Review Lost: Catch-22 (3×17)

No suelo aprovechar demasiado este espacio de la review, si acaso como mínima divagación y presentación del episodio, pero hoy son mucho más importantes estas líneas que todo que haya escrito tras el sigue leyendo. El terremoto que ha sacudido Haití y que ha afectado también a la República Dominicana es la mayor catástrofe natural ocurrida en América Latina y una de las mayores registradas en la historia, a pesar de no haber todavía cifras oficiales de fallecidos. No hace falta ni decir las cifras que se están calculando, pero dado que sois muchos los lectores latinoamericanos en la web, quiero al menos mandaros todo mi apoyo y espero de corazón que ninguno lo hayáis sufrido. Un abrazo sincero y mis mejores deseos. Catch-22

Resumen
Mal día para comentar uno de mis capítulos favoritos, pero al menos consigue sacar unas cuantas sonrisas. Catch-22 es un capítulo de los que me gustan, de pura rutina isleña, de escenas y diálogos gratuitos y sin trascendencia alguna, pero absolutamente entrañables. Un capítulo de relleno, que suele decirse en el caso de otros episodios, aunque a mil millas de distancia, porque sin apenas avanzar en la historia, Catch-22 tiene tantas escenas memorables que seguro que no soy el único que lo coloca entre sus preferidos.

Cómo no, tan grande episodio está centrado en el escocés errante. Y digo errante por no decir náufrago, explorador, soldado, salvador de la humanidad, adivino… y hasta monje. Para que luego le llame cobarde la carabollo de Ruth a ese portento de hombre que es Desmond Hume por plantarla a una semana de la boda. ¡Hombre, por supuesto! ¿De verdad creía que podía cazar semejante ejemplar? Aunque claro, después de todo lo anterior, alguna flaqueza, algún vicio tenía que tener el señor, y como buen escocés, buen borracho es.

Desmond bebiéndose más de 200 eurosDesmond bebiéndose más de 200 euros

Tan bueno que ya va por la segunda botella de 100 libras cuando lo pilla el hermano Campbell, lo que acaba derivando en su expulsión de la abadía en la que ingresó tras plantar a Ruth. “Dios tiene planes mayores para tí“, le dice Campbell, y razón que tiene (no solo a largo plazo) porque gracias a su expulsión tiene la oportunidad instantánea de camelarse a la ricachona que viene a por su vino, Miss Penny. “Me llevo el vino y me llevo la chica“, estaría pensando Desmond durante esa magistral secuencia final del flashback, que vista ahora, y tras capítulos como The Constant o There's no place like home, resulta tremendamente lacrimógena. Claro que en la realidad no se liga tan fácil, no nos creemos falsas ilusiones.

Y en el presente, como digo, pura rutina isleña: pesca, excursiones, juegos, confidencias, harina de avena… Continúan los duelos ego-amorosos, con alguna escena subidita de tono que no me he podido resistir a homenajear con una captura casi indecente, el segundo y definitivo encuentro sexual entre Kate y James, los piques Jack/James, las chorradas de Hugo, las (en aquel momento) típicas visiones de Desmond y la (obvia) angustia de Charlie, que por tercera vez ve la muerte de cerca y se escapa gracias al ex-monje reconvertido a futurólogo. Éste se empeña durante todo el episodio en cumplir sus visiones para conseguir que llegue el helicóptero en el que, piensa, viene Penny. Hasta se plantea dejar que la flecha llegue a su virtual destino, el pescuezo del guitarrista. Finalmente no es así y resulta ser Naomi la paracaidista (aunque no nos lleguen a decir su nombre), que malherida, pronuncia el nombre de Desmond en la última escena del capítulo.

Sobran las palabras...Sobran las palabras…

Relación con la sexta temporada
A pesar de lo contemplativo del capítulo, sí que hay algo relacionable con la sexta temporada, o que al menos deseamos relacionar, y es ese detalle de la foto que nos muestran durante unos instantes en la mesa del despacho del hermano Campbell. Es un montaje descarado, feo y casi insultante para lo exhaustivos que son los fans de Lost, y no creo que les hubiese costado tanto reunir a los dos actores para hacer la foto o incluso hacer un montaje decente, pero en fin, el asunto son los dos personajes que aparecen: el hermano Campbell acompañado de Eloise Hawking.

En aquel momento fue aun más rompedor porque solo conocíamos de la Hawking lo que habíamos visto en Flashes before your eyes, pero todavía hoy sigue siendo un misterio. Con la información de la que disponemos, el único y más claro enlace que se me ocurre entre los dos es Widmore. Ella tuvo lo suyo con Charles (y lo suyo hasta tiene nombre, Daniel Faraday), y éste le compra al monasterio el vino, por lo que es posible que se conocieran a través de él. Aun así, la historia de Desmond sobre como encontró al padre Campbell y la manía que le ha tenido siempre Eloise me hacen dudar de si puede haber algo más que escarbar ahí. Daré por buena mi teoría si no se vuelve a tratar el asunto, aunque sea por tranquilizar la curiosidad.

Campbell y HawkingCampbell y Hawking

Mejor escena/frase
Por buenas hay bastantes; no buenas, sino buenísimas escenas. De las que en cualquier otro capítulo serían perfectamente las mejores y que, por justicia, me niego a no enumerar antes de decir la que he elegido como mejor. Tremendas todas ellas: la escena de la partida de ping pong entre los dos machos alfa de la manada, los dos encuentros Kate/James, el momento silbido de los cuatro mosqueteros de camping, la solitaria juerga de Desmond con el vino de Moriah (espero que no sea de las minas de Moriah de El Señor de los Anillos porque allí no hay ná bueno) o el duelo dialéctico sobre Flash y Superman justo antes de la casi-muerte de Charlie. Delirantes.

Desmond Casanova Hume

Pero sí que creo que hay una escena que es la mejor, y es toda la secuencia final del episodio. Está claramente hecha para tocar la fibra, pero es que no necesita ni el cliffhanger. El montaje de esas escenas es (dejadme decirlo) delicioso, mezclando genialmente las imágenes de la culminación del flashback (la preciosa escena en la que se conocen Penny y Des), con el rescate de la paracaidista que Desmond cree Penny. Momentazo que va forjando la mejor historia de amor de la serie.

Y la mejor frase, ya que el episodio es de los de echar unas risas, una que le suelta James a Jack y Juliet que me puede totalmente. Pocos puntos habrá en la serie que me hagan reírme por muchas veces que los vea, pero ese “espero no estar interrumpiendo, ¿discuten sobre quién es su other preferido?” es de lo mejor que ha soltado nunca el sureño. Captura para compensar la de antes de Kate:

James Looser Ford

Curiosidades
Cuando Hugo le dice a Desmond que no puede ir más rápido porque no es “exactamente Flash“, aparece un flash en la pantalla justo en el momento en el que Hugo dice “Flash“. Abajo la captura.

El título del episodio se debe al libro de título homónimo (el que encuentran en la mochila que ve Des en la selva), una novela satírica antibelicista que trata sobre la trampa en la que cae un aviador al intentar excusarse de una misión de combate argumentando que está loco. La paradoja de la historia está en que los más aptos para tales misiones son precisamente esos que pretenden evitarlas, ya que solo un hombre loco querría ir a una misión tan peligrosa, y el hecho de querer escapar es el mismo que les condena a ir a la guerra. La expresión del título, Catch 22, se ha llegado a mantener como frase hecha para describir situaciones de las que no se puede escapar, como el asunto helicóptero/muerte de Charlie. Una vez más, tremendas las referencias y las relaciones que consiguen los guionistas de Lost.

Flash HurleyFlash Hurley

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Lost: Catch-22 (3×17)
Valoración

Categorías: Lost Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »