Review Lost: The 23rd Psalm (2×10)

Review Lost: The 23rd Psalm

Dani y yo discutíamos en nuestra casi olvidada sección D versus D cuál es el mejor flashback de Lost. Hace poco que volví a ver The Man Behind the Curtain, mi elección. Y hoy me ha tocado enfrentarme con The 23rd Psalm, que era la apuesta de mi compañero. Mi opinión no cambia para Flashes Before the Incident, pero debo reconocer que la historia de Eko, desde que lo conocemos apretando el gatillo en un árido paisaje nigeriano, es uno de los más impactantes de la serie. Y no me equivoco demasiado si digo que Eko escaló muchas posiciones como mejor personaje de la serie durante esa época. Luego llegaría su debacle con esa insoportable explosión de misticismo. Pero esa, amigos, es otra historia…

Resumen
Vida y obra del señor Eko. Así podría titularse The 23rd Psalm, que nos explica el crudo pasado de este falso cura en su país de origen, Nigeria. Y esa crudeza se refleja a la perfección en la primera escena, en la que Eko vuela la tapa de los sesos a un pobre hombre para que la guerrilla no vuele la de su hermano Yemi. Pequeños detalles que cambian el destino de las personas. Pudo ser Yemi el futuro líder de ese grupo armado, pero Eko apretó el gatillo. En la Isla, Eko se enfrenta a su pasado cuando descubre el avión que mató a su hermano. De camino asistimos a una de las apariciones más angustiosas del Humo Negro, que se detiene a escasos milímetros de Eko. Mientras tanto, Locke enseña a disparar a Michael, que prepara su papel para No sin mi hijo, Kate le corta el pelo a Sawyer, Libby le pone ojitos a Hurley, Claire echa a Charlie de casa por su recaída con las vírgenes y varios losties se reparten los turnos de la escotilla. Sí, es la época en que todos pulsan el dichoso botón. Y eso me hace pensar en la tristísima vida que llevó Desmond…

Relación con la sexta temporada
La extraña aparición del Humo Negro nos remite inevitablemente a AntiJacob. No está confirmado, que yo recuerde, que el hombre de negro sea esa masa de humo flotante que se desplaza por la Isla, pero podemos establecer conexiones. Entonces, ¿por qué no atacó a Eko? O mejor dicho, ¿por qué no le atacó en ese momento y después lo mató? Si Smokey es la representación de AntiJacob y éste, a su vez, se asocia con el mal o la oscuridad, podría haberlo matado en su primer encuentro. Sin embargo, simplemente parece descargar información de Eko, como si lo estuviera analizando y hubiera descubierto su utilidad.

Un tremendo cara a caraUn tremendo cara a cara

¿Y qué utilidad podría tener Eko para el señor del mal? Algunas teorías apuntan a que Eko podría haber ocupado el lugar de Locke como ejecutor de sus planes, pero su obsesión posterior con el botón y su ausencia de perdón ante Yemi (versión fantasma) lo condenaron. En cualquier caso, de cara a la sexta temporada no creo que esta historia vaya a tener relevancia. ¿O sí? Si la explosión de Jughead ha cambiado el pasado, existe la posibilidad de que veamos a Eko en Nigeria, tal vez como un cura de verdad. Hemos comentado antes que el destino se cambia a partir de pequeños detalles. A lo mejor, en esa línea alternativa, es Yemi el que dispara el arma. A lo mejor, en esa otra línea, Aaron se llama como su hermano, Moisés. ¿Demasiadas suposiciones?

Mejor escena/frase
Es posible que no os convenza mi elección, pero me ha marcado la frase que le dice Eko a un chico después de cortarle el cuello a dos traficantes:

Vete, vete. Y dile a tus amigos que te dejé vivir, que Mister Eko te dejó vivir.

Piel de gallina. La misma que se nos pone en la primera escena, justo depués del previously, en la que un niño nigeriano mata a un hombre a sangre fría. Su nombre es Eko. Y dentro de una década será el temible hombre sin alma. Sin duda, lo mejor de este capítulo transcurre en Nigeria.

Curiosidades
Todos los flashbacks que transcurren en Nigeria están rodados con una lente tintada de amarillo para simular que estamos en el tercer mundo. No es una curiosidad muy impactante, ¿verdad? Tenéis razón, vamos a por otra. Mirad esta imagen:

Comida DharmaComida Dharma

Aunque no se vea con demasiada nitidez, en el bote de comida de la Iniciativa pone DharAma en lugar de Dharma. No sé si el becario se equivocó con las pegatinas y no había tiempo para cambiarlas o es que, directamente, todavía no tenían muy claro si llamarla Dharma o Dharama. Curioso.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »