Review Misfits: Episode Seven

A falta de un capítulo para cerrar temporada Misfits se adentra en el terreno de The Walking Dead y nos proporciona un capítulo de zombies. Mucho más divertido que The Walking Dead, dónde va a parar. También es cierto que “Salida de los obreros de la fábrica” de los Lumière es mucho más divertida que The Walking Dead pero no entremos en terrenos descalificativos. No durante la entradilla, por favor.

Como nos adelantaban en la última secuencia del pasado episodio, Curtis ha resucitado a la ex–novia de Seth con su nuevo poder de resucitar muertos. Como nos adelantaba el avance ese que ponen al final de cada capítulo de Misfits, el poder iba a provocar que cada resucitado se convirtiera en zombie. Habría que entrar a analizar la función de esos avances. Si es destripar los giros sorpresa de cada capítulo de tal manera que cuando los ves no te sorprenden en absoluto, son unos avances realmente cojonudos.

El capítulo en general no ha estado mal, pero aún así yo me resisto a pensar que los guionistas de Misfits no pueden dar mucho más de sí. Este séptimo capítulo no deja de ser un capítulo más de zombies. Tanto en la primera temporada, como en la segunda, la serie trataba una serie de temas de los que empezaba a reírse desde la propia manera de plantearlos. El Jesucristo villano, el efecto mariposa de Curtis, la mujer ultra-católica que hipnotizaba a todo aquel que pecaba, el personaje de videojuego… Insisto, este no deja de ser un capítulo más de zombies. Es cierto que el paralelismo entre una mujer que muere por su adicción a la heroína y que una vez resucitada vuelve a morir por su adicción a la sangre ajena está bien. Tampoco ha estado mal esa declaración amorosa acompañada de un palazo a una muerte viviente, que se da el caso que es tu anterior pareja. Son conceptos interesantes pero por los que han pasado de puntillas. Han sido meros guiños. La trama primordial era acabar con los zombies antes de que se desperdigaran. Está bien pero tampoco es algo innovador, que es a lo que nos acostumbraba esta serie las dos anteriores temporadas.

De todas maneras deberíamos estar celebrando eufóricos que la trama de Seth parece finalizada. Su novia está muerta. Otra vez. Tampoco parece que le moleste demasiado porque él siempre ha querido a Kelly y todas esas mierdas. A pesar de todo el personaje de Seth se las trae. Lleva desde el primer episodio dando la brasa con su foto (entiendo que durante su noviazgo solo debieron sacarse una mísera foto) y cuando logra que su novia resucite, y esta le confiesa que es un zombie y que claro, probablemente su relación no tenga mucho futuro, su primera reacción es: “¡Iggy!”. Personaje bestial, Seth. A todo esto imagino que el poder de rebobinar el tiempo habrá desaparecido con Iggy así que gracias a Dios no tendremos más capítulos de nazis.

Curtis decidió coger el poder de resucitación para evitar parir. Fue como un aborto superheroico. El caso es que no creo que su poder le sea muy útil a partir de ahora. ¿Qué beneficio puedes obtener de convertir a muertos en zombies? Entiendo que no veremos a Curtis utilizar su poder mucho más. Y esto me sirve para comentar una cosa que me ha resultado realmente preocupante de esta tercera temporada de Misfits: los poderes han brillado por su ausencia. Decía yo en la review del segundo capítulo que Skins y Misfits se diferenciaban en que la primera le daba importancia a sus personajes y la segunda a los poderes de sus personajes. Si hacemos un repaso a esta temporada veremos como en el primer capítulo gran parte de la trama es conocer el poder de Rudy y luchar contra una mujer que para el tiempo. Bien. En el segundo la trama la compone los continuos cambios de sexo de Curtis. Bien. Y ya está. Simon, Alisha y Kelly han utilizado su poder en contadas ocasiones y para cosas bastante absurdas e intrascendentes. Únicamente el poder de Alisha tuvo su utilidad en el capítulo de la comatosa. Kelly más allá de parar alarmas y arreglar coches no ha hecho mucho más. Y Simon, pues bueno… salvar a un acosador y anticipar que a Rudy se le iba a caer la chorra. Nada vital. La primera “generación” de poderes dio mucho más juego que esta segunda. Resulta significativo que Curtis, que probablemente ha sido el que más ha utilizado su poder, ha sido el único que lo ha perdido.

Solo queda un capítulo. Un capítulo que, si habéis visto el avance, tiene toda la pinta de ser protagonizado por personajes que fueron muriendo durante las dos primeras temporadas. Más allá de ver dos capítulos consecutivos de resucitaciones, resulta curioso ver esa mirada al pasado por parte de los propios encargados de crear Misfits. Incluso en el mero hecho de matar a otro probation worker en lo que parece ser el running gag de la serie. Sin lugar a dudas esta no ha sido la temporada más afortunada de la serie.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »