Review Lost: Stranger in a strange land (3×09)

Lo oriental está de moda: comemos en woks, cuando nos falta algo
para el hogar acudimos a los bazares chinos, practicamos tai-chi y
yoga, nos cultivamos la mente resolviendo sudokus, pasamos la tarde en Youtube viendo vídeos de japoneses que se caen y se abren el cráneo,
recurrimos a galletas de la suerte (virtuales y todo) para conocer
nuestro futuro, incluso algunos acuden a peluquerías chinas a cortarse
el pelo y a descubrir un nuevo significado de la expresión final
feliz
¡Y qué decir de los tatuajes! Algunos ilusos se dejan dibujar
en la piel letras chinas confiando en que tatuador y tatuado se
entiendan. Y éste es un detalle importante, porque sino luego pasa lo
que pasa: tú quieres lucir en tu cuerpo un proverbio trascendente como
“Cuando bebas agua, recurre a la fuente” y en realidad lo que pone es
“Restaurante Gran Muralla, descuentos a grupos”…

Resumen
Algo así le pasó a Jack cuando visitó Tailandia, país mundialmente conocido por ser uno de los destinos más recurrentes para los que se dedican a hacer turismo sexual. Perdón, no quería insinuar nada, me limitaré a relatar los hechos tal cual sucedieron. Estaba nuestro médico intentando hacer volar una cometa, cuando una lugareña que parecía recién sacada del salón del Manga, le ofrece su ayuda. Y ya se sabe que hay gente a la que le tiendes la mano y te cogen todo el brazo, pues la lugareña le coge todo… y bien cogido (los lectores latinoamericanos entenderán el lamentable chiste). A partir de entonces inician una relación romeoyjulietil que de buenas a primeras ya se veía que iba a terminar mal: lo que en un principio era muy bonito, acaba en desastre. Vamos, como la mayoría de relaciones de pareja, aunque en esta ocasión el asunto termina mucho peor de lo que es normal.

Jack, tirando la caña...Jack, tirando la caña…

Otro de los elementos más populares de la cultura oriental es el cine de artes marciales, con mitos como Bruce Lee o el Señor Miyagi. Pues Jack comprueba en sus carnes lo bien que se defienden en esta disciplina también los tailandeses: recibe una paliza de parte del hermano de Achra (su rollito de primavera, o de verano, no sé en qué estación nació el idilio) y de todos sus secuaces. ¿Por qué? Pues porque el doctor pidió a su amante algo prohibido para los extranjeros: un tatuaje. ¿Y qué tenía eso de peculiar? Pues que la misteriosa chica, en un intento de hacerse la interesante, le dice que ella no hacía diseños vulgares como los conejitos de Playboy, sino que marcaba a hombres y mujeres con un símbolo/frase/palabra que les definía. Pues a mi esto me pareció publicidad engañosa, como la campaña promocional de Avatar que catalogaba el último trabajo de James Cameron como una experiencia revolucionaria. Apuntes innecesarios al margen, acaba pasando lo que decíamos antes: Achra afirma que Jack era un líder, pero en su brazo le acabó escribiendo algo un poco diferente: “Camina entre nosotros pero no es de los nuestros“. Vaya fraude… ¡me estoy refiriendo a Avatar!

Ya en el presente, y para evitar las risas de los demás perdidos, el doctor Shepard esconde a toda costa el significado de su enigmático tatoo… Hasta que desvela el secreto Isabel, la comisaría other que estaba a punto de juzgar a Juliet por el altercadillo ése en el que mató a uno de los suyos para que Sawyer y Kate escaparan junto al embobado novio de la hija de Ben, Carl. El trío logra salir de la isla… para acabar en la Isla (con mayúscula). Al final, gracias a la intervención de Ben y después de que Jack le exigiera a éste que absolviera a la rubia, ésta logra burlar a la muerte. Eso sí, la obsequian con un particular tatuaje para definirla, algo parecido a lo que le hicieron a Jack en tierras tailandesas… Pero el de la señorita Burke es más similar al tatuaje de putón de Ted How I met your mother Mosby. Perdón, tampoco quería insinuar nada sobre el presunto libre albedrío de Juliet…

La marca Other es el símbolo de la Cienciología  invertido... ¿tendrán los derechos?La marca Other es el símbolo de la Cienciología invertido… ¿tendrán los derechos?

…o sí, porque ya sabemos el rollo extraño existente en el cuarteto Juliet-Jack-Sawyer-Kate: ¡es que ya han estado/estarán todos con todos! Menos Jack con Sawyer y Juliet con Kate. ¡Mmmmmm, Juliet y Kateeee! Centrémonos, centrémonos… Y concluyamos: una vez acabada su labor con Ben, Jack y el resto de implicados vuelven al escenario principal para que todo vuelva a la (no) normalidad…

Relación con la sexta
Carl, durante el crucero entre las dos islas, suelta una frase bastante reveladora y delatadora: “Dios te ama como amó a Jacob”. Por aquellos tiempos aún no sabíamos quién era ese señor; de hecho a día de hoy tampoco tenemos ninguna teoría convincente sobre su identidad… Hasta hoy. No sólo soy modesto (de los más modestos del mundo) sino que también tengo una gran capacidad de retención (de memoria, no de líquidos) que me permite argumentar una nueva y alocada hipótesis. El mensaje antes comentado, el “Dios te ama como amó a Jacob”, no surge porque sí de la cabecita de Carl, sino que es consecuencia del lavado cerebral rollo La Naranja Mecánica al que sometieron al chaval en capítulos anteriores. En aquella sesión le proyectaron ése y otros mensajes, todos propios de una secta religiosa.

¡Adelante con las teorías! Hemos visto la cruz invertida con la que marcan a Juliet, el templo, las referencias a dioses egipcios… ¿Y si Los Otros son una secta, relativamente moderna, que se ha montado una película para atrapar a personas valiosas (por lo que sea) para estrujarlas y sacarles provecho para sus investigaciones? ¿Y si Dharma y Los Otros son la misma cosa, dos ramas de un mismo árbol, dos cuerpos de un mismo niño siamés? ¿Y si la purga de los años 70 no fue más que una Guerra Civil entre dos bandos con un origen común pero con ideas opuestas? ¿Y si los Dharma son los hombres de ciencia y Los Otros los de la fe?

Fin del interrogatorio. Adelante con las suposiciones: Jacob podría ser una especie de pseudo-profeta del bando religioso y el Anti-Jacob (que se supone que se materializa en el Humo Negro) podría ser el jefe del lado de la ciencia. Esto aplicado a nuestros losties, nos llevaría a definir a Locke como aliado de Jacob (por su fe divina) y a Jack, al ser doctor, como exponente máximo de la ciencia y partidario de la causa antijacobiana. Calvo y médico eternamente enfrentados, como Jacob y su némesis.

Por su parte, Ben estaría en medio de esta lucha de bandas isleñas, porque necesita tanto de la ciencia como de la fe: habla constantemente de milagros y del destino, pero recurre a la ciencia (con lo de la operación de su cáncer) para salvarse. Este acercamiento al lado científico podría ser el motivo por el que, más adelante, el Humo Negro le perdona la vida en uno de sus habituales juicios rápidos. El único difícil de encajar en esta absurda teoría es el de siempre: Richard Alpert. Éste cuenta como hombre de fe, pero su eterna juventud es más cosa de ciencia… de cirugía plástica para ser más exactos.

Mejor escena / frase
Jack se encuentra en la jaula de los osos poco amorosos, rodeado de decenas de others (entre ellos la azafata del 815, Cindy; y los pequeñines Zach y Emma) que le observaban atentamente. Harto ya de la situación, el doctor desata su furia en forma de palabras altisonantes e intimidatorias, con las que logra ahuyentar a todos los curiosos. Me juego mi colección de DVDs de Los Serrano a que si los animales del zoo pudieran hablar, dirían lo mismo que el doc Shepard…

En cuanto a la frase, cuando Kate se arrepiente de muchos de sus actos (recientes), después de ser consciente de que había abandonado a Jack, de que había dejado atrás a su otro amante, le plantea la siguiente proposición a Sawyer: “Tenemos que volver (a por Jack)“. El dandy sureño no está muy por la labor (¿por qué será?) y la convence para que siguiera adelante en su (enésima) huida en plan fugitiva. “Ya no sé pensar por mi misma”, replica. ¡Ay amiga! That's love! La verdad yo no sé como una chica como ella se puede llegar a enamorar de un tipo duro, rebelde, fornido y dotado de una melena que es capaz de brillar permanentemente (de la raíz a las puntas) sin verse castigada por los efectos devastadores del sol y la sal. Bueno, quizás sí que estoy entendiendo por qué la pecosa está coladita por este bandido

Curiosidades
¿Notas que este episodio no te acaba de llenar? No te preocupes, no eres el único el mismísimo Damon Lindelof afirmó de Stranger in a strange land que “todo lo que pudo salir mal, salió mal: un mal casting, un mal flashback y una mala premisa general”. Vamos, una joya. Eso sí, su episodio menos favorito de la serie, aún así, sigue siendo Homecoming… Por cierto, que a los mandamases de la ABC tampoco les encantó: fue este 3×09 el que sirvió de detonante para que la cadena permitiese a los responsables de Lost ponerle fecha de caducidad a la serie.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »