Review Lost: Confirmed dead

Buenas tardes. Bienvenido al contestador automático de Todo Series. Ya sé que preguntas por David, pero soy Dani. De todas maneras, no estamos ni uno ni otro: nos hemos ido a la Primera Quedada Todo Series. Peeeeero… como somos unos niños muy buenos, os hemos dejado la review del , calentita-calentita. Ufff…

Actualización: Añadimos nuevos datos referentes al Flashes Before the Incident (Post publicado el 08 de febrero de 2008)

Bienvenidos a uno de los escasos capítulos de Lost con exceso de información. Una de las mayores críticas que se le ha hecho siempre a la serie es su racanería a la hora de dar información. Bueno, pues lo de hoy no ha estado mal. Además de contar con cuatro caras nuevas, hemos tenido ya sus primeros flashbacks; nos hemos enterado de que Abbadon, el hombre que visitará a Hurley en el psiquiátrico durante el 4×01, es el jefe de Naomi; descubrimos una foto de Ben que huele a “salgo de la isla cuando quiero”; sospechamos que los Lockers, o seguidores de Locke, ya no ven tan claras las cosas; y bueno, mucho más que iremos desgranando

Empecemos por lo primerísimo que vemos: un sónar (se llama sónar, ¿no?). Llamadme lo que queráis, pero durante medio segundo he pensado que era una ecografía. He visto a Kate con un bombo en un flashforward, o a Juliet haciéndole un chequeo a Sun… nada de eso. Estamos en un flashback, formato que recuperamos tras dos episodios (o tres si contamos la finale de la tercera como doble) mirando al futuro. Y resulta que es un flashback múltiple, de los cuatro nuevos personajes con los que nos vamos a tener que familiarizar. A saber: Daniel Faraday, una especie de físico chalado; Miles Straume, un medium con mala leche; Charlotte Lewis, una antropóloga con pinta de ambiciosa e inteligente; y Frank Lapidus, al parecer piloto original del 815 de Oceanic que por alguna razón se quedó en tierra.

La conversación entre los dos hombres del sónar nos revela que allí nadie está buscando un avión (extremo que luego nos confirma la mujer del informativo). Sin embargo, sí vemos cómo reconocen inmediatamente de qué aeronave se trata con sólo verla unos segundos. Esto nos deja claras dos cosas: que, efectivamente, nadie está buscando ya a los supervivientes (es decir… se les da por muertos) y que hace relativamente poco que se produjo el accidente, porque el sujeto en cuestión identifica al momento la compañía y el número del vuelo. Cierto es que en el flashback de Charlotte se nos indica la tremenda importancia mundial que he tenido el accidente: portada en un periódico tunecino. Tampoco me extraña, son más de 300 cadáveres… Y ojo, porque al menos durante el rato en que oímos la conversación por radio y durante el fragmento de informativo de después, nadie se extraña por encontrar ahí los restos. No sé yo si es muy normal que se estrellaran ahí, pero tampoco es muy relevante.

Después de ver al Faraday del pasado absolutamente conmocionado por el hallazgo, saltamos a la isla. Crisis en el helicóptero, los tripulantes están listos para saltar con sus paracaídas. ¿Todos? ¡No! El piloto Lapidus parece que tiene suficiente con su camisa estampada. ¿Tanto confía en su capacidad de pilotaje como para no usar el paracaídas? Por cierto: a los expertos en la lengua de Shakespeare os pido un favor. Charlotte dice “I can't find my vest”, que quiere decir “No encuentro mi chaleco”. ¿Se refiere al antibalas? Más que nada, porque el chaleco salvavidas que llevan todos los aviones, ése que se infla tirando de las cuerdas pero que también puede… blablabla, los que hayáis ido en avión sabéis de qué hablo… ¿cierto? Bueno, pues ése chaleco suele llamarse “life vest”. ¿Puede referirse con “vest” al paracaídas? Supongo que no, que habla del chaleco antibalas que tanto servicio le prestará unas horas más tarde. Como no lo encuentra, Miles le da el suyo: tenemos al medium desprotegido. En cualquier caso, esta gente ya viene a la isla preparada y sabiendo de qué pie calzan algunos…

Y sin embargo, vemos que Jack y Kate, que van recogiendo paracaidistas por el camino, confían a priori en ellos. No me convence tan buen rollito del médico y la fugitiva, pero por suerte enseguida se les activa el modo Sayid y se ponen alerta. Luego será el propio iraki el que se venga a echarles una mano. Por cierto… a mí la escena en que Jack avisa a Miles de que sus amigos les están apuntando me ha recordado muy poderosamente al capítulo 2×11 (The hunting party), cuando Tom hacía lo mismo, pero de noche, con Jack. Ni entonces él, ni ahora el médico iban de farol. Definitivamente, Sayid es grande, y grande es también la pareja de acción que forma con Juliet… Por otro lado, aunque cada vez veo menos a una Juliet traidora, está bien que Sayid trabe relación con ella. Más que nada, a ver si así la cala definitivamente. Ya sabemos que éste no falla nunca…

Saltemos a Locke. ¿Estamos hablando del peor líder de la historia? . Locke no conoce la expresión “ganarse al público”. Lo comprobamos cuando, mediado el capítulo, llegan las primeras disensiones, con Claire, Sawyer y Hurley a la cabeza. Y es que frases como “we are supposed to” no ayudan, Johnny… ¡Johnny! ¡Sí, nena! ¡Vuelve Sawyer! Pues sí. Tenemos, si no hemos contado mal, tres apodos nuevos del Sr. Ford. Me quedo, por cierto, con el Yoda que le suelta a Ben… ¡le va como anillo al dedo! También retomamos sus ácidos comentarios, como cuando discute con Locke sobre Walt (de nuevo Locke haciendo amigos…), y finalmente recupera sus puños. Yo creo que en este episodio Ben ya ha superado al propio Sawyer en el ranking de leches recibidas… Cerrando el capítulo de retornos triunfales, tres hurras para Vincent, por jugar al despiste con el mismísimo Sayid. ¡Guau!

Como muchos predijeron, la hermana de Naomi era más falsa que Dave. Su último suspiro fue para avisar a sus compañeros… ¿de qué? Porque, según explica muy explícitamente Miles, la frase en código siginifica “me están apuntando con una pistola”. En ese momento nadie la apuntaba (corregidme si me equivoco), de manera que podía ser simplemente una manera camuflada de decir “tened cuidado”. ¿De qué? Como si no supieran que Ben, su objetivo, es peligroso… Habrá que pensar más en frío sobre este tema…

Ah, y necesito más refresco de memoria. Porque la mía me dice que es la primera vez en Lost que tenemos unas bonitas palabras sobreimpresionadas en la pantalla para decirnos dónde exactamente se está desarrollando la acción. Generalmente nos ponían una torre Eiffel para situarnos en París, pero ahora han preferido escribir. Vale, tomemos nota. A mí me sugiere que, al menos en el momento de los flashbacks (es decir, no hace mucho tiempo), los cuatro nuevos (Faraday, Miles, Charlotte y Lapidus) no se conocían. Luego lo medio confirmamos cuando vemos a Naomi con Abbadon, escena que nos deja una tremenda incógnita: ¿en base a qué se escoge a estos cuatro? ¿Cómo se les convence para ir hasta la isla? Apuntemos, por cierto, las parejas de baile: Faraday con Massachussets, Miles con California, Charlotte con Túnez y Lapidus con Bahamas.

De sus flashbacks me quedo con pinceladas. Ya hemos hablado un poco de Faraday, vamos con Miles. ¿Es la foto de Eko, ésa que vemos en la pared? ¿Mrs. Gardner podría ser su abuela? No, temporalmente no encaja mucho, pero es que las fotos de la pared… ¡es Eko! (O no…) De Charlotte, claro, hay que quedarse nuevamente con los osos. Polares. En Túnez. Y el logo de Hidra. ¿Alguien da más? Cierto es que he empezado hablando de “exceso de información”, pero una vez más parte de esa información no hace sino matarnos a disgustos. ¡Dharma en Túnez! Por el amor de Jacob…

Cierro flashbacks con Lapidus. Será un borrachín, como dice Naomi, pero me fío de lo que dice. Y si él dice que el piloto del 815 que vemos, ligeramente desmejorado, sumergido en el agua no es Parkman (Seth Norris si no ves Heroes)… pues eso, que no lo es. ¿Deducción? Venga, todos conmigo: “¡mon-ta-je!” Exacto, montaje. A la porra las teorías del purgatorio…

…y a la porra Ben. Ben, un crack. Ben, un jefazo. Ben, un saco de golpes. Ben, ¿lo más grande de la serie? No sé, pero con momentos como el que nos ha brindado hoy, recitando la vida y milagros de Charlotte, merece mucho la pena ver Lost. Cuando parece que cae, Ben se levanta. Y siempre con la sartén por el mango, por muy atado a un árbol que esté…

Finalmente, una frase y una impresión. Lapidus dice que Juliet es una “nativa”, cosa que no es cierta. Da la sensación de que las tropas de Abbadon, y supongo que Abbadon mismo, saben más bien poco de la isla. Por tanto, no son dharmas. Creo que saben que hay algo maravilloso, y por eso van hasta allí, pero no conocen a fondo la historia de lo que pasó y está pasando. Sin ir más lejos, me da la sensación de que antes de subir al barco carguero, quizá no sabían que el 815 dejó una cincuentena de supervivientes… Esto es una idea a la que tengo que dar más vueltas y de la que ya hablaremos. La impresión, para finiquitar esto, es que los losties están cada vez más apartados. Están pasando, y creo que pasarán cada vez más, de actores principales a espectadores de lujo, a ver cómo dos fuerzas, una externa a la isla y otra interna, empiezan a batallar. Ellos estarán en medio, claro, y participarán. Pero serán como nosotros, unos perdidos más que cuando creemos que hemos entendido algo… zas, sale Ben con un as en la manga. Y perdonen la emoción

Relación con la sexta temporada

Este capítulo empieza con la búsqueda (mejor dicho, con el encuentro) de los restos del vuelo 815 de Oceanic. Cuando un avión desaparece, el mundo necesita unos restos. Lógico. En este caso, es Widmore quien lo dispone todo con el fin de que ya no se busque más el avión, y por tanto la isla. En la quinta temporada tenemos otro avión que desaparece: el Ajira 316. El mundo en general debió flipar al ver que otro aparato se la pega con los mismos pasajeros a bordo: Jack Shephard, Kate Austen, Sun Kwon, Sayid Jarrah y Hugo Reyes. ¿Dos accidentes de avión consecutivos? ¿Hará algo Widmore para tapar la desaparición del Ajira? Su guerra con Ben ha quedado algo desfasada, pero no tenemos ninguna duda de que Charles no ha dicho su última palabra. Al fin y al cabo, él sí nació en la Isla, su Isla.

Confirmed Dead también es el capítulo de presentación de Frank Lapidus, un personaje que parecía menos relevante de lo que posiblemente será. Era el piloto original del Oceanic y, por alguna razón, es “candidato” a algo, palabra de Ilana. Y todos hemos visto como lo miran Hurley, Miles y Ben en el uberfamoso cuadro de la Última Cena. Frank era un pobre borracho y ahora se perfila como una pieza esencial en esa gran partida de ajedrez.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Lost: Confirmed dead
5 (100%) 1 vote

Categorías: Lost Perdidos Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »