Review Misfits: Episode Six

Review Misfits: Episode Six

Es oficial. Misfits ha sido renovada para una tercera temporada. Además, este mismo domingo se ha emitido un especial de Navidad, que queda lejos de ser un recopilatorio de los mejores momentos de la serie o derivados. Digo todo esto porque, visto el final de este sexto capítulo, no me creo que en un principio estuviese pensado como final de temporada, o incluso de generación. Comentemos…

Antes de nada, hacer un apunte personal. Hasta el segundo capítulo de esta temporada, antes de insertar la cabecera de la serie, empezaba a sonar Echoes un poco antes, anticipándonos ese momento. Me parecía un efecto muy bueno pero se ha dejado de hacer. Es una pena. Fin del apunte personal. Y así, amigos míos, es como trato de deciros que todos vosotros tenéis capacidad suficiente para poder acabar escribiendo en una web de cierto renombre. Que jamás os digan lo contrario.

Si hay algo en lo que nos ha insistido Misfits desde su inicio es que, los que conocemos como protagonistas no fueron los únicos en recibir poderes a traves de la tormenta eléctrica. Hemos ido conociendo muchos personajes con varios tipos de habilidades a lo largo de estas dos temporadas, pero nunca se ha hecho tan evidente como en este capítulo. El Grand Hotel ha sido un recinto destinado a reunir a una serie de personas con unas capacidades extraordinarias y totalmente fuera de lo normales. ¿Recordais “El castillo de las mentes prodigiosas”? Pues hay psicólogos que os pueden ayudar en ese asunto, y permitiros iniciar una nueva vida.

Benjamin Button existe y salía en Farmacia de GuardiaBenjamin Button existe y salía en Farmacia de Guardia

El primer personaje que nos han introducido desde el comienzo del capítulo ha sido Brian: un joven con la habilidad de controlar telepáticamente todo tipo de producto lácteo. Lo que todo pequeño infante ha soñado ser en alguna ocasión. Si hay algo por lo que se ha de admirar esta serie es por cosas como lograr que un tío capaz de movilizar leche con su cabeza, se convierta en un villano temible. El capítulo ha girado en torno a lo que nos apuntaron en el tercer capítulo: nuestros protagonistas se vuelven famosos. ¿Gracias a quién? A Shaun. No os voy a decir “os lo dije” pero… Bueno, sí, sí lo voy a decir. Os lo dije. Ya sabía yo que algo le tenían reservado a este personaje. En concreto un viaje a Antigua, a cambio de hacer públicos los poderes de Nathan, Simon y cia.

Conocemos a Laura, la representante encargada de llevar a todos estos jovenes talentos, prometiéndoles dinero y fama. Es llamativo que todas las personas con habilidades fuera de lo normal, que se hospedan en el Grand Hotel fueran de una edad parecida. El padre de Jessica, Tony, Tim… Está claro que los efectos de la tormenta eléctrica no hicieron ningún tipo de discriminación por edad. La cuestión es que vamos viendo como Brian, que fue el primero en abrir la veda y en hacer pública su condición, va perdiendo el favor de Laura y de sus fans. Sí, los superheroes también tienen sus groupies. Brian no acepta su rol secundario, y empieza a cargarse a gente con su “lacto-quinesis”.

Por otro lado, Simon ya ha descubierto todo el tema del enmascarado. Tras seguir a Alisha, hasta la guarida de Simon2, mantiene con ella una conversación acerca de todo el asuntillo de “el enmascarado eras tú, pero en una versión del futuro que acaba muerta, tranquilo“. Insisto en lo que he dicho varias veces, todo va como nos comentaba Simon2 que iba a acabar ocurriendo: secta, cacahuetes, visita de la televisión… El caso es que todo esto tiene un desenlace y es que Simon acabará muriendo. En futuras entregas deberíamos ver como Simon2 lograba poder tocar a Alisha sin que le afectase el poder, y cuál es el momento en el que, el primero, decide viajar al pasado para iniciar el movimiento en cadena.

Definición de contrasteDefinición de contraste

Mientras Nathan se engalana para pegarse un tiro en la cabeza delante de su público, el resto de sus amigos se ponen a comer pizza ¿carbonara? El caso es que solo hay uno que no come: Curtis. ¿La razón? Es intolerante a la lactosa. ¿Recordáis lo que dije acerca de los guionistas y Cluedo, la pasada review? Bien, doblad la apuesta. Quiero hacer especial hincapié en la escena en la que Nathan hace un Kurt Cobain. Es difícil imaginar que una escena como esa se emitiera en alguna serie de televisión de las que se emiten aquí. Es mas factible que se hiciera un reality acorde a ello.

El caso es que Brian se empieza a cargar uno a uno, a nuestros protagonistas. Tras matar a Kelly, Alisha y Nikki, se encuentra con Nathan, al que deja vegetal de por vida. Solo nos quedan dos personajes, Simon y Curtis. He de decir, que llegados a este punto del capítulo he pensado que en este capítulo se le daba fin a lo que conocíamos como nuestros protagonistas, que en la siguiente temporada se haría borrón y cuenta nueva. Creía que todo iba a terminar en una especie de bucle absurdo y sin sentido en el que, de alguna manera, Brian liquidaría también a Curtis, y Simon se las iba a arreglar de algún modo para viajar al pasado, de manera enmascarada para salvar a Nathan de caer en la secta de las “vírgenes virtuosas”. Una especie de mensaje a lo Cronocrímenes o “Whatever happened, happened“. Me he equivocado. Pero lo hago público, lo que me honra… ¿no?

Tras asistir a la muerte de Simon, Curtis viaja al pasado, para avisar a sus compañeros de los acontecimientos venideros, y deciden hacerle una visita a Brian, para evitar que tuviera cualquier motivación de hacerse famoso. Entonces… ¿nada de lo que hemos visto durante los 45 minutos previos ha ocurrido realmente? ¡Ojo! No digo que esté mal, yo lo compro, pero si como parece ser, Curtis ha viajado al pasado hasta antes de que Brian le diera la razón a Andy Warhol, haciendo un reset absoluto ¿Simon no sabe nada de Simon2? Es más, cuando Curtis y compañía le hacen la visita a Brian, este se está preparando para grabar el vídeo que vemos al inicio del capítulo en el que transporta la leche de la botella a su bol de cereales. Posteriormente vemos imágenes de Brian haciendo exhibición de su poder, la repercusión que tiene en los medios, la visita de Laura y finalmente su aparición en la televisión que ven nuestros personajes. Demasiadas cosas para pasar en un solo día. Aun así, no parece que vayan a tener especial repercusión los días atras que haya viajado Curtis para evitar la muerte colectiva, pero lo de Simon y Alisha si que parece que canta un poco.

Para terminar de una manera circular, insisto en lo que comentaba en la entradilla: el final del capítulo. Ese “Ya sabes, aparte de todo el asunto de matar y morir, este servicio comunitario no fue tan malo como pensé que iba a ser” de Nathan. Ese “Sólo quiero que sepáis… que estar aquí con todos vosotros ha sido el mejor momento de mi vida” de Simon. Esas sonrisas cómplices entre protagonistas, ese “I don´t know what happened to the kids today” de Labbi Siffre, sonando de fondo, ¡por Dios! ¡Esa cámara lenta! Ese último plano del uniforme del que sin duda, ha sido el buque insignia de la serie. Y por último ese fundido en negro progresivo tan significativo… Sí, todos coincidimos que sería una pena que la serie terminase pero… es que estaba todo hecho. Era una manera perfecta de cerrar la serie. Se han puesto el listón muy alto.

Sí, yo también me gasté 12 euros para ver AvatarSí, yo también me gasté 12 euros para ver Avatar

La frase del capítulo

Tres funciones corporales. Un triple. (Nathan Young)


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »