Review House of Cards: Segunda temporada

HoC1

Mucho tiempo ha pasado desde aquel 21 de febrero de 2013 en que un carismático congresista llamado Frank Underwood nos invitaba a ser partícipes de su plan para hacerse con el poder y vengarse de todos aquellos que le habían traicionado. Hoy, miles de engaños y manipulaciones, y un homicidio después, lo llamamos Señor Vicepresidente. Principio y fin de la segunda temporada de House of Cards, and there is but one rule: hunt or be hunted? Welcome back.

– Did you think I forgotten you?, nos susurra Frank a través del espejo, después de asesinar a Zoey Barnes. Tras cuarenta y seis minutos de capítulo sin interacciones, la cuarta pared se rompe de nuevo, con la misma efectividad que la primera vez. Como si de un canto de sirena se tratara, la profunda voz de Kevin Spacey nos arrastra de vuelta a Washington DC, dónde la Vicepresidencia de los Estados Unidos plantea un escenario complemente distinto para la segunda temporada. No solo por la muerte de uno de los personajes protagonistas de la primera -confiarse cerca de un anden nunca fue buena idea- y el florecer de Claire como personaje clave en la serie, sino porque hace extensibles a la Casa Blanca y al mundo, las maquinaciones de Frank.

Una temporada que podríamos dividir en dos, no por el número de capítulos, sino por la estructura de la narración. En la primera parte se resuelven los conflictos pendientes y se plantean los elementos que van a ser determinantes para el desenlace de la segunda, en que se concentra toda la acción, alcanzando unos niveles de calidad nunca vistos hasta el momento en la serie, enlazando perfectamente todas las piezas políticas para sentar a Frank en el Despacho Oval. Pero empecemos por el principio:

El arranque de temporada esta repleto de giros dramáticos inesperados, dentro de los cuales el que más llama la atención es, logicamente, la muerte de Zoey Barnes. No podríamos asegurar si en el encuentro subterráneo entre Zoey y Frank la periodista ingenuamente trata de conseguir una confesión, o si en el fondo quiere creer las explicaciones del Vicepresidente. Lo que sí sabemos es que la muerte de la hermana perqueña de Rooney Mara, aunque en un primer momento pueda parecernos un error, ya que suprime la investigación periodística como amenaza para el plan de Frank, a la larga supone un beneficio para la serie. El ascenso de Francis a Vicepresidente supone jugar a otro nivel, y requiere de una némesis com más peligro y astucia que Zoey: Raymond Tusk.

HoCT22

La escalada de enfrentamientos entre Raymond y Frank aporta a la temporada, no solo más seriedad y madurez que la anterior, sino una mayor sensación de precisión en las estrategias políticas. Uno de los primeros giros de guión y principal ofensiva de Tusk, es recanalizar el dinero, que hasta el momento recibían ilegalmente los demócratas a través de Feng y el casino Adohi, para financiar publicidad del partido republicano. Por primera vez en toda la serie vemos a Frank no solo fallar en dos de sus maniobras de persuasión: Lanagin y la tribu Ugaya, sino perder las formas y mostrar sus cartas cuando es confrontado por Linda. Pero aun en desventaja, Frank consigue convencer al Presidente para construir el puente Jefferson, exigencia de Feng para cortar el flujo de dinero a los republicanos, con una falsa ilusión de sinceridad y amistad. El contrataque de Tusk no se hará esperar, y es un misil dirigido a Claire.

Cuando escribimos la primera review de House of Cards, uno de los elementos que más nos llamó la atención fue el matrimonio Underwood. Una pareja atípica dentro del Capitolio, que no se regía por las mismas normas que las demás. Obviamente existía interés en la relación por ambas partes, pero no hipócritamente oculto tras una fachada amorosa tradicional, sino cimentado en la honestidad y la mútua admiración. En esta temporada comprendemos la profundidad del vínculo que une a esta pareja al adentramos tambien en su vida sexual. No mantienen sexo entre ellos, pero sin con otros. No sabemos si siempre ha sido así, o si con el paso del tiempo el matrimonio simplemente ha pactado y aceptado con naturalidad un cambio en las preferencias de sus integrantes, pero de nuevo la sombra de la homosexualidad se cierne sobre Frank a raíz del ménage à trois con el agente Meechum. Lo que sí entendemos mejor es la frase que Frank espeta a Adam sobre la nimiedad de su existencia dentro de un binomio tan complejo y arraigado como el Underwood.

Fuera de la pareja sin embargo, el personaje de Claire siempre había perdido fuerza. No se trataba de una mujer de político al huso, pero sin embargo en la vida pública sí actuaba como tal, enterrando su potencial en una fundación benéfica a la sombra de Frank. Claramente en esta temporada Claire gana en importancia y visibilidad pública, aunque sus proyectos personales continúen al final nuevamente sacrificándose por los de Frank. Su brillante solución a la filtración de la fotografía que Adam le tomó dormida o la rápida respuesta/venganza sobre porqué abortó en la entrevista en directo, son solo dos de los numerosos momentos en los que Claire hace gala en esta temporada de la inteligencia que la convierte en pieza fundamental del plan de Frank. Además de ser la única de los dos miembros del matrimonio que muestra síntomas de remordimiento, y aun así continúa siendo a la que menos comprendemos de los dos.

HoCT21
Despues de resolver con relativo éxito la acusación del affair con Adam, la única opción de vengaza para los Underwood es arriesgarse a sacar a la luz todo el entramado político-económico que involucra a Feng, con Laning, Tusk, y con el propio Frank . Una temeraria apuesta en un territorio desconocido hasta el momento para Frank, el de la incertibumbre y el miedo a no controlar toda y cada una de las variables del plan. A pesar de sufrir un primer revés al filtrar Tusk que Doug estuvo en el casino, Frank consigue zafarse y además mostrarse colaborador con la fiscal al ofrecer desinteresadamente los registros tanto de sus viajes como de los del Presidente. Es ahí cuando comenzamos a sospechar que el Vicepresidente tiene un as bajo la manga, y que el consejo de visitar a un terapeuta matrimonial tiene un objetivo oculto más allá de un mero acto de buena voluntad de su mujer: la Presidencia de los Estados Unidos. 

Los repetidos viajes del Presidente a un destino tan específico siembran una duda razonable y suponen una encrucijada al tener que elegir entre un silencio que puede ser interpretado como una afirmación de su implicación en el blanqueo de dinero, o revelar públicamente sus problemas matrimoniales. Algo que en principio no parecería tan grave sino fuera por una información que nosotros desconocemos en ese momento, pero no los Underwwod: la prescripción de una benzodiazepina comunmente utilizada para el tratamiento de ansiedad (Xanax). Un hecho que no tendría más relevancia si no fuera porque a ojos de la oposición y del pueblo americano podría ignorantemente entenderse como un indicador de que el Presidente de la Nación no se encuentra al 100% de sus capacidades para ejercer el cargo político.

Garrett Walker por fín parece abrir los ojos con Frank, y decide contratacar con dos piezas cruciales de este juego, Linda y Raymond Tusk. Mientras, el Vicepresidente orquesta en la sombra el equivalente a una moción de censura junto a Jackie Sharp, instando a miembros demócratas a que consideren el deterioro que podría sufrir el partido defiendo a un Presidente imputado en un escándalo de corrupción. Jackie es la nueva incoporación de la temporada, un personaje que consigue derritir la coraza del implacable Remy Danton y que muestra como el cargo militar puede anteponerse al raciocinio y la empatía femenina en un asunto con tanta relevancia como las turbias agresiones sexuales producidas en el Ejército, que estamos cansados de ver como proliferan bajo un  manto de opacidad y jerarquía militar. ¿Que mujer en su sano juicio denunciaría a altos cargos militares cuando es un tribunal militar quién endogámicamente va a juzgarlos?

En primera instancia podría parecer que la motivación de Frank para defenestrar la imagen pública del Presidente es postularse como candidato en 2016, sin embargo que su nombre vaya ligado a la misma administración corrupta que Walker supondría un suicidio político. Por eso la incorporación de Jackie en la trama nos da la clave: Frank aspira a la Presidencia en funciones por sucesión. Una entrada a la Casa Blanca por la puerta de atrás, que no deja de sorprender en un hombre con las habilidades estratégicas de Frank capaz de conseguir los votos necesarios para salir elegido.

HoCT23
El último cartucho de Frank contra Tusk es apelar a la sentimentalidad del Presidente. Es curioso ver como Walker vuelve a caer en los engaños de su Vicepresidente. ¿De bueno que es, es tonto? ¿Es demasiado inseguro como para lidiar con su actual problema sin los consejos de Frank? ¿O como ocurrió con Zoey en la primera temporada, tiene Síndrome de Estocolomo? Sea como sea, volver a confiar en Frank supone su sentencia de muerte. Mientras el Vicepresidente le hace creer que esta intercediendo por él ante la Cámara, asegura la moción de censura y afianza sus relaciones con Jackie, Durant y Kern, aunque el truco final que le sienta en el Despacho Oval no queda claro si tiene tanto que ver con una estrategia suya, como con un giro favorable de los acontecimimentos. Tusk cabreado porque Garret recula con el indulto por testificar contra Frank, decide acusarlo ante el Comité Judicial de ser conocedor de todos lo tejemanejes entre Feng y él. De nuevo no sabemos si la suerte sonríe a Frank, o si el Vicepresidente intuía que el orgullo y la relación paternalista que existía entre Presidente y empresario propiciaría una declaración inculpatoria a modo de escarmiento. No obstante no deja de resultar extraño que el empresario elija morir matando a Garret, ofreciendo la victoria en bandeja a su enemigo Frank.

Pero ninguna guerra se gana sin daños colaterales, ni incluso la librada por Frank Underwood. Cuanto más ambicioso es el objetivo, más arriesgada es la apuesta y más alto el precio a pagar. Porque Freddy y Doug no son Zoey y Lucas. El ascenso y caída del primero, y la tonta muerte del segundo, muestran como aunque pocas, hay veces en que la suerte no sonríe al bando Underwood, aunque el personaje Freddy, o el único acto de compasión de Doug, no sean precisamente merecedores de un castigo.

Aun con un panorama tan desolador, no esperábamos que el final del mandato del Presidente Walker fuera una dimisión. Será que por desgracia en nuestro país no estamos acostumbrados a que los escándalos repercutan en el futuro de los políticos, ni a que estos se responsabilicen de sus acciones por el bien de su país. Pero el resultado es el mismo, al ritmo del repiqueteo de nudillos característico de Frank, la pregunta con la que teorizábamos el año pasado es hoy una realidad: “¿Veremos a Frank como Presidente de los Estados Unidos?La respuesta para todos aquellos incrédulos es sí.

Finalmente Frank ha cumplido la promesa que nos hizo cuando lo conocimos: “comerse una ballena bocado a bocado” comenzando por Kern y terminando con Walker. Acostumbrado a que todas sus estrategias giren entorno a un ascenso político que ya ha tocado techo, la pregunta para la tercera temporada es: ¿Y ahora qué? ¿Utilizará Frank por fín su talento en pos del beneficio de los Estados Unidos? Lo comentamos en 2015.

HoCT2

Nota del autor
4,5
Vuestra nota
Review House of Cards: Segunda temporada
4.9 (97.06%) 34 votes

Categorías: House of Cards Reviews Etiquetas: ,

13 comentarios

  1. Me parece que la serie y la cantidad de seguidores que tiene se merecía más reviews, pero felicidades porque has logrado resumir muy bien la temporada!!
    A mi en verdad me encanta esta serie, pero he sentido esta temporada un pelín por debajo de la primera, pero igual ha estado increible

  2. Gran review… pero para el futuro estaría bien que le prestarais más atención a esta serie. Creo que es una de las mejores series del panorama actual de series… al nivel de bordwalk empire o house.

  3. Fulgencio12

    Una de las mejores series de la actualidad, buena dirección, increible fotografía, grandísimo guión, impresionantes actores…¡Que grande es Frank Underwood!
    Engancha desde el primer capítulo y no puedes para de deborarla. Ante esta serie quedaría perfecto el poema de Ozymandias, porque el golpe llegará, tarde o temprano…esperemos que tarde.

  4. javito2001

    Apenas lei el primer parrafo, acabo de ver el primer capitulo de la segunda temporada, vaya festin que me espera, ya se me hace agua la boca.

  5. Barbie

    Una falta de respeto que no hagan las reviews capitulo a capitulo. Ya es hora de que se le empiece a tener en cuenta a esta serie, la cual si no fuera por BrBa, habría obtenido bastantes emmys el año pasado (aún así Robbin Wright ganó el globo de oro). Asi que cuando BrBa deje de optar a premios, señoras y señores, House of Cards va a dar bastante guerra, sobre todo con la increible actuacion de Kevin Spacey que está inmenso. Ya son bastantes personas las que me han dicho que esta serie es la sucesora de BrBa, por algo será. Aunque ha sido una segunda temporada increible, este año lo tendrá dificil en los Emmys, con rivales tan fuertes como BrBa y True Detective. Aún asi gracias por hacer esta review.

  6. Caribe

    Yo tambien hubiese preferido mas reviews de esta serie.
    El año pasado creo que divieron la review en dos, por dos grrandes bloques de capitulos. Agradezco su trabajo, pero la serie me encanta, y me sabe a poco que en esta web que es una mis paginas de referencia no se le dediquen mas post.
    Tiene mucha miga, asi q estaria bien verla mas desmenuzada, y poder comentarla un poco mas detenidamente.
    Se ve, se siente Frank Underwood PRESIDENTE.
    Francis says to camera. “Democracy is so overrated.”.

    Y aunque es una serie ficticia, un universo paralelo, todo hipotetico, uff, hay muchas cosillas, matices, que dan escalofrios de lo proximo que puede resultar a la realidad.

    Me intriga el hilo conductor de la proxima temporada. Mucho.

  7. LordGriff

    Gran review y buen resumen de la temporada. Me he visto las dos tandas de esta serie en Semana Santa, y la verdad es que no me arrepiento. Impresionante serie: guión, fotografía, actores y un sin fin de elementos que hacen de ella una de las imprescindibles. A mí Frank Underwood (Kevin Spacey) me gana desde el minuto uno, y su mujer (Robin Wright), más en la segunda temporada que en la primera, también lo hace. Yo también pienso que no se le da a esta serie el bombo que merece, pero si tiene un par de temporadas más, preveo que el hype alcance niveles estilo fenómeno Breaking Bad (en sus primeras temporadas la veíamos yo, tu abuela, y pocos más). Espero que para la tercera temporada hagáis reviews por capítulo, o, si no, por bloques. ¡Un saludo a todos!

  8. Tyrion

    Tal vez le daré una oportunidad.
    Una pregunta aparte, alguno sabe que paso con las reviews de Revenge? Es que he estado viendo esa serie y me fije que sólo hay reviews hasta el final de la 1 temporada. Y eso que parecía entusiasmada la que escribía…
    Recomeendo la serie, la mejor que he visto en ese estilo.

  9. dubeda

    Ya que las dos primeras temporadas no tienen review capitulo a capitulo, para la tercera lo podriais hacer.

  10. kanker

    Estaría bien que para la 3ª repartierais las reviews por capítulos, o al menos cada 2 de ellos, porque si no es imposible resumir una serie tan compleja en una sola.

    La review está bien, pero no mencionas ni el encarcelamiento de Lucas, ni las tramas de Rachel y Gavin que resultan claves para Doug y que de cara a la 3ª temporada pueden ser muy importantes

  11. fezz6969

    Muchsa gracias por la review! como dicen muchos por aquí, me parecen escasitas y estaría encantado de que las hubiera capítulo a capçítulos, sino de dos o en dos o, aunque sea, de mitad de temporada en mitad de temporada.

    ¿No os parece que aunque en la segunda temporada, pese a que ha perdido en realismo (un VP tan asesino? un presidente de los EEUU tan primo? siempre le sale todo a pedir de boca?) ha ganado en ritmo y diversión?

  12. Clau

    yo también espero que la tercera temporada tenga reviews capitulo a capitulo. House of Cards lo merece.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »