Review Lost: All the Best Cowboys… (1×11)

Review Lost: All the Best Cowboys... (1x11)

El pésimo título All the Best Cowboys Have Daddy Issues no hace justicia a la calidad del episodio, centrado en los problemas de Jack Shephard con su padre, ese señor con cara de mala leche, que gusta del buen whysky y que acostumbra a aparecer en formato fantasma en la Isla, Christian. Este 1×11 está marcado por el secuestro de Charlie y Claire por parte de Ethan y por la persecución de dos equipos que darán mucho juego en la recta final de la primera temporada: Jack y Kate, cuya relación amorosa no se acaba de concretar; y Locke y Boone, que empezarán a conocerse y despedirán el capítulo encontrando un objeto metálico en el suelo que se hace llamar the hatch, la escotilla. Ahí es nada…

Resumen
La necesidad de Jack por arreglarlo todo se apreciará en este episodio más que en cualquier otro. En flashbacks, Jack trata desesperadamente de salvarle la vida a una mujer que acaba de sufrir un accidente de coche. No lo conseguirá. Sin embargo, a lo largo del episodio descubriremos que ese fracaso tiene su origen en un error de su padre, que entró en el quirófano con alguna copa de más. La relación entre ambos saltará por los aires para siempre. En la Isla, Jack busca sin descanso a Charlie y Claire. Se siente culpable por no creer en las palabras de Claire, que le había advertido de sus sospechas de ser secuestrada. El médico se enfrentará a sus fantasmas cuando descubra a Charlie colgado de un árbol, entre la vida y la muerte. Por otro lado, Locke y Boone harán buenas migas en su primer acercamiento, que acabará con la aparición de una extraña estructura metálica en el suelo de la Isla. Ahí dentro está el causante del accidente del Oceanic 815, pero esa es otra historia…

Relación con la sexta temporada
Después de varios episodios abordando temas trascendentales (susurros, Black Rock, visiones) para la mitología de Lost, All the Best Cowboys Have Daddy Issues pone de manifiesto la obsesión de Jack por arreglarlo todo. Que dicho sea de paso, también es imprescindible para el desarrollo de la historia. La determinación del doctor por encontrar a Charlie no dista demasiado de la que tiene por explotar Jughead y cambiar la historia de su vida, que no le acaba de satisfacer. Tampoco nos extraña, porque tener que testificar contra tu padre porque es un borracho, dinamitando su prestigiosa carrera de cirujano y su difícil relación padre-hijo, no debe ser fácil. Míster 'Perfecto' Shephard demostrará que su vida no ha sido un camino de rosas.

Prestad atención a la escena en que Jack golpea a Charlie para resucitarlo. ¿A qué os recuerda? A mí, salvando las distancias, me vino a la mente la última escena de The Incident, en la que Juliet atiza a Jughead mientras grita lo mismo que Jack: C'mon! C'mon! En el 1×11, la escena acaba con éxito, Charlie sobrevive y su historia se desarrollará sin secuelas. En el 5×17, Juliet también tiene éxito, la bomba explota y sólo nos quedan por conocer esas secuelas, que conformarán la sexta y última temporada de la serie.

La linterna del destinoLa linterna del destino

El detalle más trascendental del episodio se produce en la última escena, de forma totalmente fortuita. ¿Será el destino? Locke le tira una linterna a Boone, que no acierta a cogerla. Al tocar el suelo, la linterna produce un extraño sonido metálico. ¿Restos del avión en medio de la selva? La pareja tardará poco en desenterrar esa estructura metálica y comprobar que se trata de la escotilla, escenario de grandes acontecimientos de la historia de Lost y hogar de Desmond, un personaje que apuntaba a cotas mayores en la cuarta temporada e incluso al principio de la quinta, pero que vio mermado su protagonismo en la segunda parte de la pasada temporada.

La escotilla, decíamos, será el eje de la historia de Lost. Protagonista en la primera temporada, en especial para Locke y Boone, será el escenario principal de la segunda temporada, donde tendrán lugar acontecimientos determinantes como la muerte de Ana Lucía y Libby o el encierro de Henry Gale, hasta su explosión en la season finale. En la quinta recuperará todo su esplendor en los años 70, con la obsesión de Radzinsky, las pruebas de Dharma y la detonación de Jughead en sus cimientos. Pues bien, todo esto nace en All the Best Cowboys Have Daddy Issues, un episodio centrado en los problemas de Jack, que obviamente sólo habían hecho que empezar…

Mejor frase o escena
Probablemente, cuando viste por primera vez este episodio se te quedó grabada la imagen de Jack golpeando el pecho de Charlie y gritando C'mon Charlie! C'mon!, mientras Kate llora desesperada por detrás, aconsejando a Jack que se detenga porque no hay nada que hacer. La insistencia del doctor tiene sus frutos y Charlie acaba respirando. Bueno, Charlie, Jack, tú y yo, que llevábamos conteniendo la respiración unos cuantos segundos temiendo el peor desenlace para el pobre señor Pace. Esta vez sí, Jack tiene éxito. Brillante escena.

Curiosidades
Durante el episodio, Boone explica el origen de los redshirts, “camisetas rojas”, esos extras vestidos con ropas de ese color, originales de Star Trek, que viajaban con el Capitán Spock y que acostumbraban a morir. Irónicamente, Locke escucha la historia y asegura que el Capitán Spock era un mal líder. Esto podría ser un guiño a la pésima capacidad de liderazgo de John, que más adelante comprobaremos, pero también a su paso por la serie Star Trek the Next Generation, en la que interpreta a un capitán que sufre un motín debido a sus dudosas dotes de mando.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Lost: All the Best Cowboys… (1×11)
Valoración
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »