Review Lost: Sundown

Sundown. Puesta de sol. Todas las fichas estaban puestas en Sun, en un capítulo centrado en los coreanos, por aquello de que hasta hoy el esquema de centricidades (toma palabro) seguía punto por punto el de la primera temporada: múltiples personajes en la premiere, y luego Kate, Locke, Jack. Sundown parecía ser el espejo (palabra clave) de House of the rising sun, pero no ha sido así. Sayid Jarrah se nos ha adelantado tres episodios (su Solitary era el noveno de la primera) y eso supone algunas cosas más que una simple rotura de esquemas. Sobre todo una cosa: acción, mucha acción

Ya era hora, narices, ya era hora de que Sayid despertara. Jarrah, como gustan de llamarle los Otros (me gusta esa manera tan de colegio de llamarse que tienen: Austen, Ford, Reyes…), llevaba en standby demasiado tiempo. Mucho sueño para un iraquí, que diría Enjuto (pobre Piticli), demasiado parón para un personaje que jamás ha estado quieto y que siempre ha buscado reaccionar. Éste sí es Sayid. No el que vimos en Lighthouse y aún antes. De esto me quejaba yo, de que Sayid no hiciera lo que ha hecho hoy, de que no se metiera en el despacho de Dogen a buscar respuestas. Oh, es que había que esperar a tener un capítulo centrado en él. Ya, claro, y mientras vamos a sacarlo sentadito en el jardín del templo cual jubilado feliz, con las heridas aún calientes de la tortura. Ese esquema resultaba perfecto para la primera temporada, cuando la tensión no era tan alta. Podías mandar a Locke y Boone tres capítulos a dar vueltas por la jungla, porque no pasaba nada, y no saber de ellos hasta que les tocaba una centricity. Ahora no queda bien, lo siento.

Ojo, creo que el capítulo de hoy ha funcionado, y muy bien, pero seguimos con incongruencias en el aire. Cito una que nos ha venido a la cabeza nada más acabar el visionado: si Dogen era lo que impedía a AntiJacob entrar en el templo (eso parece que nos quieren decir, al menos), ¿para qué toda la parafernalia de la ceniza? Hemos visto que las cenizas son efectivas, lo fueron para Bram hasta que Smokey demostró no tener un pelo de tonto. Y lo han sido hoy: fijaros que Claire y AntiJacon miran el Templo desde la distancia justo ante una línea de ceniza. ¿Para qué sirve entonces el japonés, por qué dice Lennon que Dogen era lo único que lo mantenía fuera?

“Tengo tres piscinas” (gag solo apto para fans del APM…)

Si queríais acción, hoy hemos tenido dos tazas, y bien cargaditas. La inevitable purga de extras ha llegado al templo, y no habrán sido pocos los ¡Hurra! cuando Dogen y Lennon, la pareja más lamentable de Lost desde los tiempos de Nikki y Paulo, se han hundido en la piscina. Ojo, sin embargo, al detalle: Dogen ha muerto ahogado… ¿estará muerto del todo? ¿Puede ser que vaya a resucitar? Lo digo porque me parece mucha casualidad que Sayid vaya todo el rato con el cuchillo en la mano, lo tire, ahogue al japonés y luego lo recupere para jubilar al gafitas. Éste sí que está bien muerto, en cualquier caso…

El personaje de Claire también funciona mucho mejor en este capítulo. Me gusta mucho, mucho, la primera escena que comparte con Locke (me da tanta pereza escribir la palabra AntiJacob…) Por varios motivos. El más evidente es que Claire pregunta. Cosa que parece que algunos personajes hayan olvidado hacer… ¿Estás lista?, dice Locke. ¿Por qué tengo que ser yo?, dice ella, ¿por qué no envías a Sawyer o Jin o lo haces tú mismo? Buena pregunta. La que todos haríamos. Si pudiera ir yo no te lo pediría, responde Locke. Y es verdad, ya sabemos que hay unas normas y que todos deben acatarlas. Otro motivo es que De Ravin clava mucho más su papel hoy. Le sienta mejor la Claire seria, decidida y atrevida (pero comedida) que vemos al principio, o incluso la loca que está en el agujero… que la superwoman fan de las hachas y capaz de arrastrar señores de 90 kilos que vimos la semana pasada.

Claire loca, Claire preguntona, ¿con cuál te quedas?Claire loca, Claire preguntona, ¿con cuál te quedas?

En algún comentario esta semana, no recuerdo en qué post, leía algo así como que los flash-sideways son “más felices” para los personajes. Sí, Locke se casa. Sí, Locke se lleva aparentemente mejor con su padre. Sí, Jack es papá y consigue reconciliarse con su hijo. Pero… ¿y Sayid? Está tan enamorado o más de Nadia que el Sayid normal, pero no puede estar con ella y además tiene que verla casada con su hermano. ¿Más feliz? Me parece que el iraquí rompe también con esta norma… En lo que no cambia es en la facilidad para apretar el gatillo: piedad cero con Keamy. A todo esto, ¿qué pinta aquí Martin? Los cruces entre personajes empiezan a ser casi agobiantes. Me pregunto cómo acaba Jin metido en una nevera… ¿no lo habíamos dejado en el aeropuerto? ¿Dónde andará Sun?

Creo que quitarnos de encima a Dogen va a ser bueno. Su conversación con Sayid antes de liarse a tortas me parecía más propia de Heroes que de Lost. Era ambiguo, su papel nunca me acabó de quedar claro y tenía de todo menos carisma. Por lo menos no la que se espera de todo un Guardián del Templo. No, Dogen no era un buen personaje. Aunque tengo que reconocerle cierto méritos… Veamos. Todo el capítulo ha sido una especie de lucha entre las fuerzas del bien y las fuerzas del mal entorno a Sayid. La gran pregunta aquí es ésta: ¿quién es bueno, quién el malo? Si tuviera que apostar no arriesgaría y colocaría a AntiJacob en el lado del malo-malísimo, pero… pero me hace dudar a veces. Y luego Sayid. Dogen le dice que pesa más su parte negra, ese mal que, como ya anunciara el propio japonés, está creciendo en su interior. De ahí que mate a los dos principales protectores del Templo, por culpa del mal que ya ha germinado, y que en el caso de Claire lleva varios años instalado. Ojito a la frase de la rubia a Kate cuando la pecas le dice que ha venido a rescatarla: “I'm not the one who needs rescuing. He's coming Kate, he's coming and you can't stop him”. No soy yo la que necesita un rescate. Ya viene, Kate, ya viene y no vas a poder pararlo. Se refiere a Locke, claro. ¿Irá a por Kate? ¿La matará?

Cuchillos a mí...Cuchillos a mí…

Bueno, veamos… Tras la Escabechina del Templo y la partida de Locke con sus nuevas huestes, ¿cómo quedan los grupos?
Rápido repaso, rollo Tour de Francia, al pelotón y compañía:

  • Jack y Hurley siguen en el faro, o como mucho volviendo al Templo. A menos, claro, que aún tengamos al médico pensando frente al mar… Y a Hurley jugándose sus millones al backgammon con Jacob. O quizá al ajedrez, que es el pasatiempo predilecto de Hurley para jugar con muertos
  • Ilana, en plan tete-de-la-course, capitanea un grupo con Lapidus, Miles y Sun que acaba de acceder al mismo pasadizo secreto que usó Hurley. No sé si Ben está con ellos. Por cierto: Linus se queda muy roto cuando ve a Sayid… Un Sayid que en ese momento, cuando dice que para él ya no hay tiempo, parece muy consciente de su… ¿putrefacción?
  • Locke se lleva a su nuevo ejército, Claire y Sayid incluidos, dejando a una estupefacta Kate a las puertas del Templo. ¿A dónde van?
  • ¿Y Jin y Sawyer? Al coreano lo dejamos en la cabaña de Claire, así que no dudo que haya podido escapar de esa prisión de máxima seguridad y ande buscando a Sun; a James no lo veo aún en la cueva, buscando números y nombres… tampoco creo que haya salido de la isla, tal y como le prometió AntiJacob al final del 6×04… aunque sería una manera muy correcta de cerrar su historia. ¿No querías respuestas? Pues Sawyer se va de la isla por obra y gracia del falso Locke, caso cerrado. No, claro, no será así…
  • Alpert sigue, al menos presuntamente, de camino al Templo. Por el camino es probable que se haya encontrado a Tom Bombadil, toca un don diló, y estén merendando
  • Y no sé si me dejo a alguien más…

En fin… a mi entender, Sundown ha sido un buen capítulo. Acción y tramas muy concretas para llegar a un punto de conflicto: la Escabechina del Templo. AntiJacob ha hecho limpieza y ahora está por ver cómo reaccionan el resto de personajes, que apuntan hacia el esperado reencuentro. Comparto, sin embargo, el punto de vista de David:

Sundown me ha parecido incoherente porque me cuesta creer que un grupo de gente que lleva años metido en un templo protegiéndose de un Humo Negro, se una a él porque un desconocido entre diciendo que Jacob está muerto. Diez años (o cinco, o veinte) luchando contra él, siguiendo unos rituales y respetando las normas no se pueden romper por cuatro gritos de un iraquí infectado.

Comparto eso punto por punto, pero pongo a Sundown por delante de Lighthouse porque puestos a masticar incoherencias me duelen menos las de los Otros que las de Jack y Sayid.

Y ya está. Me gusta que los bandos vayan quedando explícitamente más claros, que Locke haya fichado a su particular Cristiano Ronaldo con Sayid, que los 42 minutos semanales contengan sutilezas, como que Miles, sin su amado Hurley, tenga que recurrir al solitario; o que Sayid deje de alguna manera en el aire el significado de “lo único que quise murió en mis brazos”… ¿Nadia o Shannon? Seguramente la primera, pero menudo feo para la segunda. Y me encanta Catch a Falling Star

En el episodio anterior…

¿Más mono de Lost? Prueba nuestra selección de delicatessen lostianas…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »