Review Lost: Man of science, man of faith (2×01)

Retrocedamos a septiembre de 2005… es la primera vez que pasamos un verano completo con la impaciencia de volver a ver un episodio de , esa serie un poco extraña que nos robó el corazón el año anterior y que promete tanto. Pobres de nosotros; aún no sabíamos lo que nos esperaría más adelante… Pero vayamos a lo nuestro. Vayamos al 2×01…

Así, por la puerta grande, con una clase magistral sobre uno de los mejores episodios lostianos, se presenta Isabel Hernández

Resumen
Un ojo se abre, siguiendo el formato de otros episodios (entre los que se encuentra el glorioso inicio de la serie). Como suele ser habitual, nos preguntamos a cuál de nuestros losties pertenecerá. Se escucha una especie de pitido (ay, esa alarma…) y nuestro hombrecillo introduce algo en un ordenador con la tecla Execute algo gastada. Conforme transcurren los segundos, nos damos cuenta de que estamos ante un personaje nuevo para nosotros, a pesar de que no conseguimos verle la cara. Le observamos realizar todo tipo de tareas domésticas, como cualquier persona: desayunar, hacer algo de ejercicio, inyectarse algún medicamento (de acuerdo, no todos hacemos eso cada mañana…), etc., todo eso acompañado de la genial Make Your Own Kind of Music (que luego muchos de nosotros incluiríamos entre nuestros favoritos en el mp4).

De repente, una especie de explosión perturba a nuestro desconocido, y justo entonces nos damos cuenta de que no es tan inocente como parecía en un principio: tras coger una especie de mono de trabajo y mostrarnos toda una armería casera, seguimos el recorrido que hace la luz a través de un intrincado sistema de espejos. ¿Y qué vemos justo al final del túnel? ¡Exacto! La cara de Jack y Locke, nuestro Doc y el calvito, o por parafrasear el título del episodio, Man of Science, Man of Faith. ¡Estamos en la isla! Nos encontramos, sin duda, ante una de las mejores presentaciones de un personaje que ha tenido lugar en esta serie (en mi opinión, junto con la de Juliet A Tale of Two Cities), así como ante uno de los grandes inicios de temporada. ¡Así se hace!

El ordenador de la escotillaEl ordenador de la escotilla

Después de los títulos de crédito, y tras recordarnos nuestros números favoritos de la mano de Hurley, volvemos al mismo sitio en el que lo dejamos al final de la primera temporada: Hugo no quiere saber nada de la escotilla, John se muere de ganas de bajar a investigar, y Jack, a pesar de verla como una oportunidad de proteger a los suyos, trata de evitar descender por el agujero. Los primeros enfrentamientos entre la fe y la ciencia se muestran aquí, mientras Kate descubre la palabra Quarantine escrita en la recién reventada puerta de la escotilla.

En la playa, los supervivientes discuten sobre su futuro, mientras Shannon busca desesperadamente a Vincent. Esto da pie a que la rubia escuche algunos susurros y contemple una escalofriante aparición de Walt completamente cubierto de agua. Aunque por aquel entonces ya nos habían avisado de que el niño era , aún no teníamos consciencia de la magnitud de sus capacidades (y, sinceramente, aún echo de menos una explicación más clara sobre el tema…).

Hurley, por su parte, se decide por fin a contarle a Jack la historia de los números que tanto le preocupan y que él considera la raíz de su mala suerte. Pero, para su decepción, Jack no le da la importancia que a Hugo le gustaría.

De vuelta a la playa, el médico informa a los demás del descubrimiento de la escotilla y del incidente de Artz. Eso, sumado a las noticias que trae Shannon sobre su visión, hace que el grupo de la playa se ponga cada vez más nervioso. Pero ahí está Jack de nuevo para calmarlos a todos: We’re all gonna be safe as long as we stay together.

El flashback de este episodio nos lleva al pasado de Jack en el hospital. Mientras el padre de Shannon muere en la mesa de operaciones, el médico salva la vida de la que luego sería su esposa, Sarah. Como acababa de demostrar con Hurley, Jack no es precisamente un buen psicólogo, y no da ninguna esperanza a la mujer a la que acaba de operar. Una pequeña charla con papá Shephard no hace que el doctor cambie de forma de actuar. Sin embargo, un poco más adelante asistimos a una conversación con un desconocido en un estadio que le hace reflexionar. Por primera vez, oímos el nombre de Desmond, así como su entrañable See ya in another life. De vuelta al hospital, el hombre de ciencia asiste a todo un acto de fe: Sarah recupera la movilidad de los dedos de sus pies. Como Desmond le dijo, los milagros ocurren.

Jack & DesJack & Des

Pasamos al último tramo de este genial episodio. Hace ya un rato que Locke y Kate descendieron por el agujero de la escotilla, y Jack, por supuesto, ha bajado a ayudarlos. Tenemos la oportunidad de observar algunos detalles más del búnker, como la pintura mural o el extraño magnetismo de las paredes. Tras otra breve sesión de Mama Cass Elliot, el desconocido del principio del capítulo demuestra dominar por completo la situación a punta de pistola. Pero entonces Jack oye de nuevo ese característico Brotha, tras el que aparece la cara de Desmond, cerrando el episodio y dejándonos completamente boquiabiertos por enésima vez.

Relación con la sexta temporada
Además de ser un episodio excepcional, Man of Science, Man of Faith nos presenta a Desmond, que en poco tiempo se convertirá en uno de los personajes más apreciados por la audiencia. Del mismo modo, nos introducimos por primera vez en la escotilla, abriendo así paso a toda la trama de la iniciativa Dharma, y convenciéndonos de una vez por todas (por si alguien aún albergaba alguna duda) de que Lost es mucho más que la historia de unos supervivientes de un accidente de avión. Por otro lado, como su propio nombre indica, este episodio muestra la eterna lucha entre dos personajes que representan posturas completamente opuestas. En la quinta temporada veremos cómo después de todo ninguno de los dos estaba en lo cierto: Jack termina rindiéndose ante Locke (nunca olvidaremos la magnífica escena ante el cadáver de John en ), y este último, por su parte, no sale tan bien parado como le gustaría, al menos hasta donde sabemos.

Mejor escena o frase
En mi opinión, la escena más destacable de este episodio es la presentación de Desmond. Lo tiene todo: el halo de misterio, la música… Es genial en todos los sentidos. Desde este momento el oír el Make Your Own Kind of Music y el pensar automáticamente en nuestro brotha favorito van unidos de la mano.

Por otra parte, también señalaría la conversación entre Desmond y Jack en el estadio. Se nos cuenta que este extraño hombre tiene pensado dar la vuelta al mundo, y a la vez comprendemos que es alguien muy especial, alguien que realmente es capaz de luchar por unos ideales.

Finalmente, dejo aquí unas líneas de Hugo, tan sincero y entrañable como siempre:

  • Hugo: What's that thing where doctors make you feel better just by talking to you?
  • Jack: Bedside manner.
  • Hugo: Yeah, that. Yours Sacks, dude.

Curiosidades
Como ya hemos mencionado antes, el hombre con el que choca Sarah y que muere poco después es Adam Rutherford, el padre de Shannon. Curiosamente, muere justo a las 8:15… Por cierto, Man of Science, Man of Faith es el episodio con el mayor índice de audiencia registrado de toda la serie en su estreno en ABC, con 23'47 millones de espectadores (ahí es nada).


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »