Review MF: Go Bullfrogs!

gayfrench

El tiempo, ese preciado bien que tanto ansío. Los días se me pasan sin darme cuenta, y cuento el tiempo no por minutos o por horas, sino por semanas. Estoy aún pensando en el último episodio de Modern Family, cuando de repente me percato de que ya se ha emitido uno nuevo, y así me pasa con todo. Si un genio me dejara pedir un deseo, le pediría un día con más horas… ¡pero sin el cansancio! En fin, Go Bullfrogs! Así se titula el nuevo episodio de la sitcom familiar, en el cual se ha echado mucho de menos a varios personajes a quienes parece que les dieron el día libre. Aún así, hemos podido disfrutar del resto de protagonistas en todo su esplendor. ¡Dentro review!

¡Él no va a comprar el Playboy nunca! ¡Es un niño pequeño! (Gloria)

Luke y Alex, Alex y Luke… ¿Dónde se han metido estos dos? Bueno, al menos al pequeño lo hemos visto de refilón durante un par de escenas, pero Alex ha estado desaparecida en combate, durmiendo en casa de alguna amiga. En cuanto a la cerebrito de la familia, su ausencia tampoco es catastrófica, ya que en esta tercera temporada no me está gustando tanto como en las anteriores, donde sus frases ingeniosas repletas de mala leche estaban a la orden del día. Esta nueva Alex que estamos viendo está a un nivel inferior, incluso me atrevería a decir que se ha edulcorado. De vez en cuando sigue soltando alguna perlita, pero en general su papel está quedando relegado al de estar sentada leyendo los apuntes, o hacer algún comentario sobre sus estudios. Encima esta temporada va y se lía con el Mario Bros ese en el primer episodio, o le pide a Haley si puede sentarse en la mesa de los populares. ¿Pero qué te han hecho, Alex? ¿Dónde está la chica que iba a autodestruirse socialmente la pasada temporada leyendo un discurso destroyer en su graduación?

Pero, ay Luke, después de todos los momentos que nos está regalando en todas estas semanas, me ha fastidiado bastante que en Go Bullfrogs! no haya tenido más que una frase insignificante. Tampoco hemos visto esta vez a Lilly, aunque en este caso es comprensible, y además tampoco es la primera vez que dejan al margen a la pequeña.

Pataletas aparte, voy a proceder a diseccionar el capítulo. Empiezo por Jay, Gloria y Manny. El matrimonio decide ver juntos una telenovela colombiana, ya que, según parece, nunca hacen nada juntos. Sí. Triste pero cierto. Cuando te percates de que nunca haces nada con tu pareja, o de que no tenéis nada en común… invítalo a ver Amar en tiempos revueltos. Seguro que eso ayuda. Ejem. El caso es que, como era de esperar, al final Jay se engancha al culebrón pese a que al principio lo estaba viendo medio enfurruñado. Entretenidillo.

10centimetros 10 centímetros más

Mejor ha sido la parte dedicada a Manny y el paquete secreto que ha recogido. Ver cómo Gloria perdía los papeles al pensar si había comprado algo erótico, como si fuera lo más grave que podía ocurrir en este mundo, ha tenido más gracia. Sobre todo contraponiéndolo precisamente a la telenovela Fuego y hielo. Gloria podría protagonizar perfectamente alguno de esos culebones que tanto le gustan… Al pobre Jay le ha tocado pasar el trago de entrar en la habitación para tener una incómoda charla con el crío. Al final descubrimos que el pequeño Benjamin Button había comprado un producto para ganar 10 centímetros. ¡De altura, mal pensados! ¡Ah! Ya tenemos una nueva sentencia para el recuerdo del adolescente: “Floreció como una violeta en abril”, refiriéndose a que una compañera de clase ha entrado en la pubertad. ¿Qué puedo responder a eso? ¡Es imposible realizar ninguna anotación al respecto de tamaña frase!

Ha sido una trama algo mejor que otras que hemos visto esta temporada (como la de la semana pasada), pero muy por debajo del episodio del robo del medallón (When Good Kids Go Bad), donde los tres estuvieron sembrados.

Prosigo con Phil y Haley. Phil ha estado como pez en el agua durante todo el episodio, ejerciendo para su hija mayor de guía por su antigua Universidad. Él fue todo un Bulldog… o Bullfrog, como dice su mujer. Porque no, Phil, no suenas a perro cuando hablas con tus ex compañeros de clase. Ni tú ni Luke.

labarbacoa ¡Como me gusta la barbecue!

Aunque sea mi debilidad, y él como personaje es la bomba, toda la parte de la Universidad no ha sido demasiado graciosa. También hay que tener en cuenta que Haley no es la alegría de la huerta precisamente, e interactuar solamente con ella no ha tenido demasiada chicha. Otra cosa es cuando vemos a Phil con su hijo, o con su suegro (echo de menos más escenas entre estos dos), o con Gloria en su momento (por cierto, como predije la temporada pasada, los guionistas no han vuelto a hacer chistes sobre la atracción sexual de Phil hacia su… suegra). Pero Phil y Haley sólo nos pueden ofrecer (y de hecho, es lo que han ofrecido) lo típico de una relación entre padre e hija: él quiere mostrarle a su hija cosas que puedan gustarle, y siente la obligación de protegerla eternamente, a ella le parece un rollo el plan de estar con su padre, aunque se pone sensible al ver que la quiere tanto… En fin, nada nuevo bajo el sol. Lo más destacable ha sido cuando un policía se acerca a los dos creyendo que Phil es un acosador, idea que deshecha en cuanto oye a Haley decirle a Phil que avergüenza cómo va vestido.

Por último, hemos visto a Mitch y Cam siendo conscientes de que se han vuelto unos aburridos desde que son padres. Ya no salen de fiesta loca, ni tienen grandes planes… Su idea de viernes noche es ir a un cutre-bar a tomar empanadas y volver a casa pronto. Esto me ha resultado de lo más divertido, quizá porque me he sentido un poco identificada con ellos, cuando acceden a ir de fiesta con Claire (que está de “Rodríguez”) pero están deseando irse a casa. Sobre todo, lo que más me ha hecho gracia ha sido cuando Cam ha dicho que sólo podía pensar en estar ya en casa junto a Mitch, cada uno en un extremo del sofá leyendo un libro. ¡Qué romántico! Luego hemos tenido el típico equívoco cuando se han montado en el coche de otro, pero me da la sensación de que no han aprovechado demasiado las posibilidades cómicas que podía haber ofrecido la situación.

estenoesmicoche Dude, where is my car?

En cuanto a Claire, hemos podido conocer un aspecto de su personalidad desconocido hasta el momento. La Claire más fiestera y desinhibida. Hemos descubierto que solía salir de marcha con Mitch y Cam años atrás,  a ver streaptease masculinos por ejemplo. Cuando estaba escuchando a Claire recordar los momentos divertidos que habían pasado los tres juntos, una idea pasó por mi cabeza: ¿Para cuándo algún episodio de la serie que nos muestre a los protagonistas veinte años atrás? Sería divertidísimo ver a Claire con el pelo cardado y hombreras, o a Mitch con pantalones de cuero…  Me conformaría no con un episodio completo, sino simplemente con alguna pequeña escenaen plan remember.

Prosiguiendo con Claire, hay que decir a su favor que creía estar pasando la noche con un homosexual. Pero no… ¡simplemente era francés! Qué mala baba se gastan estos guionistas.

Poco más que destacar del episodio, que no ha tenido demasiadas líneas ingeniosas que destacar, ni escenas especialmente hilarantes. Sí, ha sido entretenido, como siempre es, pero yo espero mucha más comedia en Modern Family. .

¿Qué opináis vosotros?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review MF: Go Bullfrogs!
Valoración

Categorías: Modern Family Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »