Review Modern Family: Arrested

MF

Está review si llega a tiempo, como el buen turrón o como el buen chico que llega a casa a la hora que dicen sus padres. También llega a tiempo el capítulo y con tiempo me refiero a la “esencia”, esa “esencia” que no se tuvo en los dos o tres episodios anteriores pero que por suerte está de vuelta en este, al igual que uno de los personajes… ¿Sabéis cuál no?

Sí, Haley Dunphy ha vuelto, todo hace indicar eso, volvemos a tener a la familia al completo con todas las piezas. ¡Pero si ya la teníamos! diréis, también es cierto pero… sinceramente al menos a mí esas apariciones de Haley a través de un ordenador eran una especie de “anticlímax”, no me acababa de gustar. Mientras sirviera para mantenerla ahí no había queja. Quizás la hija “con menos luces” (expresión utilizada para no herir sensibilidades) de los Dunphy no sea el personaje con más peso en la historia, pero tiene su inercia propia, tiene su lugar y marcado su territorio, sus discusiones con Alex, con Claire, con Phil, con Luke, con todos… y se nos olvida Dylan. ¿Qué decir de él? ¿Volverá?

Pero este retorno no se produce sin más, comienza con una llamada en medio de la noche. Esto hace que se me venga a la cabeza una expresión típica en el mundo de Westeros: “Alas negras, palabras negras”, susurraba un Ned Stark al completo cada vez que llegaba un cuervo. Pues lo mismo podríamos decir de cualquier llamada telefónica a las tantas de la madrugada. La noticia no era otra que la de Haley arrestada en comisaría, lo que activa la cadena familiar con Claire y Phil, Cameron (interrumpiendo su sueño de lluvia y gallinas) y Mitchell y, por último, Gloria y Jay.

Si mi hermano fuera médico, no tendría que bajar al Centro de Salud ya que lo tengo a él, pero mi hermano no trabaja como es común últimamente, lo cual solo me ayuda a pegarme sus pocas ganas de trabajar. Todo lo contrario le sucede a Claire con Mitchell. Mitchell es abogado, Haley en prisión, blanco y en botella, aunque como de costumbre Jay se encarga de sembrar la discordia: “Eres abogado medioambiental, solo salvas a los pandas”. El señor Pritchett será muy buena persona, pero odia a Mitchell. Siempre tiene una “pulla” para su pelirrojo hijo. Las “pullas” y “recaditos” sugestionan y hacen dudar mucho a una persona normal, Mitchell es el rey de la sugestión y la duda, por lo que intenta hacerlo mejor para sacudirse la duda, pero según Murphy esto no puede salir bien y la va liando a medida que abre la boca.

Cam

Cam se queda a cargo de los niños con una duda rondándole la cabeza: “¿es buen padre?” Duda que surge de la nada, únicamente de su dramatismo extremado, que lo deja en muy mala posición y lo lleva a entender cosas extremadamente opuestas, sin sentido y a veces muy muy ridículas, como ocurre en esta ocasión. Lo que mal empieza, mal acaba… a pesar de que el refranero indique lo contrario, es decir, Luke en el hospital porque es alérgico al Fakon –en realidad a la soja, pero tenía que decir lo del Fakon- y Alex con más de un problemilla. Cuando su tío estaba a punto de derrumbarse, convencido de lo mal padre que era, sus sobrinos lo salvan de caer en una terrible espiral de depresión y melodramatismo patológico.

Never mind!
Cameron

Ponernos en el lugar de Jay es fácil, ¿qué ocurre si tu novi@ y tu ex, que se llevaban a morir, se hacen los mejores amigos? Está claro que muchas cosas, ninguna buena, y que te vas a acabar llevando más palos que Mike Brown (ex entrenador de LA Lakers). Pues aunque parezca mentira, Gloria y Dede se vuelven hacer amigas, critican la falta de compromiso que Jay suele tener con sus hijos, lo que lleva a una crisis de pareja, solucionada con un Jay sincero prometiendo dar lo mejor de sí a la latina. Nunca habíamos odio esto, ¿verdad?, ¿El último párrafo del guión de Jay es un copia y pega del capítulo anterior? Sinceramente… es aburrido. Al igual que Gloria, no la están dibujando más insoportable que la explosiva colombiana de temporadas anteriores.

Mf1

Por último, Claire y Phil se ven obligados a “cantarle las cuarenta” a Haley: ¡va a ser expulsada! Esto conlleva que la mayor de los Dunphy encienda momentáneamente sus luces, vea la preocupación y el amor que le muestran sus padres y confiese todo ante el rector del campus para, en mitad de la confesión, volver a apagar los faroles que guiaban sus buenos actos… y acabe expulsada, terminando su aventura universitaria momentáneamente y volviendo a casa y a la ¿normalidad?

– Molecules? They are nerdy balls
Haley Dunphy

Momentos del capítulo

Esto es algo nuevo o, mejor dicho, “nuevo” en estas reviews. Es sencillo, ¿con qué momento del capítulo os quedáis? Os juro que mis sesos están ahora mismo contra la pared de mi cuarto de tanto pensar… Yo me quedo con dos que me han marcado y, cómo no, debe estar Luke…

  • – El primero en el hospital paseando con esa bata del revés y tanta naturalidad
  • – El segundo ha sido en los segundos finales del capítulo… mítico su “ “Alex, don’t fight with her. She might have a shiv. “Are we cool?” – “Alex, no pelees con ella, podría llevar una navaja…¿Estamos bien?”

En fin, resumiendo cuentas, gran capítulo el de esta semana, de lo mejorcito en mi opinión de la temporada. Agradable ver interacciones entrañables entre Cameron y los niños, Mitchell y los Dunphy, Dede y Manny, la vuelta de Haley… ¿Vosotros qué me contáis?

– In Legally Blonde, Elle won her case because she was true to herself and dressed cute.
-Haley, this is real life not an excellent movie. – Haley y Phil

– En Una Rubia Muy Legal, Ellen ganó su caso porque ella lo merecía y llevaba un vestido muy bonito –
-Haley, esto es la vida real no una excelente pelicula – Haley y Phil

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Modern Family: Arrested
4.6 (91.43%) 21 votes

Categorías: Modern Family Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »