Review Lost: The Long Con (2×13)

Bienvenidos a El diario de Manel. El programa de hoy se titula: Un empresario sureño que en realidad era un estafador me quitó todo el dinero que había obtenido del divorcio después de haberme hecho creer que me quería. Sí, con un título tan largo como excluyente sólo hemos podido encontrar una única invitada, así que dedicaremos todo nuestro tiempo a tratar el casi de Cassidy. Perdón, el caso de Cassod… el caso de Cassidy. ¡Adelante con ella!

Manel: Y bien Cassidy… ¿Cómo conociste a ese truhán?

Cassidy: ¿A Sawyer? Pues no lo recuerdo. Supongo que lo saqué de algún after y con el desfase pues… Yo es que con los hombres me pasa igual que con los peluches que me regalan: todos acaban en mi coche o en mi cama. Así que me lo llevé a casa y nos pusimos a…

Manel: Lo siento…

Cassidy: Yo sí que lo sentí. Especialmente cuando me puso mirando a…

Manel: Lo siento… pero te tendré que pedir que te ahorres los detalles, que estamos en horario protegido.

Cassidy: Pues después de una noche desenfrenada, por la mañana me dijo que se tenía que ir a una reunión. Cogió su maletín y, de repente, se le rompió y salieron del interior billetes falsos. De verdad.

Manel: ¿De dinero falso o de verdad? ¿En qué quedamos?

Cassidy: Quiero decir que es verdad que eran falsos… Yo ya me entiendo: había vales de descuento de esos que van en las guías telefónicas que no usa nadie y billetes por valor de treinta dólares, porque decía que veinte era poco y cincuenta mucho…

Manel: Como está la muchachada…

Cassidy: Sí, pero al final no me la metió doblada…

Manel: ¡He dicho que estábamos en horario protegido!

Cassidy: Quiero decir que no logró engañarme. O eso pensaba yo pobre de mí, ¡si yo era la experta en fingir! Pregúntale sino a mis ex, Patricia.

Manel: No soy Patricia.

Cassidy: ¿Y a quién le importa?

Manel: Touché. ¿Y cómo era el día a día con él?

Cassidy: Pues yo me partía el culo con Sawyer… ¡Metafóricamente hablando, claro! Íbamos por ahí estafando a pardillos: les vendíamos cadenas de oro… ¡que realmente eran de oro del que cagó el moro!

Manel: La verdad es que estoy empezando a entender muchas cosas…

Cassidy: …

“¿Qué pasa? ¡Hace frío y la tengo mojada!”

Manel: ¿Y qué le dirías si tuvieras delante al tal Sawyer?

Cassidy: Que es un hijo de pu…

Manel: …es que pase ¡Sawyer!

Sawyer: ¿Qué hace ella aquí? Esto es una encerrona… ¡Yo pensaba que iba a a conocer a los Gerónimo Jackson! Me voy.

Manel: ¿Y no quieres decir nada?

Sawyer: Sí. ¿Puedo bailar?

Manel: Por supuesto… ¡Adelante música!

Al margen de este embrollo, y ya de vuelta a la isla, Ana-Lu pretende armar un poderoso ejército para enfrentarse de igual a igual a Los Otros. Bueno, poderoso no sería la palabra teniendo en cuenta que entre los aspirantes a formar el pelotón estaban Hurley, Sun, Claire, o Rose entre otros: no creo yo que pudieran llegar a formar una armada invencible con gente pacífica que no estaba por la labor de alistarse junto a la policía y declarar una guerra civil isleña. Faltaba un detonante, algo que encendiera la mecha de la beligerancia. Y ese algo fue el secuestro de Sun orquestado por Sawyer (con la ayuda del desterrado Charlie) que le permite tener engañada a Kate respecto a las intenciones de Ana Lucía, vengarse de Jack por el saqueo de su tienda, manipular a Locke y hacerse con todas las armas convirtiéndose en el nuevo (y odiado) sheriff del pueblo.

No hay una descripción disponible“Esta isla es muy rara: ¡planto una patata y me sale un perro!”

Relación con la sexta temporada
Hurley lleva a Sayid un regalo de esos
que le solían gustar al Sayid pre-fusilamiento de su amada Shannon…
un aparato de radio de corto alcance que traía consigo Bernard,
estropeado. Estropeado el aparato de Bernard, no Bernard. El aparato de
radio de Bernard, eso. Primero el iraquí rechaza la idea de arreglarla,
pero como en la isla no tienen internet para matar el aburrimiento,
acaba haciéndolo y capta una emisión que no era la cansina grabación
de Rousseau, sino una radio-fórmula musical de origen desconocido:
según Sayid, ésta podía proceder de cualquier rincón del planeta ya que
las ondas sonoras tienen la capacidad de rebotar por la ionosfera
llegando a recorrer miles de kilómetros o más. Eso dice el experto, que
yo soy de letras. En cambio, Hurley sostiene que la emisión no sólo
podía llegar de cualquier lugar, sino “de cualquier época”. ¿Viajeros
del tiempo?
¿Radio Dharma en directo desde los años 70? ¿Losties
versión pasado emitiendo señales a sus yos del presente? “Era broma,
tío”; apuntilla el excéntrico y orondo millonario… ¿O no? A ver si va
a ser que este tío sabe más de lo que dice…

Mejor escena o frase
Todas en las que Locke y Jack, los dos machos
alfa de la manada, se enfrentan dialécticamente intentando convencer
el uno al otro sobre la estrategia a seguir: el alopécico no es
partidario de recurrir a la violencia, en cambio el doctor desea emular
a Rambo al sentirse acorralado por los others. La tensión de los duelos
se podría cortar con uno de los cuchillos de nuestro querido calvito
,
pero al ser un episodio dedicado a Sawyer, es obligatorio destacar la
lapidaria sentencia con la que define su particular manera de ser: “No
soy una buena persona
“. Ya, claro. Pues mentira. No es más que pura
fachada: Todos sabemos que los hombres que van de malotes se acaban ablandando… ¿verdad, lectoras?

Curiosidades
La camarera del bar en el que el socio de Sawyer le exige culminar el gran golpe para liquidar todo lo que le adeudaba, es la madre de Kate. El que piense que la curiosidad es bastante floja… tiene razón.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Lost: The Long Con (2×13)
Valoración

Categorías: Lost Perdidos Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »