Review Luck: Episode 7

No hay peor noticia para una serie que la cancelen. Como todos vosotros habréis leído ya, Luck ha sido oficialmente cancelada por la HBO. ¿El motivo? Tener que sacrificar a 3 caballos por las heridas sufridas durante el rodaje de los 9 capítulos que veremos. Una terrible noticia, no solo por perdernos esta fantástica serie, sino porque hayan tenido que morir 3 seres vivos, tan nobles y bellos como son los caballos para que hayamos podido disfrutar de un poco de la magia de la TV. Con esa idea en mente afrontamos las reviews que nos quedan, no os salgáis de la pista, aun queda historia que contar…

En mi anterior review mencione el sueño americano, el cómo un grupo de personajes había logrado cumplir sus sueños, se había redimido, o había recibido una segunda oportunidad. En este capítulo nos recuerdan que para que unos triunfen, casi siempre otros tienen que sufrir.

Es el caso de Rosie y Ronnie, sendos jockeys que aspiran a montar uno de los más prometedores potros de Santa Anita, hablo de Getting Up Morning, el caballo que tantos quebraderos de cabeza le está dando a su “dueño” Walter Smith. No solo por tener que escoger a uno de los dos jockeys (al final pesa más la veteranía de Ronnie y el hecho de que parece que está tratando de mejorar) para su estrella, sino porque está recibiendo presión desde Kentucky.

El bueno de Walter trabajo 50 años para un coronel en Kentucky (¿será el del KFC?) tras la guerra de corea, y por sus servicios el coronel regalo a Walter una yegua y la posibilidad de escoger un semental para tener su propio potro. Lógicamente Walter escogió a Delphi, y el resultado ya sabemos todos cual es. Ahora el yerno del coronel trata de hacerse con Getting Up Morning y ha enviado a un banquero llamado Bowman (el hombre que vimos al final del episodio anterior). Walter parece tener todos los papeles en regla, pero nunca se sabe lo que podría pasar.

La decisión de Walter no solo machaca a la pobre Rosie (quien llega al punto de ofrecerse a Joey para que medie en la decisión de Mr. Smith) sino que encumbra al drogadicto y amargado Ronnie Jenkins, quien a pesar de “dejar” la bebida vemos que no lo hace con otras sustancias…creo que si Walter conociera un poco mejor a Ronnie no le dejaría subirse ni a un taburete.

Otro personaje que demuestra a cada capítulo mi impresión sobre las segundas oportunidades es Escalante. El criador de caballos hoy nos ha mostrado su lado más amable durante una parte del capítulo, cuando se establece una relación con un chico llamado Eduardo. Un hispano traído por su “tío” (un elemento bastante impresentable) para que conozca el mundillo del hipódromo. Turo se ha visto reflejado en el chaval, ya que el mismo tuvo que ganarse el pan vendiendo zanahorias para los caballos, si no hubiera empezado así, no estaría donde está ahora, regentando un establo con gran fama y a punto de ser padre.

Aunque esto último no parece que le haya afectado mucho, ya que su forma de reaccionar como siempre demuestra lo insensible y borde que puede llegar a ser. Sigo sin ver que ve Joanna en el, pero bueno, supongo que sus motivos tendrá la doctora (es un personaje del que sabemos muy poco). Escalante el resto del tiempo se pasa cuidando de sus caballos y sufriendo a los dueños legítimos y sus neuras (ha habido un momento que me he imaginado a Turo sacando la escopeta y liándose a tiros con todo el mundo, con esa media sonrisa permanente que tiene).

Y es que es difícil no querer a los caballos y desearles el mejor de los tratos. Lonnie ha recibido una lección hoy, se sentía un poco marginado del resto del grupo y ha decidido reclamar un segundo caballo para los Foray Stables. En este caso una yegua en la que ha reparado que parece estar muy capacitada para las carreras y que Escalante está haciendo de las suyas para manipular la reclamación.

Algo parecido a lo que paso con Mon Gateau, pero Marcus ya le advierte que no suele ser normal tener suerte 2 veces en el mismo ámbito. Sin embargo Lonnie está decidido, presiona a Escalante para que le haga correr y cuando su flamante yegua de carreras se rompe el tendón flexor se da cuenta de que el futuro de su yegua no estará en el hipódromo. Por suerte, existen otras opciones, y parece que Foray Stables tendrá una yegua para cría bastante decente.

Por cierto que Lonnie se fijo en la yegua por el nombre Niagra’s Fall (La caída de Niagra) aunque él pensaba que era Niagara Falls (Las cataratas del Niagara) y lo relaciono con un sketch del grupo humorístico The 3 Stooges (los 3 chiflados) un grupo que desde 1920 hasta 1970 hicieron reír a los USA en la tele, y uno de sus más famosos sketch comenzaba precisamente así, con Niagara Falls, slow i turned… (también es curioso que justo estén 3 en la habitación cuando se saca el tema de los 3 stooges, y que las cataratas del Niagara los yanquis le llaman Las cataratas de la herradura por su forma, es un guiño muy sutil de los guionistas).

Por otro lado vemos que Jerry vuelve a apostar al póquer, pero esta vez en un escenario bien distinto, en un torneo clasificatorio para las Series Mundiales, donde coincide con la guapa croupier Naomi, aunque esta vez de jugadora. Después de pasar un agradable rato en el coche, Jerry logra clasificarse.

¿Sera ese prado donde van a llevar a Niagra’s Fall el mismo donde ha pasado Ace la mañana? Cada vez Ace parece más dispuesto a pasar el tiempo rodeado de caballos y en compañía de Claire que dedicado a su venganza o a sus negocios. Parece que todos sus problemas desaparecen cuando se encuentra allí y ha sido una escena agradable verle corretear agarrando un caballo.

Sin embargo, esa escena tan bucólica contrasta con la dureza de lo que sucede en el yate de Mike. Nathan le cuenta a Mike lo que desea saber sobre el grupo indio, por lo que parece el hermano del jefe del lobby compartió celda con Ace en la cárcel y se hicieron amigos allí, llegando a un acuerdo para hacer presión sobre la asamblea legislativa y así poder legalizar el juego en los hipódromos. Parece que el daño ya está hecho y eso enfurece a Mike, quien no se fía del plan de Ace ni de la posición del propio Nathan en todo esto. Tanto es así que pese a los continuos intentos del joven Israel de explicarles a Mike y a los suyos que Ace no intenta nada sucio contra ellos, Mike acaba montando en cólera y mata al pobre Nathan a golpes de cenicero.

¿Qué quiere decir Mike con lo de Sintaxis? Sinceramente lo ignoro, pero es evidente que Mike no es cualquier mindundi que se vaya a tragar las mentiras de Ace Berstein. Si el plan de Ace era usar a Nathan para cabrear a Mike, misión cumplida, así de paso no tendrá que pagarle ese millón de dólares al joven ejecutivo, y puede hasta tener un caso para investigar policialmente a Mike (aunque me da en la nariz que no van a ir por ahí los tiros, sería demasiado simple, y Mike siempre puede esconder las pruebas y el cuerpo).

Ace por su parte sigue con su actividad diaria, se reúne con su contacto en el lobby y negocia con él en plena calle (supongo que algún decreto de su condicional le impedirá entrar en un casino, o quizás lo haga solo para que le hagan las fotos) y también ha instalado una webcam en el establo para poder ver a Pint of Plain cuando quiera.

Es una lástima que la serie vaya a terminar en 2 capítulos, le estaba cogiendo un cariño especial a Luck, una serie que ha ido caminando despacio para hacerse con un lugar en nuestros corazoncitos. Y es una lástima sobre todo porque me temo que las cosas no van a quedar lo bastante cerradas con la finale del capítulo 9. Solo espero que al menos no nos dejen con muchas dudas y que al menos podamos ver una carrera con los 3 caballos (Getting Up Morning, Pint of Plain y Mon Gateau) montados por los 3 jockeys (Ronney, Rosie y Leon). De la trama de Ace creo que no veremos el final ahora, aunque quizás con un poco de suerte podamos ver lo que le espera a Mike tras asesinar a Nathan. ¿Qué opináis vosotros?

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Luck: Episode 7
Valoración

Categorías: Luck Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »