Review MF: Door to Door/Hit and Run

dunphys
La entradilla que vais a leer a continuación es una humilde disculpa por parte de una servidora a los fans de Modern Family. Dos semanas sin dar noticias creo que bien lo merecen. Podría poner como excusa el trabajo, los estudios, o una conveniente caída por las escaleras de mi hogar, pero no. El motivo de mi ausencia no ha sido otro que unas vacaciones largamente esperadas, que me han mantenido alejada de ordenadores y tecnología en general, durante algún tiempo. De vuelta me he encontrado con que ya se han emitido dos episodios más de Modern Family, así que… ¿qué tal si comentamos ambos?

Si quieres volar, no te voy a sujetar los pies al suelo. Quiero ser el que te empuje al acantilado. (Phil Dunphy)

Lo primero que he de decir es que juraría que es la primera vez que tenemos una línea argumental que se desarrolla en varios episodios. Se trata, claro, de los primeros pasos de Claire en terreno político. Y todo parece indicar que dicha trama va a proseguir en el tiempo. Esto me parece de lo más interesante, le da una pequeña vuelta de tuerca a la serie. Creo que va a estar bastante bien observar cómo la madre de familia va dando sus primeros pasos en la campaña para conseguir ser parte del consejo de la ciudad, rivalizando constantemente con el poco agradable Duane.

Todo comienza en el cuarto episodio, Door to Door, cuando Claire decide hacer todo lo que esté en su mano para que el Ayuntamiento coloque una señal de Stop en un cruce peligroso de su vecindario. Para ello necesita conseguir cincuenta firmas de sus vecinos, así que irá llamando a cada puerta para conseguir su objetivo. Es destacable la labor de montaje en toda esta parte del episodio, ya que la casualidad quiere que varios personajes coincidan llamando a diferentes puertas del mismo barrio, cada uno con unas intenciones distintas, y vamos pasando fugazmente de unos a otros. Así, Manny y Jay intentarán vender papel de regalo para costear una excursión escolar del preadolescente, mientras la excesiva (en el buen sentido) pareja formada por Gloria y Cam va buscando a la estrella del anterior episodio, la perra Stella.

Uno de los mejores momentos del episodio ha sido, como no podía ser menos, el de Cam en camiseta gritando “Stella”, cual Marlon Brando. Sin embargo, ¿no os ha parecido que los guionistas han incidido demasiado en el “homenaje”? Quiero decir que era obvia la referencia, y sin embargo han decidido hacerla explícita cuando Cam llama a su pareja para decirle precisamente que parece el protagonista de Un tranvía llamado Deseo. Aún así, ha sido hilarante, y aún más cuando encuentran a la perra en manos de una chica casualmente llamada Blanche, a quien Cam pide que confíe en la “bondad de los desconocidos”… y todo acaba con una guerra de gritos y chillidos entre la niña y Gloria.

stella

Camlon Brando

En cuanto a la media naranja de Cam, el pelirrojo ha luchado consigo mismo para evitar limpiar la casa, como siempre hace. Y de nuevo tengo una pega: desde el principio se sabía cómo iba a terminar esta trama. Era obvio que al final aparecería la chica de la agencia de adopción y se encontraría toda la casa patas arriba. Pero de todos modos, ha tenido su gracia ver a Mitch reprimiendo sus impulsos de limpiar la casa, y a Cam muriéndose del asco al tener que limpiar él los restos de comida.

Lo mejor del episodio, de todos modos, ha sido (y van…) Phil, quien forma un dúo cómico genial junto a su hijo Luke. Todo ha empezado cuando el niño accidentalmente le ha pegado a su padre en la cabeza con una pelota, la cual ha rebotado y acabado encestada. Ambos se han quedado alucinados, y han decidido grabar la gesta en vídeo. Es increíble cómo Phil siempre le sigue el juego a su pequeño, aunque tenga ideas de bombero. No hay duda, de tal palo tal astilla. Por cierto, me ha encantado la cara que ha puesto Phil, frente a cámara, al decir eso de: “Me reí pero… en realidad me dolió”, en referencia a cuando su hijo le llama poco menos que calzonazos por tener que cumplir con varias demandas de Claire. ¿Y qué me decís de cuando los vemos a ambos en ropa interior corriendo a abrir la puerta al repartidor de pizza y riéndose como dos niños traviesos?

El momento que más me ha hecho reír de todos ha sido, obviamente, el pedazo de vídeo que se han marcado padre e hijo para enseñar al consejo de seguridad de tráfico, tan bien interpretado y editado… Aún me río al recordarlo. Al recordar eso y el vídeo de youtube con… 78 visitas. Ya les queda menos para el millón de visitas… Muy bueno, muy bueno. Un 10 para Phil y Luke.

mejorduo

El mejor dúo de Modern Family

En fin, el episodio 4 me ha hecho reflexionar sobre algo: ¿no os da la sensación de que esta temporada Phil y Claire son cada vez más protagonistas? ¿Tendrá algo que ver el Emmy que han ganado? ¿Quizá el año próximo se presenten en la categoría reina de interpretación?

En cuanto al capítulo 5, Hit and Run, de nuevo hemos tenido a los Dunphy como centro de atención, y más concretamente, a Claire. Un encontronazo con Duane nos sirve para enterarnos de que este personajillo finalmente no le concedió a la rubia su ansiada señal de tráfico… y también de que va a haber elecciones en breve en la ciudad. Claire decide entonces, empujada (¡literalmente!) por su marido, presentarse ella también al consejo, consciente de que podría hacerlo mucho mejor.

Sin embargo, hay un pequeño inconveniente: ¿quién cuidará de la casa y la familia? Phil se ofrece con toda la voluntariedad del mundo, con desastrosas consecuencias: en sólo un día le provoca un moratón a Luke en el ojo, da por error somníferos a Alex, y encima a Haley le estafan 900 dólares. Pero como estamos en una comedia familiar, todo acaba más o menos arreglándose, y Claire por su parte vence su miedo al fracaso gracias a los consejos de Gloria, a quien por cierto cada vez la toman menos en serio cuando comienza una frase con eso de: “En mi país es costumbre…”. Como le dice su yerna… empezamos a pensar que la mayoría de anécdotas y tradiciones que dice que se tienen en Colombia, son pura farsa.

La trama de Jay ha sido, una vez más, de lo más flojito del episodio. ¿No os parece que esta temporada están siendo poco generosos con él? Me da la sensación de que cada vez es más secundario, y cuando le dan más coba, protagoniza los momentos menos graciosos, e incluso diría que llega a aburrir en ocasiones. Lo único destacable de toda la trama de los Pritchett ha sido cuando Manny suelta una de sus frases de anciano metido en cuerpo de niño: “EEUU se está beaberizando”.

lotienes

“Casi lo tienes, Cam…”

Y dejo para el final lo mejor del episodio, que esta vez ha corrido a cargo de Mitch y Cam. Todo comienza en una sesión de cine, supuestamente adulto. Cam ve aparecer a un padre y sus hijos y empieza a regañarle por dejarles ver una película con sangre y vísceras. El problema es que se habían equivocado de sala y en esa estaba programada la película de Los Teleñecos (genial cuando Lilly se entera de la anécdota y se lamenta de que sus padres hayan visto esa película sin ella… ¡y Mitch lo arregla diciendo que sólo vieron hasta el primer número musical!). Pero las actitudes de vengador justiciero de Cam no acaban ahí. En plena carretera un coche choca con ellos y el conductor se da a la fuga. Cam quiere ir tras él, pero Mitch lo considera muy peligroso. ¿Adivináis cómo acaba todo esto? Pues sí, con Cam corriendo manos en alto y metiendo chillidos para que se detenga al infractor, que a esas alturas ya estaría a dos manzanas del lugar.

Pero los homenajes a las pelis policíacas no acaban ahí, sino que continúan cuando todos los hombres de la familia deciden presentarse en casa del estafador de Haley para pedirle cuentas. Es un gustazo cuando todos interactúan con todos, y en esta ocasión la imagen de Jay llamando a la puerta, escoltado por sus dos yernos no tiene precio. Por cierto, al final es Mitch quien consigue detener al delincuente, con un consecuente aumento de autoestima por su parte. De todos modos, si hay algo que merece la pena destacar por encima de todo es cuando están todos hablando de qué hacer, si llamar a la policía o ir ellos mismos, y aparece Luke ataviado con unas gafas de sol y dice eso de: “No llaméis a la policía. Están demasiado ocupados luchando en la guerra contra las drogas”. Genial.

drugswarLuke versus The World

En fin, dos episodios que no han estado mal, pero que creo que están por debajo de los tres primeros de esta nueva temporada. Como ya he comentado a lo largo de la review, noto un mayor protagonismo de los Dunphy, en detrimento de las otras dos parejas. Aún así, Mitch-Cam y Gloria-Manny tienen momentos hilarantes, mientras veo a Jay cada vez más desaprovechado. Pero si hay un personaje que está destacándose por encima de los demás en lo que llevamos de temporada, ese es el pequeño Luke. Sus apariciones siempre son garantía de risas, tanto como sus ideas (los activos congelados), sobre todo cuando comparte escenas con el mejor personaje de toda la serie, el siempre genial Phil Dunphy (y su acento australiano).

¿Qué opináis vosotros?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review MF: Door to Door/Hit and Run
Valoración
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »