Reviews

Review Lost: Whatever happened, happened

se ha instalado cómodamente en los 70. Tan cómodamente que desde allí sigue siendo capaz de hacer lo que ha hecho siempre: emocionarnos y sorprendernos. A veces lo hace con una lenta mirada de Kate, a veces con una arriesgada decisión de Sawyer, a veces con una desquiciante negativa de Jack, a veces con una hilarante conversación entre Hugo y MilesWhatever happened, happened, desde los locos 70, nos mete de lleno en el terreno en que queríamos estar: fuera máscaras, dadles la batuta a los de siempre, flipemos con este final de temporada

Vamos a situarnos. Repasemos rápidamente los puntos calientes del capítulo, porque creo que necesitaremos un mapa para seguir esta review.

  • Por un lado, el flashback. Para mí ha sido sencillamente perfecto, redondo, tanto en lo argumental (ahora entiendo la vuelta de Kate a la isla) como en lo emocional.
  • Por otro, la trama de Ben, el dilema de salvarlo o dejarlo morir. Sin duda, una trama de altibajos, luego veremos por qué…
  • En tercer lugar, dándoles de comer aparte, Hurley y Miles. Enormes…
  • Y como colofón, ese final

Empecemos por ahí: la semana pasada, tras la eléctrica última escena, me quejaba de lo olvidados que tenía Lost últimamente a los cliffhangers. Vale, pido perdón… Quizá lo de hoy no ha sido un cliffhanger puro y duro, pero reconocedme que la última frase de Locke es mágica. No quiero dejar pasar la ocasión de recordar otra frase que él mismo dijo: “Everything happens for a reason“. Estoy seguro de ello, John… Algo me dice que no es gratuito que este 2 de abril, día que David cumple años (¿cuántos eran?), haya sido la fecha elegida para el regreso de Locke, ausente desde ¿hace un mes?.

Dios Locke...Dios Locke…

Entremos en materia. Tras el disparo de Sayid, Ben está más p'allá que p'acá. Por suerte Jin actúa rápido y lo lleva a Dharmaville en un plis-plas. ¿Misión? Salvarle el pellejo. Pero claro, no iba a ser tan fácil. A Juliet un disparo le queda grande, Ethan (no lo olvidemos, futuro cirujano) aún lleva pañales y el médico titular está, vaya por Dios, en The Looking Glass. ¿Qué narices hace un médico allí y por qué motivo no es reclamado inmediatamente? Ni idea, pero el caso es que todas las miradas apuntan a Jack. ¿Y qué hace Jack? Pues no llevo la cuenta, pero quizá estemos hablando de la primera vez en toda la serie que el Sr. Shephard elude una responsabilidad médica. Jack coge el juramento hipocrático y lo tira por el retrete. Sencillamente, no entra en sus planes salvar a Benjamin Linus…

Curiosamente, el resto de los losties sí quieren hacerlo. Juliet lo intenta, Sawyer también hace lo que puede… hasta Kate dona su sangre. Por cierto, ¿y si realmente no es donante universal y lo que quiere es provocarle un shock anafilácto? Para que veáis que a mí también se me ocurren teorías conspiratorias… Se dice shock anafilácto, ¿no? Lo médico no es lo mío… Finalmente, la solución es llevar a Ben con los hostiles. ¿No era más sencillo llamar al médico?

Me sorprende mucho la actuación de todos y cada uno de los personajes con este asunto. Quitando a Jin, que posiblemente no tiene demasiados motivos para odiar a Ben adulto, el resto ha sufrido en sus propias carnes las perrerías de Linus. Empezando por Juliet, que estuvo recluida contra su voluntad en la isla y sutil pero intensamente maltratada (a nivel psicológico, se entiende) por Ben durante años. Y continuando con el trío Jack-Kate-Sawyer. Y sin embargo, las dos chicas y LaFleur se dejan la piel por salvarle la vida. Vale, es un niño. Puedo entender a Juliet, que al fin y al cabo es médico, y también a Kate, pero a Sawyer no. Le hemos oído machaconamente repetir lo mucho que aprecia su vida en Dharmaville, así que no me creo que lo arriesgue todo por Ben. Y creedme, lo arriesga. En la ensalada de cámaras que los Dharma tienen repartidas por la isla ya hemos visto que la zona de la barrera sónica está cubierta, así que le habrán echado el ojo. LaFleur podría tener los días contados… Lo mismo para Kate, que le acompaña, y quizá incluso para Juliet, bajo cuya custodia estaba Ben. Y si estos tres caen, con ellos lo hará Jack, que no dudará en dar un paso al frente. Pequeño paréntesis personal: hoy no puedo dejarme caer por Bharma para ver el capítulo en comunidad, pero me pica la curiosidad: ¿cómo reaccionará Bharmaville ante el nuevo Jack? ¿Lo silbarán, como siempre? ¿Alguien osará aplaudir? Pero quedémonos en Jack…

“Then he dies”… ¡brutal!

Hasta ahora conocíamos los motivos de Sun para volver a la isla. Estaba claro: reencontrarse con Jin. En este capítulo intuimos los de Kate, luego los debatiremos. Sayid se sube al 316 obligado. Hurley no tiene demasiados motivos para regresar, sin Libbys y Charlies que salvar, pero al fin y al cabo ya le dijo a Jack que tenían que volver mientras jugaban a baloncesto en Santa Rosa. Nos queda, pues, el propio Jack. De alguna manera, sus razones son las de siempre: algo que arreglar, something to fix. Jack se fue intentando sacar de la isla a todo el mundo, pero cuando lo logró se dio cuenta de que únicamente llevaba un puñado de gente. Hizo lo que era lógico y humano: agarrarse a Kate. Pero Kate no quiso saber nada de él, así que ahora Jack vuelve por los que dejó atrás, y me da la sensación de que también vuelve porque cada día es un poco más Locke. Al menos en este capítulo, Jack Shepard es muy, muy John Locke. Coje tu reproductor de vídeo, vete al minuto 14 de episodio y repásate ese manual de Lost que es la conversación entre Jack y Kate. El doctor, por primera vez en la serie, deja que las cosas fluyan. ¡El nuevo Jack habla de la isla como si fuera un ser vivo! ¡Puro Locke! De hecho, si os fijáis en la reacción de Kate cuando Jack pronuncia esas palabras, es de sorpresa mayúscula. Está claro que la muerte de John Locke ha forjado otro Jack. Y me parece totalmente lógico que no quiera operar a Ben, ¡yo tampoco lo haría! Lo hizo una vez y fue en balde, ¿para qué repetir? ¿Para que crear un monstruo? Bravo, Jack. Bravo.

Así veo, pues, la trama de salvar al niño Ben. Con momentos bajos (el comportamiento de Sawyer), y con cumbres (el de Jack). Finalmente vemos cómo Juliet marca el camino: hay que recurrir a los hostiles. Quizá ella sepa de alguna manera qué hay en el templo y cómo eso puede curar. O quizá sepa que en algún momento Ben tiene que ir con los hostiles. El caso es que ahora parece claro que Ben revivirá y que se aliará con Alpert contra Widmore y Ellie, lo que previsiblemente llevará al destierro de estos. Pam, ya tenemos la primera bofetada entre Linus y Widmore… Por otro lado, da la sensación de que en esta línea temporal no habrá purga, es decir, Ben no volverá a Dharmaville. ¿Tendrá eso que ver con el aspecto del poblado, presuntamente diferente, cuando llegan a él Sun y Lapidus? Veremos… En cualquier caso, lo mejor de esta parte es cómo nos deja las cosas. Éste es el terreno en que queríamos estar. El terreno en que los supervivientes del vuelo 815, todos ellos, van a quedar expuestos. Sawyer seguramente se quitará (bueno, le quitarán…) la máscara de LaFleur, y con él caerán todos los demás. ¿Qué harán?

Qué escena...Qué escena…

Pasemos al flashback. Antes de empezar, que quede claro que Kate me parece, de largo, el mejor personaje femenino de Lost. Y que Evangeline Lily me parece, de largo, una de las mejores actrices femeninas de Lost. En realidad, Kate y Evangeline están respectivamente en mi top5 de personajes y actores de la serie. Pero, favoritismos aparte, no me digáis que no ha sido una actuación espléndida… Y un flashback maravilloso. ¿Por qué? Bueno, muy sencillo: por primera vez en mucho tiempo, creo que hemos retomado esa vieja costumbre de Lost de explicarnos el presente a través del pasado, de cargar de psicología los flashbacks. La escena del supermercado me ha parecido, justo acabar de verla, incluso innecesaria. Luego he visto que es capital en el desarrollo del capítulo y en la toma de decisiones de Kate.

Ella sale de la isla con Sawyer en el bolsillo, pero en el último momento se le desmonta el plan. Su único motivo de seguir adelante es, entonces, Aaron, porque ya sabemos (recordemos, por favor, aquella increíble escena del aeropuerto en la finale de la cuarta) que nunca hubo nadie que la esperara fuera. Miento: estaba la justicia con el mazo listo. Así que Kate se aferra al niño para vivir, pero un buen día se da cuenta de la fragilidad de todo. La mentira, ella lo sabe muy bien, es volátil, y tarde o temprano Aaron acabará yéndose, por un motivo u otro. Kate se da cuenta cuando ve a Claire (no es ella, claro) saliendo del supermercado con Aaron de la mano. Así que devuelve al niño y regresa a por Sawyer. En todo este caos, el papel de Cassidy es capital: “You needed him“. Tú, Kate, necesitabas a Aaron, no al revés. Ah, y por cierto, sigues enamorada de Sawyer hasta las trancas

Caso aparte son Hurley y Miles, que apenas interactuan con los demás en el capítulo, pero nos dan chicha para comentar durante días y días. Con su papel, los guionistas han querido guiñarnos un ojo, conscientes de que hay muchos hurleys y muchos miles repartidos entre nosotros. Quiero creer que lo que dicen es clarificador, y en cierta manera todo lo que dice Miles lo es, pero también es verdad que la última palabra la tiene Hurley: ¿por qué Ben no recuerda a Sayid cuando Rousseau lo encuentra en la jungla? Podríamos echar mano de lo que dice Alpert: Ben no recordará nada y perderá la inocencia. Desde luego, lo que pase en ese templo será digno de ver

“¿Y ahora qué, listo?”

Because you left, 316 y The life and death of Jeremy Bentham. Y, ahora, Whatever happened, happened. Carlton Cuse y Damon Lindelof no se prodigan en exceso firmando los guiones de Lost, pero cuando lo hace se les nota la mano. Vaya por delante que el capítulo de hoy contiene, para mí, ciertos patinazos, especialmente en lo que a la coherencia de Sawyer se refiere. Pero también es cierto que me tiré de los pelos cuando Kate aparece en casa de Jack, con nocturnidad y sin Aaron, y habiendo decidido volver a la isla. Es decir: Lost siempre tiene la capacidad de explicarte las cosas (mejor o peor), aunque tarde un mundo en hacerlo.

Cerramos. Creo que hemos visto uno de los capítulos más interesantes de la temporada. No lo calificaría, ni mucho menos, de el mejor o adjetivos así, pero creo que contiene un par de conceptos clave. Me gusta (me encanta, de hecho) el papel de Jack; me encanta casi más el de Kate, especialmente en el flashback. Ha sido acertadísimo incluir algo como la conversión Hugo-Miles, ni que sea como elemento cómico. Tenemos la mesa puesta para el banquete: Ben ya está en manos de Alpert y se adivina el choque con Widmore, el templo está más cerca que nunca. Los losties tienen el culo al aire y no creo que Horace dude en empezar a repartir balas. También creo que es un capítulo que merece al menos un segundo visionado, así que disculpad la apresurada review…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Lost: Whatever happened, happened
5 (100%) 2 votes

Categorías: Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »