Review Lost: Orientation (2×03)

¡Hola! ¡Soy Dani! La avalancha de colaboradores ha provocado estragos en la continuidad de , esta sección en la que nos hemos emperrado en diseccionar nuevamente Lost, desde el minuto uno. Isabel nos trajo su visión del magnífico 2×01, mientras que Carlos nos sirvió en bandeja de plata el suculento 2×02. Ambos han dejado el listón bien alto y yo voy a intentar que no decaiga la fiesta con un capítulo impresionante, Orientation: flashback de Locke, cara a cara entre él y Jack, entre Jack y Desmond, acción y sorpresas en el sector balsa… ¿qué más podemos pedir? Ah, sí, cierto: el debut del Sr. Candle… ¡pasa y comenta!

Resumen
Los losties toman el control de la escotilla donde vivía Desmond y descubren el secreto (uno de los secretos…) que guarda: un contador y un ordenador con los que “salvar el mundo”. Un mecanismo que, tras ver el vídeo explicativo, sume a Jack en la más profunda incredulidad y a Locke en la fe más intensa. A nosotros nos presenta gran parte de la mística de la serie: Dharma. Los supervivientes de la balsa, por su parte, son capturados por un grupo de salvajes que resultan ser supervivientes de la cola. Y en flashbacks vemos cómo a Locke se le pide un salto de fe ante la obsesión que sigue mostrando con su padre.

Relación con la sexta temporada

Recuerdo nítidamente la sensación que me produjo el principio de Orientation: una bestia casi mitológica vapuleando consecutivamente a Sawyer, Michael y Jin. Después supe que se llamaba Mr. Eko, pero en ese momento me pareció un animal. Desconozco el motivo por el que esa escena se me quedó grabada en la memoria, y no lo hicieron las siguientes, que también lo merecen y mucho. Por ejemplo, Jack preguntándole a Locke si eso es el destino, mientras el calvito es amenazado pistola en mano por Desmond. Brutal la expresión del médico, que parece morirse de ganas de que John reciba un disparo que le abra para siempre la tapa de los sesos. Y luego, pam, flashback: el Locke más descontrolado e intenso, clamando por su riñón. ¡Por Tutatis, qué principio de capítulo!

Revisar el pasado de Locke sigue siendo muy doloroso, tanto por lo cabrito que es su padre como por lo que pierde dejando a Helen. Otro gallo le hubiera cantado…

Qué miedo...Qué miedo…

En fin, vayamos a la sexta. En estos momentos de parón, buena parte de los protagonistas están en el escenario clave de este capítulo: la escotilla. En Orientation vemos cuál es su teórica finalidad, es decir, servir de laboratorio para estudiar las emisiones electromagnéticas de la isla. Peeeeero, como avisa Candle, hubo un incidente. El que todos conocemos. Jughead (Juliet) haciendo de las suyas. A partir de ahí toca controlar las emisiones electromagnéticas cada 108 minutos, o de lo contrario la escotilla acaba implosionando. Jack, claro, lo ve de otra manera (nuevamente, dualidad faith-science), y lanza una de las teorías que flotará en el aire durante toooooda la temporada: The Swan es un experimento psicológico.

¡No! ¡Es 42!¡No! ¡Es 42!

Mejor escena o frase
Nuevamente me es imposible quedarme sólo con una. Casi cada momento del flashback de John es altamente imprescindible. ¿Acaso no has cerrado el puño de la rabia al oír a Cooper? A mí se ha revuelto el estómago. ¿Qué me dices del momento Ana Lucia? ¿Se puede ser más crack en esta vida? Por primera vez en la serie le roba una pistola a Sawyer; al menos la segunda vez James se lleva algo mejor que un puñetazo… Visualmente, ya lo decía arriba, me sigue pareciendo tremendo el triple ataque de Eko. Y no puedo evitar nombrar al señor Matthew Fox, sublime en cada una de sus apariciones, con esa cara de desesperación y de “estáis todos locos” que tan bien le sale. En cualquier caso, he aquí lo mejor del episodio en forma de breve conversación. Pura magia lostiana:

Locke: Why do you find it so hard to believe?

Jack: Why do you find it so easy?

Locke: It's never been easy!

Curiosidades
Por primera vez en la serie vemos la mítica fotografía de Desmond y Penny. A estas alturas de la película (de la serie, en realidad) Penny no era sino una quimera, su historia no estaba trazada y, evidentemente, el papel no estaba ni mucho menos adjudicado a la añorada Sonya Walger, hoy más señora Benford que señora Hume… A lo que vamos: que en la foto en cuestión la actriz que posa junto a Des no es ella, sino otra, detalle que posteriormente se corrigió en la edición DVD. ¿Queréis pruebas?

I love you... Penny?I love you… Penny?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »