Review Last Resort: Captain

Last Resort era, a priori, una de las apuestas más interesantes de la hornada de series otoñal. Y cumple. El piloto no aburre, y emana un agradable aroma a Battlestar Galactica, por ese ambiente militar claustrofóbico del submarino, que mezclado con un entramado político aún por descifrar, no puede más que intrigar al espectador para que se quede, al menos, un capítulo más. Si saben aguantar el hype, ya se verá más adelante. De momento, nos sumergimos en el océano Last Resort…

Personalmente no me gusta leer sinopsis ni ver trailers de películas ni series, prefiero el elemento sorpresa de no saber que voy a ver. Algo imposible en este caso, teniendo en cuenta el bombardeo de avances que la cadena ABC ha emitido de todos sus estrenos. Por eso, aunque cómo he dicho, los 43 minutos se pasan volando, es imposible no estar esperando los acontecimientos que ya sabes que van a ocurrir, porque básicamente el piloto es el desarrollo del trailer. De ahí que no pueda comentarlo con la misma pasión que lo haría si me hubiera enganchado de la nada, aunque me haya gustado.

La trama gira entorno a un submarino nuclear americano, que recibe la orden de atacar Pakistán, y que al negarse a hacerlo por recibir las órdenes a través de una vía poco convencional, tras relegar del mando a su Capitán, es derribado por su propio país. Para protegerse, se refugían en una isla y desde allí, amenazan a Washington DC si no cesa en su empeño de acabar con ellos. Los protagonistas son el Capitán Marcus Chaplin (Andre Braugher), el veterano qué se enfrenta a los altos mandos; el Executive Officer Sam Kendal (Scott Speedman), su honorable segundo y devoto esposo; y la Lieutenant Grace Shepard, la hija de papá Almirante que quiere labrarse un futuro propio. Hasta ahí básicamente lo que conocemos del trailer, el detonante y la respuesta, el episodio nos aporta los matices.

El primero, los personajes, que resultan menos estereotipados en el episodio de lo que pudiera parecer en el avance, a excepción del matrimonio Kendal, que sí, es tan edulcorado como si lo hubiera producido el mismísimo Spielberg. La Lieutenant Shepard sin embargo, no se queda en la superficie de la típica niña de papá, muestra sus miedos, su valía y saca carácter cuando en lugar de llamarla por su rango la llaman por su nombre de pila. Además, nos presentan otros integrantes del plantel militar: el contramaestre Prosser (Robert Patrick), el contrapunto de dudosa moralidad, que esperemos vire hasta caernos tan bien como el Coronel Tigh y sus hombres, los soldados Cortez y Brannan, y los náufragos SEAL rescatados por el submarino al inicio del capítulo, que tendrán mucho que decir en el devenir de los acontecimientos, cómo veremos más adelante.

El origen del conflicto, la orden de atacar Pakistán, se recibe a través de una vía secundaría llamada Antártida que solamente se usa cuando el alto mando en tierra ha caído, de ahí que a pesar de verificarla, duden al no haber recibido noticias de un ataque previo al país. Tras ser derribado el submarino al cuestionar dicha orden, los medios estadounidenses culpan del ataque al gobierno pakistaní, iniciando una guerra y legitimizándose así a defenderse disparando dos misiles contra el país árabe, el quinto más poblado del planeta. Esta parte no se adelanta en el trailer y nos muestra que finalmente y a pesar de la resistencia del submarino se consigue el objetivo de atentar contra Pakistán, aunque a menor escala.

Otra aclaración es que el fantasma de Lost no está presente, para tranquilidad de muchos, aparece una isla sí, pero se dirigen a ella por un motivo concreto, hay una base de la OTAN, qué además será clave para esclarecer lo sucedido ya que en ella sí han detectado que el misil que ha colisionado contra el submarino es un Tomahawk americano y no pakistaní. Sin duda, la presentación más floja del piloto es la de la población de esta isla, en la que se producirá un conflicto colateral con la mafia que controla el lugar, que de momento, ya ha secuestrado a dos de los soldados del submarino en medio del caos. Puede ser muy interesante una guerrilla local, o quedar ridícula si se queda en anécdota superficial. También resulta bastante plano el personaje de la ingeniera naval, sobretodo esa primera escena en que narra las ventajas del submarino como si de una teletienda se tratara, para seducir a un senador. Hubiera preferido, ya que si noto la ausencia, que fuera un personaje de más edad, una mujer curtida, de las que carece la serie. Al menos sirve, para que también se matice que el Almirante (Bruce Davison) no esta al tanto del atentado contra el submarino de su hija, cómo podía parecer en el trailer.

La respuesta del submarino a un nuevo ataque, esta vez contra la isla y sus habitantes es, cómo ya hemos dicho, farolear con un misil destino DC si no se retira la orden de atentar contra todos ellos. Lo que no vimos, es que no se queda en un farol, cuando los bombarderos regresan a la base, y parece que ha pasado el peligro, el Capitán decide rematar la jugada y colisionar el misil en la capital, para demostrar de lo que pueden llegar a ser capaces. You’ve been warned

El final del capítulo desvela las pistas para futuros conflictos con traidores dentro del propio submarino, el contramaestre y sus hombres, y las palabras de un borracho James King y un herido Hopper, que marcarán la dirección política que seguirá la serie: That’s my fault, I’ve made that happen y We’ve killed the wrong people.

Hasta el momento, la principal hipótesis que podía barajarse para iniciar una guerra con Pakistán serían disputas de política internacional, incluso, como suele suceder en estos casos, intereses más bien económicos relacionados con el petróleo, pero tras estas revelaciones, se presentan nuevos interrogantes: ¿Qué ha sucedido con los SEAL? ¿Eran una avanzadilla frente a posibles terroristas que luego han resultado no serlo? ¿Son esos a los que se refiere Hopper con We’ve killed de wrong people? ¿Eran civiles? ¿Un error militar elevado a consecuencias internacionales? ¿Ha llevado eso a un ataque preventivo? ¿O una estrategia para silenciar el incidente? ¿Fue James King quién mató a esas personas? ¿Por eso dice That’s my fault, I’ve made that happen? ¿O estoy yo muy influenciada por Homeland? Para conocer las respuestas, un jueves más…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Last Resort: Captain
4 (80%) 5 votes

Categorías: Last Resort Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »