Review Lost: Not in Portland (3×07)

No sé si habéis escuchado alguna vez una retransmisión en rock&gol, cuando empiezan a comparar jugadas del partido con solos de guitarra de Hendrix o riffs de los Zeppelin. Alucinante, sí, vergonzoso, también. De hecho alguien debe haberles llamado la atención porque hace tiempo que no escucho tales barbaridades, pero si estoy recordando la tontería es porque al volver a ver Not in Portland he comprendido a esas maltrechas mentes. Cualquier cosa tiene un ritmo, una parte fundamental, un estribillo, y si ellos lo veían en el fútbol, he de reconocer que durante el episodio se me ha venido a la mente varias veces (no me preguntéis por qué) el Thunderstruck de los AC/DC, y mira que hacía años que no pensaba en esa canción. Pero los Isi Disi son mucho Isi Disi y eso solo puede significar una cosa: ¡capitulazo!

Resumen
Éste capítulo es de los que gustan. De esos cocktails que solo se preparan en Oahu y se sirven en ese grial que es Lost. Completo y redondo, para enmarcar y no tocar. Concretamente es un capítulo para el que tuvimos que esperar más de 120 días con sus 120 noches, como decía ayer David, no tan agradables como la noche en las jaulas de la Freckles y LaFleur (¡me gustaba ese nombre!), pero que sin duda merecieron la pena. Con esto quiero decir que no os limitéis a leer la review y volved a ver el capítulo porque lo pide a gritos.

La acción podría resumirse en la trama de Juliet: el éxito en el tratamiento de su hermana y el posterior acercamiento a Dharma/la isla a través de Mittelos Bioscience/Alpert. Eso en el flashback. Y en el presente isleño, su colaboración con Jack para ayudar a escapar a Kate y Sawyer, salvar a Ben y poder salir de la isla. O sea, un bucle de los que tanto gusta Lost. Eso sí, es un episodio de detalles, de escenas y diálogos cuidadísimos, de acción y emoción, y son bastantes los momentos remarcables. Tanto la escena en la que la hermana le da a Juliet la buena nueva, la secuencia completa de la operación, la trama con el asqueroso de Edmund, la habitación 23, el coloso Jack, el zombie Ben, etc. todo está maravillosamente bien pensado y realizado en este capítulo.

Ya lo he comentado otras veces, pero es que al revisionar la serie para los Flashes Before the Incident me ha sorprendido lo tremendamente emotiva que es, y con esto no quiero decir una obviedad. Pienso, al menos en mi caso, que el poder de sugestión de los misterios y la mitología han podido desviarme la atención muchas veces del poder emocional de la serie, y advierto, por si a alguien le ha podido pasar también, que una vez se conocen los personajes y sus historias como los conocemos casi todos aquí nos solemos juntar, son muchos más los episodios que pueden sacarnos la lágrima que Through the Looking Glass y The Constant. O eso o es que me está afectando eso de la navidad y estoy yo sensible.

Últimas milésimas de segundo de vida de EdmundÚltimas milésimas de segundo de vida de Edmund

Relación con la sexta temporada
El primer flashback de Juliet nos muestra la estrecha relación que mantiene con su hermana Rachel. Sus conocimientos en temas de fertilidad consiguieron que ésta se quedara embarazada. Sin embargo, no sabemos por qué la hermana de Juliet se curó de ese cáncer que había amargado su vida. Ben dijo que Jacob cuidaría de ella. Y así fue. ¿Hasta dónde llega el poder de este hombre? Por otro lado, sigue pareciéndome terriblemente curioso que en The Incident nos mostraran un flashback de Juliet justo en el momento en que sus padres se separan. Hasta ese momento, Jacob había aparecido en los momentos importantes de todos los losties, pero en esa escena no hace acto de presencia. ¿Tendrá relación con el destino de la blondie?

Y, finalmente, minimención a la famosa Room 23. Vale, sí, tiene pinta de que será una de esas cosas que nunca más se volverán a mencionar, un elemento usado en su día para darle un toque más misterioso (y tenebroso) a los Others. Pero sería interesante saber algo más sobre su origen. Ya que no vimos cómo la construían en 1977, por lo menos nos podrían contar algo en la sexta. Eso suponiendo que sea cosa de Dharma… la mención a Jacob en el vídeo demuestra que o bien a) es cosa de los Otros b) lo han modificado a posteriori.

Mejor escena/frase
Como digo en el resumen, se me ocurren varias que podría elegir como la mejor del episodio, y aunque la que parece hecha para ser “la gran escena” sea la de Jack arreglando el desaguisado que ha liado en el riñón de Ben mientras Kate le cuenta la historia de contar hasta 5, la que más me ha emocionado y la que elegiré es la escena en que Rachel le dice a Juliet que está embarazada. Por cuestiones personales me ha llegado mucho ese momento, algunos me entenderéis, y tanto Rachel como Juliet, que la pobre no estaba teniendo su mejor día, están maravillosas en esa secuencia.

Y como mejor frase, la de Juliet a Richard, sobre todo sabiendo lo que ocurre después con el simpático de Edmund. Buenísima: “Si le atropellara un autobús, ¿qué le parece? Eso funcionaría.”

Mittelos=Lost timeMittelos=Lost time

Curiosidades
La habitación 23 es, además de la psicodélica sala que aparece en este episodio, el despacho donde se reúnen los guionistas de Lost en las oficinas de ABC. Por otra parte, se sugirió que podía haber un anagrama oculto en el nombre de la empresa fictica de la que habla Richard, Mittelos Bioscience. Os adjunto una foto de su logo y la más que probable solución del anagrama: Mittelos = Lost Time.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »