Review Lost: Recon

Review Lost: Recon

Echaba de menos a James. Tenía ganas de ver a Widmore en acción. Quería líneas de diálogo para AntiJacob. Me preguntaba en qué momento Claire explotaría contra Kate. Ansiaba más y mejores cruces en los flash-sideways. Bien, pues no puedo negar que Recon ha satisfecho mis deseos, colmado mis necesidades… pero no puedo decir que lo haya hecho de manera satisfactoria. Excepto en el último punto, en todos los demás el capítulo de hoy se ha perdido en balas de fogueo, algo quizá perdonable, pero indiscutible. No es cuestión de tirarse de los pelos, de abandonar la serie o de escupir al suelo y jurar venganza. Pero después de Sundown y Dr. Linus, ¿acaso no hemos dado un paso atrás?

Del capítulo de Sayid me gustó la acción, y el 6×07 se doctoró cum laude gracias a la estupenda pareja que formaron ambas líneas temporales. Se cruzaron mucho, se reflejaron (espejos, espejos) y se cerraron a las mil maravillas. Hoy no hemos tenido nada de eso. Acción escasa (tampoco es lo que más me llama de la serie, la verdad) y dos tramas (isla y FSW) con pocas zonas comunes. Sí, el tema de fondo es el mismo: la identidad de Sawyer y su relación con los engaños. En la isla, Sawyer vuelve a ser el hombre-mentira (qué terapéutica era Juliet), mientras que en el FSW es un honrado policía, que aunque esconde un secreto no deja de hacer bien su trabajo. Bueno, espera… ¿acaso no es este Jim el que deja escapar a Kate en el aeropuerto, pese a verla esposada? Me lo expliquen, por favor…

Cierto que ambos Ford comparten una cosa: están decididos a obtener algo pase lo que pase. El de la isla mataría por irse, el del FSW, por encontrar a Cooper. La diferencia es que uno sigue en la espiral de engaños (me temo que timar a Widmore no será barato…), mientras que el otro se acaba confesando ante su fiel Miles.

En fin, paralelismos aparte, el FSW ha sido un divertido juego de encuentros. Tres puntos para la setentera pareja James-Miles, recién llegados de la comisaría del sheriff Dharma. Ver a Sawyer de policía ha sido un auténtico puntazo. Otro más para Charlotte, que aunque me sigue provocando retortijones cada vez que aparece en pantalla ha sabido decirle no al donjuán Ford y además trabaja con Pierre Chang. Y detallazo mostrarnos a Liam Pace, una sutil manera de decirnos que Charlie sigue ahí sin traer a Dominic Monaghan…

En la isla, cambio de escenario. Si la semana pasada nos ocupamos del grupo de Ilana y Ben, reunidos ahora con Jack y Hurley, ésta tocaba visitar a los ganadores de la Escabechina del Templo. El ejército de AntiJacob. Los Locke Boys. ¿Qué ha pasado? Que tenemos a Sayid de nuevo en modo cannabis, por ejemplo. Que Claire ha intentado matar a Kate, y ya era hora; no lo digo porque me quiera quitar de encima a la pecas (ni mucho menos), ni porque estuviera deseando verlas luchar (no sin barro, al menos), sino porque era algo anunciado desde hace capítulos y tampoco quedaba claro el motivo de la demora. Hoy, sin embargo, algo ha saltado en la cabecita de la rubia y si no llega a ser por AJ la tenemos liada. Se nota que este hombre no mira la tele

Rubia vs. Morena, ¡fight!Rubia vs. Morena, ¡fight!

AJ ha estado bastante locuaz. Ha confesado ser el Humo Negro ante Sawyer, por ejemplo. Y sobre todo se ha mostrado como un hombre justo. Seguimos con esa idea de fondo de que lo aparentemente malo quizá no lo es tanto. Pero por mucho diálogo que haya habido, seguimos con ese ritmo atascado. Con el “os voy a contar algo, pero luego”. Sé que me repito, pero por desgracia me mantengo en mi idea de que estamos demasiado condicionados por las centricidades, de que cada capítulo se autoimpone una ración de personajes (de Jack en Lighthouse, de Sayid en Sundown, de Sawyer aquí…) que perjudica al producto final. Que sí, que es muy bonito y muy primera temporada, y que a veces sale bien como pasó con Dr. Linus, pero poner la narrativa al servicio del efectismo en la sexta temporada es descabellado. Uno de los primeros adjetivos que me ha venido a la cabeza tras el fundido a negro ha sido entretenido. Y lo siento mucho, pero Lost no debe ser entretenido; debe ser magia

Queda hablar de Hydra. Sawyer llega allí enviado por AJ y se encuentra con una orgía de cadáveres: los supervivientes del 316. Todas mis fichas a que el responsable tiene muchos nombres y una calva única. Se encuentra también con una tal Zoe, tan timadora como él mismo, cebo de los hombres de Widmore, que encañonan a James para llevarlo ante Charles. ¿Con qué plan llega Widmore a la isla? La intención la podemos tener clara: recuperarla. Pero, ¿cómo? Atentos porque hoy hemos visto un cruce de niveles: la serie nos pareció primero un Ben vs. Widmore y luego un Jacob vs. AJ, pero nunca habíamos intentado mezclar unos con otros. Ni tan solo habíamos probado a descifrar a qué bando pertenecía cada cual: ¿es Ben pro-Jacob o pro-AJ? ¿A quién apoya Widmore, si es que apoya a alguien? Por lo menos sabemos que entre ellos se conocen. ¿Con qué armas cabe pensar que Widmore combatirá al falso Locke? Las defensivas las sabemos: barrera sónica. Veremos qué más sorpresas contiene el submarino de Charles. Por cierto: me pregunto si Alan Dale no sale a la superficie porque sus escenas no están grabadas en Hawaii…

¡Barreras sónicas! Proteja su casa de Humos Negros, es la solución 
definitiva¡Barreras sónicas! Proteja su casa de Humos Negros, es la solución definitiva

A este capítulo lo salva Sawyer, quizá el personaje más fascinante que nos queda. El auténtico superviviente. Un tío al que la mística de la isla no le quita el sueño, que raramente se pierde en divagaciones, que no suele engañarnos (podemos considerarnos muy afortunados). Lo mata el resto. Lost debería estar en ebullición, pero por momentos se congela. Hoy apenas hemos tenido posibles segundas lecturas. Ben hablando de Napoleón es mil veces más sexy que cualquier discurso que hoy haya dado el falso Locke, y no hablemos ya del intento de meter a Landon y La casa de la pradera. ¿Perdón? Me quedo con el buen trabajo de Josh, con la grandeza de Sawyer en cualquiera de sus versiones (isla o FSW, Ford o Sawyer, 1977 o 2007…), sus palabras clave antológicas, sus Watership Down. Y con el detalle de que hayan nombrado a Aaron en paralelo a AJ, quien, por cierto, es un lostie en toda regla: también tiene problemas con sus padres, madre en este caso. Aunque cuando la cosa se ponía interesante, Kate ha cortado por lo sano.

Flojo. Quizá me he vuelto un fanboy de Jack y ya no tolero nada que no sea al médico en pantalla, pero apostaría todas mis rupias a que no es así… En cualquier caso, abramos el debate.

En el episodio anterior…

¿Más mono de Lost? Prueba nuestra selección de delicatessen lostianas…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »