Review Last Resort: The Pointy end of the Spear

vlcsnap-2013-01-19-22h04m43s3

Complots, enemigos y contratiempos inesperados en este The Pointy end of the Spear, o como preparar el escenario para el gran acto final. Nuestros protagonistas se han posicionado en diferentes bandos, tanto en tierra firme como en Santa Marina. Gobierno contra AntiGobierno, Chaplin versus Kendal. Esperando pacientes para conocer su futuro en siete días. Yo lo tengo claro, soy #TeamChaplin. ¿Y vosotros?

Complicaciones para todo el mundo en este penúltimo capítulo de la serie del submarino. Sino que se lo pregunten a la señorita Sinclair, única superviviente del frustrado golpe de estado en Washington. Y es que se veía venir que Ernie Hudson no era un valor seguro para la presidencia, a pesar de ser el legítimo sucesor ¿Con qué podrían haberle amenzado para decidir acabar con su vida en plena Cámara de Representantes? Después de ver las agresivas tácticas de disuasión empleadas por la actual administración, no sería de extrañar que su familia corriera peligro. Pero aun así, resulta extraño que optará por la solución más drástica. Con la conspiración al descubierto, y sin una declaración de intenciones por parte de Hudson, los responsables son arrestados y acusados de alta traición. Las posibilidades de éxito de la disidencia recaen ahora exclusivamente en Kylie, rescatada del lugar de los hechos por su padre -que sabíamos no era trigo limpio, pero no tanto como para ser la mano derecha del Presidente, Air Force One incluído.

El lado postivo del fracaso del golpe de estado, es que se resuelve uno de los conflictos que planteábamos en la  review anterior: la falta de empatía con el AntiGobierno. Al mantener bajo custodia a todos los altos cargos implicados, y quedar solo Kylie, a la que hemos seguido desde el principio y sabemos actúa con las mejores intenciones, sí podemos ser cómplices en todos los obstáculos que se le presenten para airear la verdad en el último episodio. Aunque no estaría de más que alguien concretara el tema CIA antes de terminar la serie.

vlcsnap-2013-01-19-22h06m10s113

Con un enfrentamiento bélico a punto de caramelo, la situación en la isla no pinta mejor. Parece ser que Kendal ha decidido llevar hasta las últimas consecuencias el amotinamiento contra el Capitán. Y es que lo que en un principio parecía un intento por controlar a los disidentes, ha degenerado en una pugna por el control del Colorado. Más cerca ahora de terminar en desastre, quemado el último cartucho del Capitán tras el fallido golpe de estado. En todo este embrollo, a quienes no logro comprender es a Prosser & Cía. Acepto que en principio, contradecir una orden recibida por un superior  pueda parecerle antipatriótico a cierto sector de la tripulación, dentro de su particular concepción militar, pero continuar pensándolo después de escuchar al Secretario de Defensa en persona ordenar volar por los aires el Colorado, con ellos dentro, por mucho que Chaplin haya negociado con los chinos, es de ser muy lerdos.

vlcsnap-2013-01-19-22h08m26s188
Tan anormalmente estan actuando nuestros protagonistas que a nadie le extrañaria que el agua de la isla volviera a estar envenenada con BZ. Porque, ¿alguien puede explicarme que le esta pasando a Kendal? Y no me vale la excusa de que ha perdido a su mujer, porque un evento trágico como mucho puede hacerte actuar más extremamente pero no convertirte en una persona distinta, ni modificar de repente el ADN de tu personalidad. Y ser un traidor, con Sam precisamente no casa. Y menos en respuesta a las últimas decisiones del Capitán -pactar con los chinos o defender la embarcación humanitaria- que no me parecen tampoco reacciones dementes, en todo caso medidas deseperadas ante situaciones desesperadas. Es muy fácil eregirse ahora lider, alegando que el Capitán flaquea, después de llevar a su sombra once capítulos en que nos ha asombrado con las estrategias que se ha sacado de la manga para torear al Gobierno y a la vez, actuar correctamente. Resulta injusto e ingrato.

Por no hablar de la extraña pareja: Prosser-Serrat. ¿Tanto odio te produce tu Capitán como para aliarte con el señor que acaba de torturarte hace unos días quemándote la planta de los pies? No tiene sentido. La única que parece mantener la cordura en todo este caos es Grace, que ha identificado el mal momento que vive Kendal, y ha considerado acertadamente que la mejor manera de controlar las debilidades del Capitán es desde su sitio.

Poco más que decir de este The Pointy end of the Spear, solo gritar a pleno pulmón: ¡que comience la cuenta atrás!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »