Review Lost: The economist

Lost, o cómo desencajar mandíbulas en, aproximadamente, 42 minutos. Este no ha sido un capítulo con tanta cantidad de información como el anterior, pero la que nos ha proporcionado servirá para que a partir de ya miles de páginas y foros (y blogs, claro) hiervan con teorías. Y claro, lo de siempre: maldito Ben…

Actualización: Añadimos nuevos datos referentes al Flashes Before the Incident (Post publicado el 15 de febrero de 2008)

Primeros compases: Sayid Jarrah rezando. Diría, si la memoria no me falla, que no veíamos al iraquí mirando a La Meca desde la finale de la segunda temporada, allá por los tiempos en que Sun vomitaba por la borda del velero de Desmond… ¿Es significativo que rece? Creo que sí, está mirando a Naomi. Teniendo en cuenta la cantidad de fiambres que hemos visto en la isla, que ahora se nos muestre a Sayid en esta actitud es sinónimo de que siente especialmente su muerte… ¿se conocen? ¿Se conocerán? Uf… En cualquier caso, lo más significativo es la pulsera que lleva Naomi:

N, I'll always be with you. R. G.

Lo que podría traducirse por “N (¿Naomi?) siempre estaré contigo. R. G.” Pregunta evidente: ¿quién es R. G.? No hay muchos personajes que empiecen por la letra erre… ¿Regina?

La pulsera de NaomiLa pulsera de Naomi

Jack. Vemos a Jack preguntando por Ben. Está claro que tras ver la foto de Miles, el doc no se puede contener y tiene que saber qué narices pasa con Ben. Pero dejemos esto aparcado y vayamos, por favor, al flashforward…

La primera escena es gloriosa. Vemos a Sayid convertido en un asesino, matando a sangre fría a un tal Avellino. Vista en global, junto con el resto del capítulo, esta escena tiene mucha, mucha miga. Lo primero: Sayid tiene una lista y es obvio que Avellino está en ella. Perfecto. No entraremos en intentar adivinar quiénes o en base a qué está hecha la lista (podéis desvariar en los comentarios), pero sí es curiosa la reacción del presunto italiano cuando descubre que Sayid es un Oceanic Six. Se pone nervioso, abandona la apuesta y huye. Pero le da la espalda. Parece como si le diera miedo, pero creo que en ningún momento intuye que lo va a matar. Eso me da que pensar… acerca de la historia que contarán los ya archifamosos Oceanic Six (recuento: Jack, Kate, Hurley y Sayid, faltan dos) cuando vuelvan a la civilización. Parece como si la gente les debiera respeto, o algo parecido. Hugo sale del coche proclamando dicha condición a los cuatro vientos, Sayid desestabiliza a la gente cuando lo confiesa… La que no parece inmutarse es Elsa, que lejos de atemorizarse decide iniciar una relación. Claro que ella tiene a su vez una misión… Por cierto: la escena final del primer trozo de flashforward, con los aspersores encendiéndose al ritmo de la marcha de Sayid, es inmensa.

Magia...Magia…

Por guión, el resto del flashforward me ha parecido tópico, o al menos tópico para lo que narrativamente suele ser Lost. Chico busca chica, chico seduce chica, descubrimos que chico y chica no se quieren, sino que se quieren… matar. En fin, una de James Bond. Lo pasaremos por alto por esos momentos finales en que cambian las sábanas por las balas en cuestión de segundos.

Vía flashforward también se nos presenta un personaje que puede tener mucha tela que cortar. Un tal economist, jefe de Elsa. ¿Podría ser alguien que hayamos visto ya?

En el otro grupo, no me cansaré de decirlo, siguen sin rumbo: no hay peor líder que John Locke. Desorientado por no encontrar a Jacob, dubitativo, se lleva a la gente a Villa-Otros, con Ben aprovechando cualquier rendija de debilidad para ir soltando sus frasecitas. Qué gran personaje…

Ben, no te recordaba sin sangre en la caraBen, no te recordaba sin sangre en la cara

Saltemos a Faraday. Parece un poco desequilibrado en general, pero está claro que si la cosa va de física, mejor hacerle caso. Con sus aparatejos y tal, descubre un hueco ¿espacio-temporal? en la isla. 31 minutos. Personalmente, lo que más me ha impactado es que no fueran ni 8, ni 23, ni… Tampoco hay que pasar por alto el aviso de Lapidus: “Si lo coge Minkowski, cuelga“. ¿Desconfían de Minkowski? ¿Podría ser éste el topo de Ben? Teorías, teorías…

¿Adorasteis a Hurley en el 4×01? Yo no mucho. Dos capítulos más tarde, abogo por la crucifixión. ¡Qué traidor! Pero… ¿hacía falta tanto montaje para capturar a Sayid, Kate y Miles? A mí me ha sonado un poco a otro tipo de montaje: un movimiento previo a la salida de Hurley del grupo de Locke, forzado por el sentimiento de culpa. Así se integra al paquete Jack-Kate-Sayid, es decir, a lo que llevamos de Oceanic Six. Lo veremos. Por cierto: qué mono el despachito secreto de Ben. Superman se cambiaba en una cabina de teléfonos; el Sr. Linus necesita un cubículo de 2×2 con algo más terrenal: ropa, pasaportes falsos y dinero, mucho dinero. Curiosidad: como ciudadano suizo, Ben se hace llamar Dean Moriarty. Impagable… Y antes de cambiar de tercio, y por si alguien se ha preguntado cómo han sorteado Sayid, Kate y Miles la barrera sónica, DarkUFO tiene respuestas.

Precisamente en Villa-Otros vemos una de las escenas con más potencial… de la serie, me atrevería a decir. Bueno, mejor dicho: no vemos. Porque me refiero a lo que hablan, a lo que pasa entre Sayid, Ben y Locke para que John deje irse a Charlotte quedándose a cambio a Kate y Miles. No parece un cambio muy normal… a menos que Ben haya informado a Locke de la conexión que puede tener el medium Miles con Jacob. Es posible que de esa conversación a tres haya salido algo que luego llevara, como vemos al final del capítulo, a Sayid a convertirse en un asesino a sueldo a las órdenes de Ben. Y ojo, porque seguimos con las listas: si Jacob tuvo una, ahora es el turno de la de Ben. Las dos dan mal rollo, qué quieres que te diga…

Y en el papel de Juliet-te-traigo-un-tentempié... ¡John Locke!Y en el papel de Juliet-te-traigo-un-tentempié… ¡John Locke!

Vamos acabando: momento pulseras. Vemos dos, una de Naomi y otra de Elsa. ¿Son suyas? ¿Qué significado tienen? Ambas están relacionadas con Sayid… ¿Son mensajes de Ben? ¿Es la misma pulsera? ¿Qué pasa ahí que Sayid no está procreando tranquilamente con Nadia en algún lugar del mundo?

Y cierro. Cierro con la mejor escena del capítulo. Y que no os parezca un delirio romántico, por favor… Hablo del momento en que Sawyer le pide a Kate que escoja una choza en Villa-Otros donde crezcan sus churumbeles. Vale, vale… ahora lo entiendo… Sawyer no está perdido porque se haya quedado sin metas tras la muerte de Cooper; está perdido porque se muere de ganas de estar con Kate, y su cálculo inicial (Kate no saldrá de la isla porque no quiere acabar en la cárcel) se está borrando por momentos. De hecho, diría que lo único que impedía a Saywer pronunciar tamaña declaración de amor era el saber que el asesino de sus padres andaba suelto por el mundo. Pero ahora que está muerto, se lo juega todo a la carta Kate. Y Kate, pobre, alucina. Y no sabe qué hacer, porque esto de las batas verdes tira mucho, dicen… Como bien ha dicho David, Ben siempre tiene razón:

Que suenen los violines, por favor...Que suenen los violines, por favor…

Relación con la sexta temporada

Capítulo centrado en Sayid. Eso suele significar acción, o por lo menos más acción que mística o relación con los misterios isleños. Poco que ver tiene The Economist con la sexta, más allá de que suponemos que el propio economista es Charles Widmore. El detalle más abierto del episodio son los brazaletes que vemos: Naomi lleva uno y la espía que Sayid se lleva al huerto, Elsa, otro. ¿Qué significado tienen? Sería muy bonito que tuviéramos una teoría al respecto, pero no es el caso. Tampoco creo que los responsables de la serie la tengan: irán a parar al saco de los misterios olvidados…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Lost: The economist
3 (60%) 3 votes

Categorías: Lost Perdidos Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »