Review Misfits: Las Vegas Baby

¿Cómo? ¿Una review de un capítulo de 8 minutos? ¿Un análisis de un webisode? ¿Pero es que se han vuelto locos en Todoseries? Rotundamente sí. A pesar de lo absurdo que parezca tratar de sacar conclusiones de un episodio que no llega al cuarto de hora nos sentiamos obligados a dar una despedida en condiciones a uno de los personajes más mordaces que ha dado la televisión en los últimos años. Al fin y al cabo, ¿no haría lo mismo Nathan Young por nosotros? Por supuesto que no, Nathan Young es un personaje de ficción y no existe.

En “Las Vegas Baby” lo primero que descubrimos es que efectivamente ha habido un cambio en lo que respecta a los poderes de los personajes. Lo que no queda muy claro es si tuvieron oportunidad de elegir o fue cuestión de azar. Nathan dejó de ser inmortal y ahora tiene la capacidad de hacer magia y dejar de afeitarse. Comprobamos también que Marnie ya ha dado a luz y que en un increíble alarde de originalidad ha llamado a su hijo Nathan Jr.

En Todoseries prima la actualidad. Esto es así. Hace unas semanas cuando surgió la noticia que confirmaba que iba a haber un episodio que cerraría la trama de Nathan y que este sería emitido el 15 de Septiembre un servidor preparó un artículo al respecto y cuando fue a enviarlo cayó en la cuenta de que al mando de Todoseries está el Dr. Manhattan y que ya se había subido una pieza que narraba los hechos. Ahora es muy fácil decirlo pero en el artículo que preparé comentaba que no al transcurrir el episodio en Las Vegas no sería descabellado pensar que el destino de Nathan sería acabar entre rejas como así ha acabado sucediendo. Sé que es difícil de creer pero espero que confiéis en mí. No tengo ninguna razón para mentiros a vosotros, anónimos lectores que probablemente nunca vaya a conocer. En ese mismo artículo también adelantaba que España ganaría el Europeo de Baloncesto, que el Granada iba a perder 4-0 contra el Málaga y que toda la humanidad iba a morir horriblemente el 14 de Octubre de 2011. De verdad.

Efectivamente, Nathan acaba en la cárcel. Inesperadamente y en un giro completamente novedoso Nathan utiliza su poder para satisfacer intereses propios y tratar de ganar dinero en los dados. Tras lanzar un dado con siete puntos y ser perseguido por los miembros de seguridad del casino Nathan suelta una frase que resume perfectamente el origen de ser de este personaje: “Prepare to be amazed and disgusted”. Nadie podría resumir mejor la trayectoria de Nathan Young durante estos dos años.

Además de para dar una última despedida a Nathan, este capítulo también sirve para presentarnos a Rudy. Reconozcámoslo, nada más verle todos hemos pensado: “Mírale, ahí dando vueltas, tratando de hacer gracia. Intentando que nos olvidemos del maravilloso tiempo que hemos pasado junto a Nathan Young. Asco. Siento asco viendo como tratas de suplantarle sin ningún éxito. Eres lo peor que me ha pasado en la vida. Voy a matarte Joe Gilgun. A ti y a toda tu familia. Lo juro”. Pero es completamente injusto. Sería absurdo esperar que Rudy se convierta en el sustituto natural de Nathan. Sería un error por parte de la gente que trabaja en Misfits plantear su personaje de esa manera. Por ahora, más allá de verle con el mono naranja (parece que vuelven los servicios comunitarios) no sabemos nada de él.

Nos despedimos de Nathan dejándole encarcelado. Es evidente que no va a regresar como personaje regular pero sí que queda abierta la posibilidad de ver un regreso como estrella invitada de aquí a unos años. En cualquier caso le dejamos en prisión donde estamos convencidos de que sus habilidades con el ano serán mucho más admiradas. Siempre podremos decir que la salida de Nathan de Misfits fue “obra de un mago”.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »