Review Modern Family: Baby on Board

Esta entradilla podría ser la excusa perfecta para realizar el enésimo discurso sobre el inexorable paso del tiempo, ya sabéis: un año más Modern Family llega a su fin, parece que fue ayer cuando comenzó su tercera temporada, los meses pasan sin que nos demos cuenta, y un bla bla bla eterno… Pero no lo haré. Aunque quizá, al decir que no iba a decir nada de esto, precisamente al final se me esté acabando la entradilla más inútil de la historia de Todoseries, aquella en la que he acabado no diciendo nada. Eso sí, si pincháis en este artículo os prometo que dentro hay una hermosísima review sobre la season finale de Modern Family, ¡os lo juro!

Los episodios finales de Modern Family, y más concretamente en las dos últimas temporadas, suelen traer consigo ciertos cambios en la vida de los personajes, o en la dinámica de la relación entre ellos. Así, el año pasado nos enterábamos que Cam y Mitchell habían decidido adoptar un niño, y se descartó por completo la atracción sexual que sentía Phil por Gloria.

En esta ocasión, los guionistas nos han dejado caer un par de bombazos, concretamente que Haley finalmente ha logrado entrar en la Universidad, y que Gloria está embarazada (¡notición!). En cuanto a Mitch y Cam, todo parece indicar que por el momento van a dejar de lado el tema de la adopción, exhaustos ya de tanto trámite y sufrimiento. Pero creo que es mejor, en este punto, hacer un repaso a lo que ha dado de sí el episodio, y dejar las conclusiones para el final de la review.

Empiezo con un pequeño palo: no ha sido el capítulo más brillante de la temporada. De hecho, me gustó más el anterior, Tableau Vivant, me pareció más divertido, sobre todo gracias a ese Mitch encerrado en el ascensor mientras todos sus ex compañeros le llamaban “vago” y a ese Cam a punto de perder la mano por no decir que “no” a su hija…

Ojo, eso no quiere decir que este Baby on board no haya tenido grandes momentos, así como escenas de lo más tiernas, aunque me he sentido un poco incómoda con el giro melodramático que ha dado la historia de Mitch y Cam. Pero voy a empezar con los Dunphy, cuyas máximas protagonistas han sido las dos hermanas, Haley y Alex, bien acompañadas por el resto de la familia y por el hilarante Dylan.

La historia de Alex ha girado en torno al baile de graduación, y ha dado para un par de momentos bastante graciosos. El primero ha sido cuando la chica ha puesto cara de asco cuando su madre le ha dicho que estaba “adorable” con el vestido rosa… para a continuación seguir mostrándose disgustada cuando Phil intenta arreglar la situación puntualizando que está muy “sexy”. El otro momentazo ha sido cuando hemos conocido a su cita del baile, un chico gay que, como brillantemente ha apuntado Alex, aún no sabe que lo es.

La verdad es que en esta tercera temporada hemos visto a esta chica teniendo sus primeros escarceos con el sexo opuesto, en concreto con el melón del rancho en el primer episodio, así como el chico universitario en el capítulo Disneyland, pero me gustaría que en la cuarta temporada ahondaran un poco más en esto. No sé, podría estar bien que se enamorase del guaperas de su clase y le pidiera consejo a Haley, o que se echara un noviete tan cerebrito como ella.

Pero en este episodio ha sido Haley la que se ha llevado el gato al agua. En un primer momento nos ha dejado a cuadros a todos cuando ha manifestado su decisión de mudarse con Dylan, lo que ha provocado una de las frases más hilarantes del episodio, por venir de la boca de quien venía, Luke: “Are you doing sex?”.

Claire y Phil han estado también sembrados cuando han intentado persuadir a su hija de no independizarse, primero dando las típicas argumentaciones en plan: “No podréis pagar las facturas”, “Te quedarás embarazada”, para dar paso a continuación a una retahíla de hipotéticas situaciones salidas de una película apocalíptica tipo The Road, producto de la imaginación de Phil. Reconozco que en esta parte me he reído de lo lindo, sobre todo cuando Haley ha comentado preocupada que había perdido el hilo de la historia.

Pero, como ya había anunciado al principio de esta review, al final Haley ha sido aceptada en una Universidad, lo cual significa básicamente que la próxima temporada no vivirá ya en casa de sus padres. Siempre me ha resultado curioso esto, porque en España lo habitual es estudiar en la Universidad pública de tu provincia, mientras que en Estados Unidos esa sería la opción de los perdedores. Por no hablar de que allí parece que lo normal es irte a estudiar a mínimo mil kilómetros de tu ciudad.

Ahora le toca el turno a Jay y Manny, que han tenido que hacerse cargo de la pequeña Lily, lo cual ha sido de lo más interesante de ver porque creo que nunca antes se había dado esta situación, y también por la noticia que luego hemos sabido. En un principio ha ocurrido lo típico y esperable: Manny y Jay se han comportado como unos verdaderos carrozas, pidiendo a Lily que no les diera mucho la lata porque tenían cosas que hacer.

La niña tenía una actuación de danza en el colegio, y a falta de sus padres, han sido su abuelo y su tío quienes la han acompañado. Quiero destacar la frase de Manny cuando, tras una brillante actuación por parte de otra pequeñaja, ha dicho algo así como que estaba muy por encima de los estándares de Lily; así como cuando le ha dicho directamente a la profesora que las artes danzarinas de su sobrina dejaban mucho que desear.

Cuando la niña se ha negado a actuar, hemos asistido a la escena más bonita de todo el episodio, donde Jay intentaba convencerla y tranquilizaba a la niña asegurándole que sus padres la seguirían queriendo igual cuando tuviera un hermanito. Ha sido precioso, y más aún a posteriori, cuando ya sabemos que Jay va a volver a pasar por la experiencia de ser padre. El momento en que han acabado saliendo los dos al escenario no me ha hecho tanto tilín porque no he podido evitar recordar que había una escena bastante parecida en Pequeña Miss Sunshine.

¿Qué dónde estaban Mitch y Cam? Pues en el hospital, esperando el nacimiento de su nuevo hijo. Esta ha sido, sin dudarlo, la trama más floja de todo el episodio. No sé si es porque ya sabían cómo iba a terminar todo y no le han puesto demasiado empeño a la comedia, pero el caso es que las partes que se suponía que debían ser más graciosas (el culebrón en la vida real) no me han causado ni una sonrisilla. Quizá funcionaba mejor como idea sobre el papel que llevado a la práctica.

Tampoco ha sido muy destacable la intervención de Gloria, porque se ha limitado a traducir de un idioma a otro sin más; no ha habido ningún malentendido entre ambos idiomas. Quizá lo mejor ha sido el principio, con ese Cam histérico gritando que iban a tener un bebé, o la familia enterándose de la noticia en dos minutos.

El remate a todo esto ha sido que al final nuestra pareja gay favorita se ha vuelto a su casa de vacío, llorando a lágrima viva y decidiendo dejar de perseguir su sueño de volver a ser papás. ¿Por qué han sido tan crueles? ¿Simplemente para que el bombazo de Gloria causara mayor impacto? No sé, creo que todo esto ha sido un poco gratuito, y no entiendo cómo se han llevado toda una temporada sin avanzar nada en esta trama que nació hace ya un año y que va a desaparecer sin que se haya aportado gran cosa a la historia.

En fin, la temporada que viene se presenta movidita en el hogar de los Pritchett. Me compadezco del pobre Jay y de Manny, que van a tener que soportar a una Gloria que embarazada puede ser más gritona, insoportable e irascible que de costumbre. Y se me ocurren unas cuantas preguntas sobre la cuarta temporada: ¿Cómo se tomarán la noticia los dos hombres de la casa? ¿Afectará negativamente a la relación entre Cam y Mitch su adopción fracasada? ¿Se convertirá Haley en un personaje secundario? ¿Tendremos que decirle adiós a Dylan, en cuanto su novia comience a conocer a chicos universitarios de buen ver? ¿Se enamorará Alex?

Y vosotros, ¿qué? ¿Qué otras preguntas se os vienen a la cabeza de cara a la nueva temporada? ¿Y qué os ha parecido esta tercera? A mí me en general me ha gustado, pero he de reconocer que a veces echo de menos un poco más de evolución en los personajes y más movimiento y acción en sus vidas, que a veces se quedan un poco estancadas, ¿no os parece?

¡Nos leemos en septiembre!

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Modern Family: Baby on Board
Valoración

Categorías: Modern Family Reviews Etiquetas: , , , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »