estar mintiendo.

hermanasdelcrimen

¿Y por qué mentía Alex? Por la abolladura en el coche de su madre, cosa que ha servido para que seamos testigos de lo manipuladora que es Haley, que se ha llevado todo el tiempo evitando de mil maneras que nadie se diera cuenta de lo que habían hecho. Alex, que aún conserva la capacidad para tener remordimientos, lo ha pasado tan mal que incluso ha empezado a caérsele el pelo.

Como veis, todo el mundo ha tenido su momento en esta ocasión, excepto Lily, a la que, aunque la hemos vuelto a ver por fin, se ha limitado a estar presente en alguna escena, sin decir nada. Los padres de la criatura, por cierto, también han tenido cierto conflicto, como suele ser habitual en ellos. Mitch no se cree ciertas historias contadas por Cam, cree que las exagera e incluso que se las inventa. La escena del principio, con el regordete histriónico contando la historia del punkin chunkin, me ha hecho mucha gracia, debido a Mitch, que no paraba de poner caras y de vocalizar en silencio una historia que ha tenido que oír muchas veces para sabérsela de memoria, con un remate final que me ha hecho estallar de la risa (cuando ha hecho ese típico sonidito que representa la derrota).

Me alegro mucho de poder decir que en esta ocasión, todas las tramas han sido geniales, ya que últimamente me estaba acostumbrando a ver capítulos donde ciertos personajes destacaban por encima de otros, o ciertas escenas eran más agradecidas que otras… Esta vez, repito, todos han mantenido un grandísimo nivel.

historiasparanodormir

Como remate final, en los minutos finales del episodio todos los personajes se han reunido para la cena de Acción de Gracias. Como siempre pasa, las reuniones de familia son de lo mejorcito de la serie, y en esta ocasión también ha sido así. La festividad se ha empañado un poco cuando han empezado a echarse en cara todos los problemas de los que he hablado anteriormente.

Pero como esta es una serie familiar, las últimas escenas han sido de esas que te dejan una sonrisa en la cara y muy buen cuerpo. De hecho, se me ha quedado la sonrisa en la cara durante un rato, recordando esa entrañable conversación entre Jay, Mitch y Claire, en la cual han reconocido que querían que sus parejas tuvieran razón, y cuya lógica, por cierto, ha sido crucial para que finalmente la calabaza llegara tan lejos como los soñadores querían. Trabajo en equipo, amigos, una bonita lección.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Modern Family: Punkin Chunkin
Valoración

Categorías: Modern Family Reviews Etiquetas: , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »