Review Lost: Flashes Before Your Eyes (3×08)

Review Lost: Flashes Before Your Eyes (3x08)

The Constant esto… The Constant lo otro… A diario leemos frases como éstas, que elogian el que tal vez sea el mejor episodio protagonizado por Desmond David Hume. Y digo tal vez porque Flashes Before Your Eyes, el capítulo que da nombre a la sección que ahora nos ocupa, rebate esa afirmación con argumentos muy convincentes. ¿A quién le apetece viajar al pasado?

Resumen

Desmond conduce a Charlie y Hurley al interior de la selva, donde Locke les informa de que la isla ha asesinado a Mr. Eko. Tras esta críptica noticia, Desmond experimenta algo e inmediatamente corre a la playa para rescatar a Claire, quien se estaba ahogando. Hurley, que ya llevaba varios capítulos recelando del escocés, comparte con Charlie sus teorías y entre ambos traman emborracharle para descubrir sus secretos. En un principio Desmond declina la propuesta, pero no puede negarse cuando Charlie le ofrece un persuasivo MacCutheon.

Y tras unos cuantos minutos, tragos y canciones, Desmond comienza a recordar qué sucedió cuando giró la llave de The Swan… que en pocas palabras, fue lo siguiente: apareció en 1996, en su piso, al que Penny acababa de mudarse con él. Aunque en un primer momento Desmond parece extrañarse, retroceder al cénit de su existencia no parece inquietarle demasiado. Intentando retomar su vida, Hume acude al despacho de Charles Widmore para solicitarle la mano de su hija y recibiendo una respuesta despiadada y tajante. Entretanto, el escocés se topa con una sucesión de señales que le remiten a la isla y a su pasado/futuro en el búnker.

¿Te conozco?¿Te conozco?

A pesar de la negativa de Widmore, Desmond se atreve a comprar un anillo, y así es como conoce a la enigmática Eloise Hawking, quien le explica que no puede casarse con Penelope porque eso no ocurrió la primera vez. Y su indescifrable disertación sobre las reglas del tiempo surte efecto, porque más tarde Desmond se desprende de Penny y se deshace del anillo. Finalmente, reviviendo una escena que reconocía como parte de su pasado, un bate de cricket impacta contra la cabeza del escocés y le devuelve a su época, tal como vimos al comienzo del 3×03.

De nuevo en el presente, Desmond accede finalmente a confesarle la cruenta verdad a Charlie. Gracias a las habilidades que adquirió al implosionar el búnker, ha tenido la oportunidad de evitar su muerte en dos ocasiones. Pero como le explicó la señora Hawking, el universo tiene una forma de corregirse. Así que por muchas veces que intente impedirlo… Charlie está destinado a morir.

Relación con la sexta temporada
Sabemos que Desmond es especial. Y sabemos que Henry Ian Cusick no será un actor regular en la sexta. Y a partir de dos principios tan contradictorios podemos deducir que los misterios y la historia que rodea a este merecen ser aclarados y su historia rematada, pero que probablemente no se hará con todo lujo de detalles.

Por otra parte, está la señora Hawking, que debuta en este episodio y de la que por fin recaudamos algo más (aunque no demasiada) información durante la quinta temporada. ¿Qué papel ocupará la madre de Faraday en la sexta, y en qué bando de la vaticinada guerra tomará partido?

Mejor escena/ frase
Aunque es indiscutible que la escena más emblemática del 3×08 es el cliffhanger, personalmente me decanto por los minutos previos a que Desmond regrese a la isla. La acción transcurre en un pub londinense, en el que en una escena anterior Desmond ya había experimentado una sensación de déjà vu, y la mágica Make Your Own Kind of Music comienza a sonar. Al mismo tiempo, un partido de fútbol concluye con el resultado que Desmond había pronosticado. Completando la profecía, Jimmy Lennon irrumpe en el bar con un bate en la mano y se encamina hacia el dependiente. A sabiendas de lo que va a ocurrir, Desmond se interpone en la trayectoria del bate y recibe el golpe que le devuelve al presente. Brillante.

Y como mejor frase, ahora sí que sí, la legendaria You're gonna die, Charlie que cierra el capítulo y firma la sentencia de muerte del entrañable drogadicto.

Curiosidades

Cuando Desmond se presenta en el despacho de Widmore, Jack Bender se asegura de enfocar durante unos segundos un cuadro colgado en la pared en el que se pueden apreciar un oso polar y la palabra “Namaste” escrita boca abajo, un indicador primerizo de lo que mucho más tarde descubriríamos en el 4×06.

NAMASTENAMASTE


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »