Review Mad Men: Field Trip

vlcsnap-2014-05-03-16h01m39s167 (Custom)

Como el legendario púgil que volaba como una mariposa pero picaba como una abeja (una de sus noches más legendarias fue el telón de fondo del que puede que sea el mejor episodio de toda la serie), la entrega de Mad Men de esta semana nos trae una primera mitad un tanto morosa, sin demasiado punch, para luego, pasado su ecuador, meternos de lleno, sin demasiada anestesia, en el evento más esperado de esta temporada final, de lo que llevamos de ella. ¿Construir la casa por el tejado? No, simplemente una estrategia narrativa diferente para lograr un efecto determinado en el espectador y no otro.

Y dicho evento no es otro que el retorno, cual Terminator, cual Gandalf, cual Aragorn, cual Anakin atrapado en el lado oscuro bajo la forma de Darth Vader. ¿De quién? Pues de quién va a ser, del verdadero protagonista central de la serie a la escena en la que se convirtió en el mito que fue y que sigue siendo. Un mito demasiado grande, especialmente de cara a la galería, como para cerrarle las puertas a su tentativa de retorno desde los avernos… o desde el Purgatorio, siendo generosos. En esta entrega queda patente que el Don creativo precede al Don amante y marido, que su realización profesional es condición indispensable para el funcionamiento de su dimensión erótica, y en consecuencia, romántica. Esa, y no otra, es la razón por la cual debemos pasar previamente por la mayor crisis matrimonial de Megan y Don hasta la fecha, en la que no le queda otra que revelarle a su esposa su verdadera situación laboral.

Draper decide no esperar más y empieza su camino de regreso como realmente le toca, acudiendo junto al que lo descubrió y el único que podría traerlo de vuelta, un Roger Sterling cada vez más distanciado de la actividad diaria de la agencia que todavía lleva su nombre. Pero, como ya aprendimos la pasada temporada, Sterling tiene un estatus de intocable que ni siquiera el brillante y aclamado Draper ha podido alcanzar. Hechos bien los deberes previos, con una suculenta oferta de trabajo bajo el brazo como baza, aparece a primera hora de la mañana en las oficinas de SC&P, revolucionando a sus integrantes desde el primer momento. La predecible ausencia de Sterling, el gancho, el único conocedor del asunto, nos deja tiempo para conocer las diferentes reacciones ante la presencia de Draper, unas más evidentes que otras.

vlcsnap-2014-05-03-15h55m13s112 (Custom)

Era de esperar que Rizzo y especialmente Ginsberg estuviesen entusiasmados ante la idea de volver al tiempo donde el trabajo creativo era más divertido y apasionte; que Peggy viese amenazada su posición e influencia en la agencia (su sinceridad, contenida pero aguda, es toda una declaración de intenciones); que Lou Avery viese peligrar, ipso facto, su terreno; que Dawn viese venir una situación en la que le tocaría ser especialmente cauta y discreta, dada su particular y secreta relación profesional con Draper; y un largo etcétera. Pero la auténtica caja de Pandora se abre en el momento de conocer las reacciones de sus todavía socios,… y eso que la mayor némesis de Draper, Ted Chaough, está ausente, haciendo Cutler las veces de vocero del mismo.

En cuanto llega Sterling, como privilegiado e intocable que es, toca enfrentarse al problema, y es cuando conocemos las verdaderas intenciones del resto de socios cuando recomendaron a Don “tomarse un tiempo”: darle literalmente jaque mate pero con la oportunidad de encontrar dignamente otra posición. De Sterling ya se esperaba que estuviese de su parte, así como de Cutler (y Chaough, por delegación) de la contraria, en su esencia más acre y aversa. Al viejo Cooper le tocaba, como era de esperar, la posición de mediador. La sorpresa quedaba entonces reservada para el lado de Joan, que en este capítulo demuestra que su versión socia, mujer de negocios, dista bastante de su versión habitual, en el tratamiento personal y laboral, al que nos tiene acostumbrada, pues no dejó que su relativamente buena relación con Don influenciase su fuerte determinación de no querer verle más el plumero en SC&P.

De semejante conflicto a varias bandas, ¿qué nos queda? Pues que, como no cabía otra, Draper regresa a la actividad, pero con cinco estrictas e inequívocas condiciones, entre ellas, la subordinación a su sustituto, Lou, la prohibición de consumir alcohol en la oficina y la obligación de respetar el guión en las reuniones de los clientes, sin espacio para su arma más personal, si bien de doble filo: la improvisación. Esto nos arroja un nuevo escenario de flujos de trabajo y choques de egos en la agencia, con la espada de Damocles pendiente sobre la cabeza de Draper. Un Draper que se las verá duras para recuperar su trono y así poder salir definitivamente de su particular hundimiento en las tinieblas.

vlcsnap-2014-05-03-15h52m10s93 (Custom)

Mientras tanto, o anteriormente, según el caso, el episodio estuvo deambulando por terrenos un tanto pantanosos, que sólo la incursión en el esperado evento que acabo de detallar dio sentido y/o empaque. Megan, a las puertas de la consagración en el star system televisivo, juega cartas delicadas en los circuitos de casting. Su mentor (en proceso) lo sabe y por ello avisa a su agente extraoficial, su marido en la distancia. Dada semejante coyuntura, la inaplazable revelación de Don de su situación en la agencia y las sospechas de infidelidad, que ya tardaban, cristalizan con la peor crisis matrimonial de ambos hasta la fecha, catalizador que necesita Draper para acometer finalmente sus planes de regresar al trabajo.

Por su parte, vemos por primera vez a Betty esta temporada. Su particular trama se hace del todo rutinaria y sin aliciente hasta que vemos realmente el núcleo y cometido de la misma. Con Sally fuera de escena y un Bobby próximo a entrar en la adolescencia, en la edad del pavo, de distanciamiento de las figuras paternas, la ex de Don se cuestiona su papel y su validez como madre al final de lo que parecía una simple jornada de campo con la escuela, y siendo algo tan insignificante como la merienda el punto de fuga de una trama tan inocente.


Categorías: Sin categoría

3 comentarios

  1. gonpoz

    Como se está saliendo esta última temporada!!, y parece que queda lo mejor. Espero que no decepcionen porque por ahora después de cada capítulo no hacemos otra cosa que tratar de adivinar cual va a ser el final de esta pedazo de serie.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »