Review Misfits: Episode One

Episode One

Misfits ha vuelto. Tras una temporada tan mala que hasta me atrevería a decir fue un poco culpable del hambre en el mundo, Misfits hace borrón y cuenta nueva y sienta en este capítulo “re-piloto” unas bases que son realmente interesantes. Dos personajes nuevos con sus dos respectivos poderes, mascotas un tanto extrañas y un Rudy completamente on fire dan motivos para la esperanza. Para esperar el renacer de una serie que hace no mucho tiempo estaba entre las mejores de la programación televisiva.

Me refería antes a este primer episodio de la temporada como “re-piloto” e insisto en esta nomenclatura completamente inventada y aún sin patentar. Entre las salidas de medio reparto y las entradas de otro medio, gran parte del capítulo ha ido destinado a presentar a los personajes. Incluidos a los que conocíamos o creíamos conocer. No es casualidad que el episodio haya sido un largo flash-back hasta llegar a unas acciones que se nos presentan en los primeros compases del capítulo. Si a Breaking Bad le funcionó en su piloto, ¿por qué no le iba a funcionar a Misfits en su “re-piloto” (si lo repito un par de veces más dentro de un mes la RAE acepta esta palabra fijo)? De esta manera se nos plantea una situación futura completamente crítica y nos enseña dónde está situado cada personaje en ella. Y Finn y Jess son los que más peso llevan en esa escena.

A lo largo de este episodio vamos tratando de conocer a nuestros dos nuevos protagonistas que acaban de llegar para cumplir sus servicios comunitarios mientras ellos van conociendo al resto de personajes. Todo a la vez. He de reconocer que la idea de encerrar a estos dos personajes en un congelador obligándolos a hablarse entre ellos y de esta manera presentarlos más a fondo al público me parece genial. Y si además se tienen que mear encima ya me parece colosal. Jess ha dejado claro que no es la típica mujer que se calla y asienta con tal de no herir los sentimientos de los demás. Es un personaje que así, de primeras y con un solo capítulo de margen, parece tener cosas tanto de Kelly como de Alisha, pero tampoco da la sensación de ser un pastiche. Por otro lado Finn… Bueno Finn ha dejado claro que su personaje tiene mucho potencial y que no parece estar muy sano de la cabeza (cosas que generalmente van relacionadas).

Finn y Jess

Otra de las cosas que nos ha dejado claras este “re-piloto” es que Misfits tras una temporada irregular en la que bordeaba más con el drama que con la comedia parece tomar partido de nuevo por el camino que tan buen resultado le dio en las dos primeras temporadas. La conversación del congelador entre Jess y Finn en la que el segundo le confesaba su trágico pasado en el que sufrió pedofilia mientras sonaba la música dramática que tienen por defecto en la serie hasta que este reconoce que es broma es una clara declaración de intenciones de la serie. Esperemos. Sin ir más lejos el sustituto natural del personaje más dramático de la serie (Simon) ha sido un tipo que tiene como mascota a una tipa atada a su cama. Igual luego el tipo le tiene secuestrada porque nunca ha sabido cómo decirle que le quiere o alguna cursilada similar y me tengo que comer mis palabras pero así, de primeras, esta sustitución parece una gran decisión.

Escena del congelador

Volviendo a Misfits: The Origins hemos de decir que Rudy sigue demostrando que fue la mejor noticia de la temporada pasada. Su intención de convertirse en Keyser Söze o frases como “Soy el agente de la condicional y como Cornettos porque eso es lo que los agentes de la condicional hacemos” así lo prueban. También despierta curiosidad el nuevo rol de Seth. Ya sin Kelly que por lo visto no parece que vaya a volver pronto debido a sus problemas con el transporte público asiático, tiene mucho recorrido para convertirse en un personaje que no sea insufrible como el del año pasado. En el debe del capítulo queda Curtis. Apenas sale a lo largo del episodio y su peso en la trama es mínimo. Es curioso que el personaje más veterano de la serie sea también el más plano.

Rudy, Curtis y Seth

La trama del episodio no ha estado mal pero las ha habido mejores. También ha habido zombies, nazis y comatosas así que tampoco nos olvidemos de dónde venimos. En este capítulo todo viene desembocado por un personaje con un maletín que tiene la habilidad de hacer que sea perseguido por todos como él lleva haciendo toda su vida con otra gente. De nuevo volvemos a eso que tan bien explotó la primera temporada de la serie: que los poderes estuvieran directamente relacionados con la personalidad y las experiencias de los personajes. Jess tiene la habilidad de ver a través de las paredes (lo que probablemente acabe provocando que tarde o temprano acabe descubriendo a la invitada especial de Finn) y Finn tiene telequinesis. Pero una telequinesis chunga. Telequinesis Hacendado. Parece que tendrá que entrenarla más para terminar de explotarla.

En conclusión Misfits parece que vuelve por sus fueros. Un capítulo lleno de referencias al capítulo piloto que nos presenta nuevos personajes, bastante interesantes. El agente de la condicional del que todavía no he hablado parece que dará bastante juego a lo largo de la temporada. Hasta ahora los agentes de la condicional se habían dedicado a morir pronto y a no molestar demasiado. Eso parece que también va a cambiar. En cualquier caso el capítulo finaliza con un ritual de iniciación, el enterramiento de una persona. Esperemos que esta muerte dé vida a una temporada de emoción, suspense y risas. Y tras esta última frase que acabo de escribir esperemos que la muerte también me llegue pronto.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Misfits: Episode One
3.7 (74.29%) 14 votes

Categorías: Misfits Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »