Review Lost: Homecoming (1×15)

Review Lost: Homecoming (1x16)

Lost nos suele ofrecer dos tipos de final de episodio. 1) Escena espectacular, inesperada o que cambia el rumbo de los acontecimientos; suele dejarte con la mandíbula en el suelo y marca el inicio de la consumición de tus uñas; es el tipo de final más habitual de la serie y también uno de los sellos de Lost (ejemplo: The Economist). 2) Escena emotiva, habitualmente con música, en la que dos personajes protagonizan un acercamiento “bonito”; también puede ser una imagen de grupo en la que suceden acontecimientos felices; es más típico de la primera temporada (ejemplo: Tabula Rasa). Dicho esto, si un episodio no es demasiado apasionante pero tiene un final del primer tipo, automáticamente se transforma en un episodio a tener en cuenta. En cambio, si un capítulo es flojete y encima ofrece un final del segundo tipo, pasa a engrosar la lista de episodios que no merecen la pena recordar demasiado tiempo. Pues bien, lamentablemente Homecoming está dentro de la segunda opción. ¿Lo comentamos?

Resumen
Segundo capítulo centrado en Charlie Pace, que mantiene el orden cronológico respecto a The Moth. En flashbacks, Drive Shaft ya sólo existe en las máquinas de discos. Liam acaba de tener una hija y Charlie mantiene su adicción a las drogas. Sin dinero y sin futuro, Charlie decide ligarse a Lucy, una mujer insultantemente rica, para beneficiarse de su fortuna. No le saldrá bien la jugada y, después de una patética escena veniendo fotocopiadoras, su vida tocará fondo. En la Isla, Ethan visita al propio Charlie para recomendarle que le devuelva a Claire bajo la amenaza de que matará a un superviviente del Oceanic 815 cada noche. Jack, Locke y Sayid utilizarán de cebo a la pobre Claire para atrapar a Ethan con el objetivo de obtener respuestas. Charlie no piensa lo mismo, sólo quiere venganza.

Relación con la sexta temporada
A estas alturas de la película, todos teníamos muy claro que Ethan no estaba solo. Así lo confiesa Locke a un Jack que se resiste a creer en tribus isleñas de nativos. Estos dos personajes, junto a Sayid, son el poder ejecutivo del grupo. Ellos preparan la emboscada y son los actores principales de la misma, a la que se unirá de forma inesperada Charlie. Claire también pondrá su granito de arena, aunque lo único que hace es exponer su bonito y embarazadísimo cuerpo a las garras del enemigo. Ethan parece mucho más terrible en su primer encuentro con Charlie que en su pelea con Jack. De hecho, cuando vimos Homecoming por primera vez, surgieron teorías sobre los posibles poderes sobrenaturales del malísimo señor Rom.

Bye Ethan!Bye Ethan!

A todo esto, Claire ha perdido la memoria. La recuperará, pero para eso tendremos que esperar a la siguiente temporada. Y Jack nos deleita con una de las frases que, a mi juicio y colocándole muchas comillas, podría tener algo que ver con la sexta temporada. Shephard confiesa que tras recibir un golpe traumático importante, existe la posibilidad de que tu mente haga un reset (literal) de esos acontecimientos. Una especie de shock post traumático en el que tu memoria selecciona qué recordar. La memoria de la rubia no va más acá del accidente del Oceanic 815. Salvando las distancias, insisto, se me ha ocurrido la opción de que los losties de 1977 sufran este tipo de consecuencias tras la explosión de Jughead. No recordar nada es una buena forma de volver a empezar.

Mejor escena o frase
Ethan is the bad guy, le dice Charlie a Claire en una de las frases más recurrente de la serie. Si hablamos de escena, sin duda la mejor es la encerrona que le preparan Jack, Kate, Sawyer, Locke y Sayid al propio Ethan, con Claire de cebo. Jack consuma su venganza en la lucha a puñetazos y cuando todo está bajo control, aparece Charlie con cara de asesino y se carga al Other. Llueve. Será el único momento durante las dos primeras temporadas en el que los losties conseguirán vencer al enemigo.

Curiosidades
El destino querrá que una de las frases de Jack cobre muchísima importancia con el paso de los episodios. El doctor asegura que guarda las pistolas del grupo porque teme que un día acaben disparándose unos a otros. Saltamos en el tiempo, algo habitual en Lost, para visitar el episodio Abandoned: Shannon corre por la selva a buscar a Walt y Ana Lucía dispara pensándose que se trata de un Other. El señor Shephard tenía razón. Por cierto, en la escena en que realiza esa afirmación, Jack va vestido de negro y Locke de blanco. No, no creo que signifique nada, pero no deja de ser curioso que el Jack más oscuro entregue las armas a Locke (de blanco), que hasta la fecha era ajeno a esa situación. Veo Jacobs y AntiJacobs por todas partes… ¿Algo que rascar?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »