Review Lost: Three Minutes (2×22)

Review Lost 2x22

A excepción de Exodus, todas las season finale han sido precedidas por un telonero de lujo. Y el caso de Live Togheter, Die Alone no es ninguna excepción. Three minutes, protagonizada por el infame Michael, es uno de los capítulos más llamativos de la segunda temporada. El padre de Walt nunca fue un personaje que gozara de la simpatía del público, pero el día en que acribilló a dos tailies a sangre fría en un claustrofóbico búnker sentenció definitivamente su reputación. Y este contradictorio episodio juega a reafirmar nuestro odio hacia él… mientras intenta justificar sus actos.

Resumen
Segundo capítulo singularizado por un flashback ambientado en la isla, que nos narra qué fue de Michael durante los más de seis capítulos que permaneció en paradero desconocido. A sabiendas del escozor que les produce a muchos la mera mención de este personaje, voy a ser parco en palabras: las andanzas de Mr. Dawson desembocan en un reencuentro con Tom y Alex y nos permiten conocer, de una forma un tanto esperpéntica, al irritable e irritante Danny Picket, así como a la enigmática Bea Klugh (señora Klugh para los desconocidos). Además, volvemos a toparnos con Walt, que llevaba desaparecido desde tiempos remotos.

Ya en la actualidad, donde el aspirante a constructor de balsas no se manifiesta con mismo grado de omnipresencia, el Sr. Eko regresa al búnker tras su paseo hasta el signo de interrogación, y una vez allí Charlie es la primera víctima colateral de la manía que Locke ha delegado en él. No obstante, el sacerdote nigeriano encuentra tiempo para satisfacer el interés de Michael por el averno, relatándole la escalofriante historia de un niño que asesina a su perro con una pala, y cuyo mayor temor no es que el animal no le perdone, sino que cuando llegue al infierno el perro esté esperándole allí. Colosal. Y siguiendo con asuntos caninos, Vincent decide poner a prueba a Charlie: mientras el ex bajista de Drive Shaft trabaja en solitario en el proyecto eclesiástico emprendido y abandonado por Mr. Eko, el perro de Walt hace acto de presencia portando una de las estatuillas de la Virgen María. Pace la rechaza, decantándose por la escasa dignidad que conservaba, y ejecuta un rápido y saludable ejercicio de redención bajo la atenta mirada de John Locke.

RedenciónRedención

En la playa, Michael detenta un recibimiento digno de un héroe, remitiéndonos a lo que ya adelantaba en la entradilla. A lo largo del episodio, Michael hace todo tipo de malabares para reclutar a los cuatro nombres que figuran en la lista que la Sra. Klugh le entregó en el flashback, y aunque Hurley se muestra reacio en un primer momento, finalmente también pasa por el aro. Y mientras tanto, Sayid comienza a olerse la tostada. El capítulo finaliza con el funeral de Ana Lucía y Libby, siendo Jack y Hugo los responsables de exteriorizar sus sentimientos y dedicarles algunas palabras. Y hacen lo que pueden. Segundos antes de que el oscuro telón caiga, Sun divisa un barco acercándose a la playa.

¡Boat!¡Boat!

Relación con la sexta temporada
Walt
, Walt, Walt… el hijo de Michael fue uno de los principales enigmas de la ficción isleña durante sus comienzos, pero comenzó a descender escalones en la jerarquía de misterios a partir de la segunda temporada. El hecho de que desde entonces los guionistas se hayan molestado en recordarnos su existencia con al menos una aparición por temporada les delata, y aunque solo sea por este sospechoso hecho, personalmente me inclino a pensar que se volverá a incidir en su persona antes del final de la serie.

Mejor escena o frase
Me parece que va a ser materialmente imposible que alcancemos el consenso en este punto, así que voy a señalar el que a mi entender es el momento más emblemático del capítulo: en el último flashback, la Sra. Klugh explica a Michael que sus compañeros han capturado a one of them, y le indica lo que tendrá que hacer si desea volver a reunirse con su hijo. Dawson contraataca exigiendo ver a su hijo, y Bea les concede esos 3 minutos que dan nombre al episodio. Despliegue de sentimientos entre el padre y el hijo, dudosa mención a la Room 23 y una poderosa interpretación del infravalorado Harold Perrineau.

Three minutesThree minutes

Curiosidades
Hoy por hoy, sabemos que el tripulante del barco que aparece al final del capítulo es Desmond, que la embarcación lleva por nombre Elizabeth y que proviene de la mismísima Libby. Según la Lostpedia, resulta irónico que el barco acudiese al funeral de su dueña. Yo lo habría calificado de poético, pero en fin… no soy quien para contradecir a la fuente por excelencia del saber lostiano.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Lost: Three Minutes (2×22)
Valoración

Categorías: Lost Perdidos Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »