Review Lost: Left Behind (3×15)

Review Lost: Left Behind (3x15)

Termina la navidad, terminan las vacaciones. Vuelta al curro y vuelta a cargar con profesores y/o jefes incompetentes (e impertinentes), horarios suicidas, exámenes de proporciones bíblicas, sueldos que ni pa pipas, etc. Y en mi caso, vuelta a fumar a pesar de las promesas de año nuevo y las prohibiciones. Sí, no he durado ni dos semanas… perdonad que lo haga público pero necesito crearme remordimiento de conciencia. Lo que no va a incumplir su promesa es el regreso de Lost, así que manteniendo nuestra (a veces criticada) fidelidad, aquí tenemos la review del capítulo de las gatas, Left Behind. ¡GO! ¡GO! ¡GO!

Resumen
Capítulazo de mujeres. Y conste que no quiero decir para mujeres, sino de mujeres, concretamente de dúos de ellas. Tres dúos con Kate presente en todos, en compañía de Cassidy y su madre en el flashback y de Juliet en la isla, ahí es nada. Por supuesto, estas peleas de gatas (porque vaya con las señoritas…) dejan bastantes momentos reseñables, como el encuentro entre Kate y Cassidy, con las dos haciendo gala de sus mejores peores artes, o el reencuentro de Kate con su madre y la dura reacción de ésta. Flashback 100% women, excepto por el tan-simpático-como-siempre Marshall.

Y del paseo de la fugitiva con Juliet, ya en el presente, qué decir, si es que falta algo por decir de éstas dos. A la yugular en cada comentario… hasta que se muelen a palos. Gana Kate, pero yo lo dejaría en un 1-1 porque la llave que le hace Juliet en Dharmaville tampoco es moco de pavo. Aunque claro, podríamos ser más exhaustivos y decir que Kate tenía ventaja en la selva al ser Juliet la que tenía esposada la mano derecha, obviamente a la izquierda de Kate. Contando con que ambas son diestras, Juliet tenía todas las de perder. (Nota digna de un fiscal de hacienda, disculpen)

Por lo demás, que no es poco, en este episodio hace aparición (y después de hacerse desear) el vaporoso Smokey, que no deja tranquilas en su paseo a las esposadas abandonadas. Las persigue, las radiografía y si no es por la barrera sónica se las papea allí mismo. Ya dice Locke en su despedida de Kate y antes de marcharse con los Dharma boys que en la isla no es el perdón la mejor virtud. Y desde luego que a Smokey se le da peor que a nadie. La nota divertida la ponen, cómo no, James y Hugo, con el magnífico engaño de éste al sureño engreído. Es en esta temporada cuando se empieza a ver al verdadero James y vamos perdiendo de vista a Sawyer, en gran parte por secuencias como ésta. Grande Hugo, grande James.

Tan-simpático-como-siempre MarshallTan-simpático-como-siempre Marshall

Relación con la sexta temporada
Poco se ha prodigado en apariciones la señorita Cassidy, aunque un hijo de James y una amistad con Kate son condiciones más que suficientes para ser candidata a aparecer en la sexta temporada. Algo se vio en la quinta, pero James tiene ahí trabajo pendiente y espero que nos dé grandes momentos. Basta de malos padres en la serie, que va a tener que venir a enseñaros James Ford, el tío más duro del oeste.

De Smokey, como de Kate y Juliet (aunque por otras razones), qué decir que no se haya dicho ya. La información gotea tan lentamente que nos han llegado a sobrar años para masticarla, así que juntemos las manos para que en la sexta se resuelva definitivamente el que tiene el honor de ser el primer gran misterio de la serie. Otra vez, ahí es nada.

SmokeySmokey

Mejor escena/frase
La mejor escena, por lo divertida, por la interpretación, por lo (si me permitís el término) evocadora, por lo natural… me parece la de Kate y Cassidy en la gasolinera, cuando Kate le ayuda con el marrón en el que se ha metido con las joyas falsas. Cine del bueno, gran cine.

Y la mejor frase, ya que es muy recordada y porque el pedazo de episodio de Kate lo merece: “Welcome to the wonderful world of not knowing what the hell is going on“. Desde luego, antes tenías más gracia Kate, te estás echando perder desde que vas de madraza y señorona.

KateKate

Curiosidades
Uno de los sonidos característicos de Smokey (entre todos ellos) es el que podéis escuchar aquí, que no es otro que el sonido que hacen las máquinas de los taxis de Nueva York.

Y ya que he elegido la escena de la gasolinera, homenajearé también a la cantante de la canción que suena cuando están remolcando el coche de Kate. La (tremenda) canción es Walkin' after midnight, de la (tremenda) Patsy Cline, cantante de rockabilly y country de los 50 que tristemente murió en un accidente de avión a los 30 años. Curiosamente (ya que aquí tocan las curiosidades), un par de años antes de su muerte también habían fallecido en accidente de avión Ritchie Valens, The Big Bopper y el tío con más ritmo del rocanrol, Buddy Holly (con perdón del Rey), en un día que desde entonces se conoce como “The day the music died” (el día que murió la música) y que homenaje la famosísima canción “American Pie” de Don McLean.

Las fugitivasLas fugitivas

Y así podría encadenar curiosidades musicales hasta mañana, aunque no era más que una excusa para ir presentando la nueva sección que inauguraré en unos días. En ésta me he desahogado a gusto, pero es verdad que me cuesta demasiado poco llegar a ser cansino con las referencias musicales (sólo soy más friki de la música que de las series, qué le vamos a hacer). Y para remediarlo, y tras consultarlo con la Doble D, he decidido darle salida haciendo una sección de “música de series”, recopilando y comentando las canciones que van apareciendo en las series que vamos revieweando (¿?) en Todoseries. Con el nivelazo musical general que hay va a ser un gustazo, así que nada, os comento la idea a ver qué os parece o por si alguien quiere comentar sus gustos y así voy viendo yo los gustos del personal, que nunca está de más. Saludos, tripulantes. Cambio y corto.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Lost: Left Behind (3×15)
Valoración

Categorías: Lost Perdidos Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »