Review Lost: The Beginning of the End

Review Lost: The Beginning of the End

Después de ocho meses sobreviviendo a la travesía hasta la cuarta temporada, hoy, por fin, hemos visto el 4×01, The Beginning of the End. A partir de hoy, cada viernes intentaremos subir nuestra particular review del episodio. En concreto, será Dani, experto lostiano, el que nos maraville con sus análisis del episodio. Hoy, en su ausencia, voy a hacer una incursión temporal en un campo que, esperemos, sea suyo después de esta review. Dicho esto, habiendo alucinado con el episodio, después de limpiarme la baba varias veces (creo que me duraba desde la season finale), pasamos a analizar el episodio. Creo que no hace falta decir que todo lo que viene a continuación destripa por completo el 4×01 de Lost. ¡Vamos allá!

Actualización: Añadimos nuevos datos referentes al Flashes Before the Incident (Post publicado el 01 de febrero de 2008)

Al contrario de lo que esperábamos, la cuarta temporada no ha empezado con el ojo de nadie. En su lugar, un montón de fruta. Curioso. A continuación, un coche a toda velocidad perseguido por la policía que atraviesa la fruta y todo lo que se pone en su camino. De repente, cambiamos a una habitación mucho más tranquila, lujosa y vemos a un hombre servirse un vaso de zumo. Es Jack, está bien arreglado, sano, no tiene barba y no bebe alcohol. Al encender la televisión y ver el coche de la persecución se da cuenta de que algo no va bien, parece conocer al conductor. Volvemos al coche. La policía consigue detenerlo y, primera sorpresa, es Hurley. El hombre más tranquilo de la isla jugándose la vida a toda velocidad.

Ante el frenético inicio de temporada casi no nos había dado tiempo de hacernos la cuestión clave hasta el final de la serie: ¿estamos ante un flashback o un flash forward? Hurley nos saca de dudas, ya que en cuanto sale del coche asegura ser uno de los “Oceanic Six”. ¡Bombazo! Sabemos que Hurley ha conseguido salir de la isla y sabemos que tiene algún tipo de relación con Jack, ya que el doctor reconoce su coche al verlo en la televisión.

En mi opinión, el episodio ha sido mucho más misterioso en los flashforwards que en la isla, donde más o menos podíamos predecir el panorama que se avecina. Seguimos con el Hurley del futuro. Ya en comisaría, nos encontramos un viejo conocido: el compañero de Ana Lucía. El señor Reyes, y por lógica todos los Oceanic Six, son famosos en todo el mundo. El policía le pregunta por Ana Lucía y, segundo bombazo, Hurley asegura no saber nada de ella. Recordemos que cuando Ben dejó salir a Michael de la isla le exigió que no dijera ni una palabra de lo que había vivido allí. ¿Habrá sucedido lo mismo con los seis de Oceanic? Veremos.

En la misma comisaría nos damos cuenta de que algo no funciona en el cerebro de Hurley. Acaba de tener una terrorífica alucinación y quiere estar encerrado en un manicomio. ¿Será por el shock post traumático o porque nunca ha dejado de estar loco? Sea lo que sea, Hurley acaba en Santa Rosa, en el mismo manicomio en el que estaba sólo unos meses antes de estrellarse en la isla. De repente, una visita inesperada. Un hombre que se hace pasar por abogado de Oceanic, tras una falsa conversación, le hace una pregunta muy intringate a Hurley: “Are they still alive?” ¿Todavía siguen vivos? ¡Quién! ¿El resto de losties? ¿Los Otros? ¿Los del carguero? No hay respuesta.

Mientras tanto, en la isla, todo se desarrolla según lo esperado. Desmond llega a la costa y avisa a Sayid, Bernard, Juliet, Jin y Hurley de que Charlie, en su último suspiro, avisó del peligro de los nuevos. Todo el episodio me ha parecido un pequeño homenaje a Charlie Pace, al que todos recordarán como un héroe. El grupo de Sawyer debe avisar a Jack del peligro inminente. Mientras tanto, un Hurley inmenso (en todos los sentidos de la palabra) tiene un encontronazo con la casa de Jacob. Hurley es el personaje más humano de la isla y Jacob es la máxima expresión de la fe en lo desconocido. En cualquier caso, Hurley ojea el interior de la casa y, antes de toparse con el ojo de Locke, ve a Jacob. ¿Es la casa de Jacob una representación de la locura en la isla? Desde el instante en que Hurley se topa con la casa parece que vuelve a sufrir sus inquietantes alucinaciones.

Y llegamos al momento clave del episodio y me atrevería a decir que del resto de temporada. El encontronazo entre los dos grupos es brutal, espectacular, orgásmico. Jack y Locke, los dos líderes, el rey blanco y el rey negro, la fe y la ciencia, tomarán direcciones opuestas. Jack y su orgullo confían en ser rescatados. Locke, con información adicional que nadie tiene (ni siquiera nosotros) sabe que los nuevos pondrán en peligro sus vidas. La formación de los grupos marcará el destino de cada uno de ellos. Con Jack se quedan Bernard y Rose, Sun y Jin, Kate, Juliet, Desmond y Sayid (de los destacados). Junto a Locke, que pretende vivir en el poblado de Los Otros, se van Sawyer (jaque mate a Kate), Hurley, Claire, Ben, Rousseau, Alex y Karl. ¿Quién habrá tomado la decisión correcta?

A priori podríamos pensar que aciertan los que se marchan con Jack, ya que tanto él como Kate, gracias a la finale, sabemos que consiguen escapar de la isla. Pero el hecho de que Hurley también haya conseguido salir nos llena de dudas. ¿Qué información tiene Locke para saber el peligro que acecha? En uno de los moejores momentos del episodio, Ben, atado, herido y ninguneado por los losties, decide seguir el camino de Locke después de pedirle permiso al líder, Jack. Si Ben, el hombre que más información tiene de la isla y más conoce sus peligros ha decidido coger ese camino es porque tiene argumentos suficientes. ¿Convivirá con los losties? ¿Serán los nuevos Otros de la isla?

Volvemos al futuro. Cuando he visto el encuentro entre Jack y Hurley una sensación extraña ha recorrido mi cuerpo. Después de todo lo que han vivido juntos da la sensación de que se temen, de que no quieren saber demasiado el uno del otro y de que hay ciertos temas que son tabú. Emulando el momentazo de la season finale, Hurley le dice a Jack que tienen que volver a la isla. ¡SENSACIONAL! Queda claro que el flash forward de la finale es posterior al del 4×01, ya que Jack sigue ejerciendo su profesión y, como decía al inicio, está sano y sin ningún síntoma de locura. ¿Qué pasa entre los dos flash forwards para que Jack cambie drásticamente de opinión? ¿El muerto del ataúd que llevaba a Jack al suicidio es tan importante como para que Jack quiera volver a la isla? ¿Será Kate la siguiente en caer en esa locura que parece perseguir a los losties salvados?

Respecto al final en la isla creo que ha sido bastante tranquilo. El helicóptero ha rastreado su posición y, por fin, ha conseguido encontrarlos. Por el momento, nada de información sobre los nuevos. También me ha parecido destacable el hecho de que Naomi no haya confesado que la atacaron en la isla. ¿Será porque conoce a John Locke y sabe sus intenciones? ¿Será porque no quiere desvelar las intenciones de su gente? La escasez de información nos hace deducir (modo locura ON) que los nuevos podrían ser integrantes de Dharma que no pueden contactar con su gente, todos los que mató Ben hace años, de ahí el miedo de Ben al exterior.(modo locura OFF)

Pues bien, hasta aquí nuestro pequeño repaso al episodio. Está claro que no ha sido el mejor episodio de Lost, pero hay que tener en cuenta que veníamos de una season finale absolutamente traumática. Aún así, el episodio me ha emocionado, me ha intrigado, me ha fascinado y me ha generado todas esas sensaciones que sólo Lost es capaz de crear en mi interior. Una ligera brisa de duda y de desconcierto revoloteaba mientras veía el episodio. Ha sido una sensación magnífica. Y hasta aquí mi pequeña y modestísima reflexión del episodio. He procurado no utilizar la información que conocía (sí, los malditos spoilers), para no condicionar a la gente que había llegado virgen hasta la cuarta temporada. Ahora es vuestro turno… ¿Qué os ha parecido el episodio? Nos encantaría escuchar lo que vuestro corazón pensaba cuando veíais The Beginning of the End. ¿Será (casi) profética la frase de Ben: “Every single person on this island will be killed”? Es vuestro turno…

Relación con la sexta temporada

En la única season premiere no protagonizada por Jack, se nos presenta el potencial de Hugo Reyes. Hurley se planta ante la cabaña de Jacob y puede ver algo dentro, cosa que Ben nunca ha conseguido. ¿Es especial Hugo? Pues eso parece, porque hasta el mismo Jacob se lo dice en el taxi durante la finale de la quinta temporada… “Well, what if you weren't cursed? What if you were blessed?” (“Bueno, ¿y si no estuvieras maldito? ¿Y si en realidad estuvieras bendecido?”)

En este 4×01, Hurley recibe la visita de Charlie en Santa Rosa, aunque sus contactos con personajes muertos se volverán a repetir (Ana Lucía, 5×02, por ejemplo). ¿Cómo podría influir esa bendición en la sexta temporada? Jacob necesita a nuestro multimillonario en la Isla, donde la línea que separa la vida de la muerte es muy efímera, como hemos comprobado. ¿Cuál será su misión?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Lost: The Beginning of the End
3.3 (66.67%) 3 votes

Categorías: Lost Perdidos Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »